Un trabajador sanitario prepara una dosis de la vacuna contra el covid-19 en una residencia de ancianos de Liubliana, el 27 de diciembre de 2020 ( AFP / Jure Makovec)

Es falso que una enfermera eslovena haya revelado un código secreto de las vacunas contra el covid-19

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

“Escándalo en Eslovenia, hoy toda Eslovenia habla de vacunación”, dice un texto compartido cientos de veces en redes sociales desde el 23 de noviembre de 2021. Algunas entradas incluyen el vídeo de una mujer hablando en esloveno. Los usuarios aseguran que una jefa de enfermería, tras dimitir, mostró viales de vacunas con un código que probaría que la dosis es, sea la vacuna, sea un placebo, sea “una varilla de ARN que contiene el gen onc”. Este supuesto gen, según las versiones que circulan, hace que quienes reciban una dosis con ese código sufran un cáncer. Pero la historia es falsa. La mujer que aparece en el vídeo no fue jefa de enfermería en Eslovenia y el código del que habla es información técnica del Certificado covid-19 europeo.

“La jefa de enfermería del Centro Médico Universitario” de Liubliana dimitió y mostró en público viales de las vacunas, con códigos. Según el mensaje, compartido con el vídeo, solo en texto o como captura de pantalla, “el número 1 es placebo, solución salina. El número 2 es una botella clásica de ARN. El número 3 es una varilla de ARN que contiene el gen onc, vinculado al adenovirus que contribuye al desarrollo del cáncer”, por lo que quien recibiera estas últimas dosis, “dentro de los 2 años tendrán cáncer de tejidos blandos”.

El mensaje también circuló en portugués, húngaro, inglés, serbio, croata, alemán y checo. Según algunas versiones en estos idiomas, la mujer se llama Vera Kanalec, pero esta información no aparece en los mensajes en español.

En el vídeo viral, la mujer se identifica como Vera Kanalec y, según el equipo serbio de verificación de la AFP, lanza afirmaciones infundadas contra las vacunas anticovid. Pero la mujer no dice ser jefa de enfermería del Centro Médico Universitario ni que hubiera sido “testigo” de la vacunación de “todos los políticos y magnates”.

Según la traducción de la secuencia, que dura unos 20 minutos, Kanalec lee una definición del coronavirus de un manual universitario de los años 1960 y luego habla de las vacunas. La mujer cita un estudio para decir que una parte de las vacunas que se administran son en realidad un placebo y que los viales llevan un código. Después, habla de efectos colaterales de la vacuna y de los fallecidos por coronavirus.

Kanalec se presenta en este otro vídeo diciendo que lleva jubilada nueve años.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 3 de diciembre de 2021

Desmiente el hospital esloveno

La actual jefa de enfermería del Centro Médico Universitario de Liubliana es Zdenka Mrak. Un portavoz del hospital negó que Kanalec hubiera trabajado allí: “Negamos esta historia y todas sus interpretaciones. La mujer del vídeo al que usted se refiere NO ES jefa de enfermería del UKCL [siglas del centro en esloveno]. La mujer del vídeo NO ES empleada del UKCL y, según nuestros registros, nunca lo ha sido”. “Tanto el UKCL como su directiva (incluyendo la jefa de enfermería, Zdenka Mrak) apoyan firmemente la vacunación como el modo más eficaz para evitar un mayor contagio de la enfermedad del covid-19”, escribió en un correo electrónico el portavoz del centro a la AFP el 30 de noviembre de 2021.

Tanto la policía eslovena como este periódico del país respaldaron la versión del hospital.

Según el Instituto de Salud Pública, al 2 de diciembre de 2021 habían recibido la pauta completa de vacunación el 54,7% de los habitantes de Eslovenia.

El código numérico es información técnica

La mujer en el vídeo viral habla de un “estudio de investigación”, sin especificar más. Dice que los ciudadanos “han recibido ese certificado [covid] con una pegatina donde están los números 1, 2 y 3. En los que han recibido un vial de placebo, recordadlo, está el número 1. No hay 2 o 3”. No muestra en la secuencia los viales de la vacuna, como dicen las publicaciones en español.

La AFP trató de contactar con Kanalec para aclarar sus palabras pero no obtuvo respuesta a fecha de publicación de este artículo.

La Unión Europea (UE) estableció un Certificado COVID Digital, que es al que se refiere Vera Kanalec en el vídeo, donde estarían los códigos con 1, 2 o 3.

Sin embargo, según las directrices europeas sobre estos certificados de vacunación, los números se refieren a la versión del "certificado único de vacunación/identificador de inserción” (UVCI) y generan así un código final para cada persona.

La AFP analizó los certificados europeos de ciudadanos de distintos países. Sus pases sanitarios seguían el mismo modelo y tenían el número “01” inicial. El número es el mismo para la primera, segunda e incluso tercera dosis de la vacuna, mientras que los números y letras que siguen son diferentes para cada persona. Es información técnica del documento individual, sin relación con la vacunación.

Combinación de dos capturas de pantalla, realizada el 3 de diciembre de 2021, de Certificados COVID Digital de la UE de sendos empleados de la AFP. Las partes borrosas y los recuadros rojos han sido añadidos por la AFP.

La guía europea del certificado explica: “El Certificado Único de Vacunación/identificador de afirmación (UVCI) seguirá una estructura común que permitirá la interpretación humana o mecánica en todos los Estados miembros y está diseñado para Internet”. El código va seguido de las letras del prefijo del país, como HU para Hungría o ES para España.

Gen relacionado con el cáncer y vacunas

Siguiendo el razonamiento de las entradas virales, los viales con el número 3 serían “una varilla de ARN que contiene el gen onc, vinculado al adenovirus que contribuye al desarrollo del cáncer”. El gen onc puede referirse a un oncogén, aquel que ha tenido una mutación y “puede hacer crecer las células cancerosas”, según la definición del Instituto Nacional del Cáncer estadounidense. Los cambios de genes a oncogenes pueden ser heredados o resultado de la exposición a sustancias del ambiente que causan cáncer.

Pero esto no es lo que dice Vera Kanalec en el vídeo verificado.

Kanalec afirma que C45 se refiere a “C4591001”, lo que remite, según ella, a “un diagnóstico de cáncer de tejidos blandos, Todos los diagnósticos de C45 a C49 significan cáncer de tejidos blandos que aparecerán entre tres y diez años después de la vacunación”.

El equipo de verificación de la AFP realizó búsquedas en internet con el código C4591001 y buscó el vínculo entre C45 y cáncer:

Por un lado, con el código C4591001 aparece identificado este ensayo clínico de la vacuna Pfizer-Biontech.

Por otra parte, C45 era el código numérico para el mesotelioma en la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD10, CIE10 en español). A partir de 2022 se utilizará una nueva versión de esta clasificación, la CIE11, donde este tipo de cáncer tendrá otro código. El cambio estaba en el orden del día de la 72ª Asamblea Mundial de la Salud y aparece detallado en este informe de abril de 2019, cuando aún no habían sido detectados los primeros casos del coronavirus.

Meses antes de la aprobación de las primeras vacunas contra el coronavirus, ya surgieron teorías sobre posibles “ingredientes” sospechosos o secretos de éstas. Pero los componentes de las vacunas no son secretos: los de Pfizer, Moderna, AstraZeneca o Janssen, Sputnik o Sinopharm, por dar algunos ejemplos, han sido dados a conocer por las autoridades sanitarias, como ya explicó AFP Factual aquí o aquí.

Traducción y adaptación
COVID-19 VACUNAS