Gran Bretaña no reconoció más hospitalizaciones de vacunados, es una proyección científica

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

“El gobierno británico reconoce en un documento oficial que ‘el resurgimiento tanto de las hospitalizaciones como de las muertes está dominado por los que han recibido dos dosis de la vacuna’”: con esta afirmación titularon dos sitios web artículos compartidos más de 1.500 veces, también en formato captura de pantalla, desde el 1 de mayo pasado. El texto al que hacen referencia es en realidad una proyección sobre los escenarios que podrían darse en Reino Unido, no retrata la situación actual de la pandemia  de coronavirus.

El titular encabeza un artículo publicado por el medio digital español El Diestro, compartido casi 1.400 veces, según la herramienta CrowdTangle, y difundido también como captura de pantalla. El texto fue retomado por otra página, mientras que entradas en Facebook difundieron un fragmento de uno de sus párrafos.

La afirmación sobre el informe británico también circuló en Twitter y fue publicada y compartida asimismo en francés.

Captura de pantalla de una página, realizada el 17 de mayo de 2021
Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 17 de mayo de 2021

Tanto los artículos como algunas publicaciones en redes sociales incluyen un enlace a un informe en la sede digital del Ejecutivo británico. El reporte es real, pero no refleja la situación en Reino Unido en el momento de su conclusión, el 31 de marzo de 2021, sino que es uno de los escenarios que podrían darse en el país ante una nueva ola de contagios de coronavirus. Fue proyectado por la Universidad de Warwick y se incluyó en una síntesis dirigida a los científicos que asesoran al Gobierno para frenar la pandemia del coronavirus.

El título del informe en español es “Resumen de otros modelos de flexibilización de restricciones - hoja de ruta paso 2”.

El Reino Unido ha salido de la segunda ola de coronavirus, como puede verse en este gráfico del Gobierno británico sobre las muertes diarias por el virus.

A finales de febrero pasado, el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció un desconfinamiento por etapas para sus conciudadanos. Terrazas y comercios reabrieron el 12 de abril pasado y desde el 17 de mayo están autorizadas de nuevo las reuniones en casa, de máximo seis personas y las vacaciones en el extranjero. El Gobierno espera poder retirar la mayoría de las restricciones hacia el 21 de junio próximo.

El informe es una advertencia

La Universidad de Warwick, la London School of Hygiene and Tropical Medicine (LSHTM) y el Imperial College alertaron a comienzos de abril, en el informe mencionado, que esta hoja de ruta para la reducción de las restricciones podría llevar a una tercera ola de contagios, como explica en su página el Imperial College.

Investigadores de estos centros establecieron posibles escenarios para los próximos meses, retomados por una síntesis del SPI-M, grupo científico de proyecciones sobre la gripe pandémica, que asesora al Ejecutivo. El informe universitario fue publicado a principios de abril en la página del Gobierno.

El extracto viral aparece en el punto número 32 del informe, en la página 10: “El aumento tanto de hospitalizaciones como de muertes está dominado por aquellos que han recibido dos dosis de la vacuna, que suponen el 60% y 70% de la ola respectivamente. Esto puede atribuirse a los altos niveles de inyecciones de la vacuna en los grupos de edad de más riesgo, de modo que los fallos en la inmunización tienen más peso en las formas graves de la enfermedad que las personas no vacunadas. Esto se examina más adelante, en los párrafos 55 y 56”.

Sin embargo, el párrafo anterior del documento recuerda que se trata de una proyección de algo que podría ocurrir, no de la situación en ese momento: “Todos los escenarios de estos tres grupos llevan a una tercera ola diferente; hay una incertidumbre importante tanto en el tiempo como en la escala del pico [de contagios].

Aunque los artículos virales reproducen estos párrafos textualmente, no advierten de que se trata de una proyección e inducen al temor sobre los efectos de las vacunas al concluir con el siguiente párrafo: “¿Qué quieren que les digamos después de leer cosas como estas, que nosotros no nos vacunaríamos? Pues ciertamente así es, nosotros no nos vacunaríamos”.

Centro temporal de vacunación contra el coronavirus en Bolton, noroeste de Inglaterra, el 14 de mayo de 2021 (Oli Scarff / AFP)

El significado del párrafo viral

El párrafo del que alertaron publicaciones y usuarios habla de que “el 60 y el 70%” de hospitalizados y fallecidos habían recibido las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus. Estas cifras son de la proyección de los investigadores de la Universidad de Warwick, como explica el propio informe.

En el párrafo 56, los autores explican: “La mayoría de los fallecimientos y las admisiones en caso de un resurgimiento postdesconfinamiento son de aquellos que han recibido las dos dosis de la vacuna, incluso sin que baje la protección de la vacuna o aunque aparezca una variante que no responda a las vacunas”.

La razón de estos cálculos es estadística. Los investigadores parten del principio de que, entre los ciudadanos a partir de los 50 años de edad, la población de más riesgo frente al covid-19, el 95% habrían sido vacunados con las dos dosis para cuando se produjese el posible aumento de hospitalizaciones en el verano boreal. Considerando que las vacunas tienen una eficacia media del 90%, de los vacunados mayores de 50 años (ese 95%) estaría en riesgo un 9,5%. Ese porcentaje no estaría “protegido contra la muerte” pese a la doble vacuna y de ahí saldrían las hospitalizaciones.

El 5% de la población en la misma franja de edad que aún no estuviese vacunado estaría expuesto al mismo riesgo de hospitalización o muerte por el coronavirus.

El resumen insiste en que “esto no es resultado de la ineficacia de las vacunas, sino del alto nivel de vacunados” entre la población de más riesgo.

Las proyecciones de las tres universidades avanza en su punto 31 varias explicaciones a la potencial tercera ola pese a la exitosa campaña de vacunación británica, donde a fecha de publicación de este artículo habían recibido las dos dosis más de 20 millones de personas. Según el texto científico: “El aumento [de casos] es resultado de que algunas personas (la mayoría niños) no pueden ser vacunados, otras eligen no recibir la vacuna, y otras han sido vacunados pero no protegidas perfectamente (incluyendo a aquellas que han recibido solo una dosis, en lugar de dos)”.

Pese a todo, los escenarios propuestos por las tres universidades dependen de factores difíciles de anticipar, como la tasa de contagios en cada nueva etapa de desconfinamiento o la velocidad de la campaña de vacunación, como explica el propio informe en su primera página. También habría que tener en cuenta una reducción de la inmunidad o la aparición de nuevas variantes resistentes a las vacunas. Los autores del resumen recuerdan: “El mantenimiento de las medidas básicas para reducir la transmisión una vez se retiren las restricciones tendrá el efecto casi seguro de salvar numerosas vidas y minimizar la amenaza para la capacidad hospitalaria”.

Traducción y adaptación
COVID-19 Vacunas