No es cierto que Fauci supiera desde 2005 que la hidroxicloroquina cura el coronavirus

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones compartidas cientos de veces en redes sociales desde mayo pasado aseguran que el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, sabe desde hace 15 años que  la hidroxicloroquina es un tratamiento efectivo contra los coronavirus, y citan para demostrarlo un artículo académico de 2005. Esto es falso. El estudio en el que se basan las publicaciones se realizó con cloroquina y en laboratorio, no en humanos. Además, se publicó en una revista que no tiene que ver con Fauci ni con el instituto de salud que encabeza desde 1984. 

EL DR. FAUCI APROBÓ LA HIDROXICLOROQUINA HACE 15 AÑOS PARA CURAR LOS CORONAVIRUS”, lleva como título una publicación en Facebook en la que se explica cómo el actual consejero para la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos, Anthony Fauci, supuestamente conocía de la efectividad de la cloroquina y la hidroxicloroquina como tratamientos contra los coronavirus y lo habría ocultado desde entonces.

El texto justifica: “The Virology Journal, la publicación oficial de los Institutos Nacionales de Salud del Dr. Fauci, publicó lo que ahora es un artículo de éxito el 22 de agosto de 2005, bajo el encabezado: prepárese para esto: La cloroquina es un potente inhibidor de la infección y propagación del coronavirus por el SARS”.

Esto significa, por supuesto, que el Dr. Fauci ha sabido durante 15 años que la cloroquina y su derivado hidroxicloroquina (HCQ) aún más leve no solo trataría un caso actual de coronavirus (’terapéutico’) sino que evitaría casos futuros (’profiláctico’). Entonces HCQ funciona como una cura y una ’vacuna’. En otras palabras, es una droga maravillosa para el coronavirus”, dice la publicación.

Captura de pantalla realizada el 7 de agosto de 2020 a una publicación en Facebook

Anthony Fauci ha sido director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos desde 1984.

La cloroquina (CQ) es un fármaco contra la malaria y la amebiasis, mientras que su similar hidroxicloroquina (HCQ) es una sustancia o metabolito menos tóxica de la cloroquina, la cual se usa para tratar enfermedades reumáticas, entre otros síndromes, según este estudio de 2020. 

La misma publicación y otras similares en Facebook (1, 2, 3) hacen referencia a la hidroxicloroquina y, en algunos casos, también a la cloroquina. También mencionan otros estudios sobre los efectos positivos de estos dos fármacos contra el COVID-19, realizados por los investigadores Didier Raoult y Vladimir Zelenko, así como sobre el uso del dióxido de cloro y la luz ultravioleta. AFP Factual ya verificó algunas de estas afirmaciones anteriormente (1, 2, 3).

La desinformación sobre Fauci también ha circulado en Twitter, así como en inglés y portugués

El estudio 

El estudio de 2005 citado por las publicaciones compartidas en redes sociales lleva como título: “La cloroquina es un potente inhibidor de la infección y propagación del coronavirus SARS”. Se publicó después del brote en 2003 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), una enfermedad infecciosa causada por un coronavirus, conocido como SARS-CoV.

El documento afirma: “La cloroquina es eficaz para prevenir la propagación del SARS-CoV en cultivos celulares. Se observó una inhibición favorable de la propagación del virus cuando las células se trataron con cloroquina antes o después de la infección por SARS-CoV. Además el ensayo de inmunofluorescencia indirecta descrito en este documento representa un método simple y rápido para la detección de compuestos antivirales del SARS-CoV”.

El estudio agrega que todos los experimentos se llevaron a cabo “extracelularmente”, en un ambiente controlado fuera de un organismo vivo, y no en humanos u otros animales.

El equipo de verificación de la AFP contactó a Eric Bergeron, científico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y coautor del artículo citado de 2005, quien dijo sobre las afirmaciones que circulan en redes sociales: “Esto es totalmente absurdo”. 

“Este artículo solo muestra que la cloroquina funciona en experimentos de cultivo celular. Estudios posteriores en ratones sugirieron que la cloroquina no era efectiva contra el SARS-CoV”, explicó a través de un correo electrónico el 5 de agosto pasado.

“Nuestros resultados publicados sugieren que la cloroquina debería considerarse en los ensayos en humanos, pero los ensayos demostraron que es ineficaz contra el SARS-CoV-2 (causante del COVID-19). Esto es muy común, muchos fármacos muestran eficacia en cultivo celular pero ningún beneficio clínico. Esto es a lo que debería prestar atención la gente: ningún beneficio clínico. Nosotros tratamos cultivos celulares, no humanos”, concluyó.

Sin relación con Fauci

El artículo de 2005 se publicó en Virology Journal, una revista descrita en su sitio web como “de acceso abierto y revisada por pares que abarca artículos sobre todos los aspectos de la virología, incluida la investigación sobre los virus de animales, plantas y microbios”.

La revista pertenece a la editorial científica con fines de lucro BioMed Central Company, que forma parte de la editorial académica británico-alemana Springer Nature. Estas no están asociadas con el Dr. Anthony Fauci ni con los NIH, como se indica en las publicaciones.

Un portavoz del NIAID dijo a la AFP en un correo electrónico del 5 de agosto: “El Dr. Fauci ha declarado anteriormente que no hay suficientes pruebas de ensayos aleatorios controlados con placebo que indiquen que la hidroxicloroquina es un tratamiento eficaz para el COVID-19. El artículo de 2005 al que se refiere fue un experimento de cultivo celular con un virus diferente al SARS-CoV-2, y el estudio fue realizado por investigadores de los CDC. Virology Journal es una publicación de BMC, parte de Springer-Nature".

Anthony Fauci se ha convertido en un objetivo de desinformación en redes a medida que el nuevo coronavirus ha ido propagándose a nivel mundial. La AFP ha verificado varios ejemplos de esto en inglés y español.

Hidroxicloroquina y COVID-19

A raíz de la pandemia del COVID-19, el debate sobre la eficacia de la hidroxicloroquina ha adquirido un tinte político. Líderes como los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Brasil, Jair Bolsonaro, han expresado un fuerte apoyo a esta sustancia como tratamiento para el nuevo coronavirus.

Al 10 de agosto de 2020, la OMS afirma en su sitio web que “aunque están en marcha varios ensayos de medicamentos, hasta el momento no se ha demostrado que la hidroxicloroquina ni ningún otro fármaco puedan curar o prevenir la COVID-19”. Y añade: “el uso indebido de la hidroxicloroquina puede provocar graves efectos secundarios y problemas de salud e incluso causar la muerte”.

Además, el 15 de junio, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) revocó la autorización de uso de emergencia en ese país para usar hidroxicloroquina y cloroquina para tratar el COVID-19. “Tomamos esta decisión basándonos en resultados recientes de un gran ensayo clínico aleatorizado en pacientes hospitalizados que encontró que estos medicamentos no mostraron ningún beneficio para disminuir la probabilidad de muerte o acelerar la recuperación”, afirmó la FDA .

En conclusión, el estudio de 2005 sobre los efectos de la cloroquina en el SARS-CoV fue realizado en una prueba de laboratorio, no en pacientes, y la revista donde fue publicado no tiene relación con Anthony Fauci, ni con el instituto que encabeza. Además, no está demostrado que la cloroquina o la hidroxicloroquina ayuden a curar o a prevenir el COVID-19

Traducción y adaptación
AFP México
CORONAVIRUS