En junio de 2021, en Australia no había más muertos por la vacuna que por el covid-19

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Usuarios en redes sociales compartieron decenas de veces desde el 29 de junio la captura de pantalla de un artículo que afirmaba que en Australia mueren más personas “por las vacunas que por el coronavirus”, pero esto es falso. Desde el inicio de la pandemia y hasta final de junio de 2021, en Australia han muerto 910 personas por el virus. De los 318 fallecidos tras haber recibido la vacuna, dos podrían deberse a efectos secundarios graves por la vacuna de AstraZeneca, y cada uno de los fallecimientos se investiga individualmente.

“Mueren más australianos por las vacunas que por el coronavirus”, se lee en las publicaciones, que comparten una captura de pantalla de este sitio web. El artículo fue compartido más de 400 veces en redes sociales, pero, pese a lo que dice el titular, el texto explica después que la cifra de óbitos por la nueva enfermedad se refiere al año 2021, no a desde que comenzó la pandemia. Los usuarios, sin embargo, solo publicaron el titular. El artículo tampoco explica que las muertes mencionadas de personas vacunadas aún estaban en investigación.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 2 de julio de 2021

A finales de junio de 2021, Australia registraba más de 30.000 contagios y 910 muertes por covid-19 y enfrentaba una nueva ola de contagios por la variante Delta, de muy elevada transmisión, a pesar de que hasta entonces había logrado eliminar casi al completo la transmisión local del virus. 

En los seis primeros meses del año, el país registró un único óbito como consecuencia del covid-19, según el balance de la AFP, basado en fuentes oficiales. Según ABC News y la agencia EFE, se trataba de un hombre de 80 años que murió en Queensland tras volver de un viaje al extranjero.

Casos en investigación

El artículo del que surgen las capturas de pantalla malinterpreta además un informe semanal publicado por la autoridad australiana del medicamento, la Therapeutic Goods Administration (TGA).

Según el documento, la TGA registró 318 fallecimientos de personas recientemente vacunadas contra el coronavirus desde que comenzó la campaña de inmunización. El organismo investiga individualmente cada muerte para establecer si pudo tener relación con la vacuna.

"Puede ser que algunas personas sufran nuevas enfermedades o mueran por una preexistente poco después de ser vacunadas, especialmente si son ancianas”, explica la TGA.

Un portavoz de esta agencia expresó a AFP Factual su “preocupación” por “la publicación de información sobre las muertes por ‘vacunas del covid-19’ con el supuesto respaldo” del organismo.

Un ciclista en la ciudad australiana de Perth el 29 de junio de 2021 (Trevor Collens / AFP)

Según la agencia australiana del medicamento, de las 318 muertes entre los vacunados, dos “parecen” estar vinculadas a la vacuna de AstraZeneca. Los fallecimientos son de dos mujeres de 52 y 48 años que desarrollaron unos extraños coágulos sanguíneos tras recibir la inyección.

A raíz de las dos muertes, el Gobierno australiano restringió la vacuna de AstraZeneca a los mayores de 60 años, tras una anterior medida que prohibía estas dosis para los menores de 50.

Según la TGA, hasta el 20 de junio de 2021 se habían registrado 31.641 casos de efectos secundarios adversos entre los vacunados. La mayoría eran casos leves, con “dolor de cabeza, dolor muscular y articular, escalofríos y dolor en el lugar de la inyección”. El portavoz de la agencia dijo a la AFP que estos efectos secundarios suman alrededor del 75% de todos los registrados por el organismo. 

Traducción y adaptación
COVID-19 VACUNAS