El informe de “militares franceses” es falso, así como varias de sus afirmaciones sobre covid-19

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Varios artículos compartidos miles de veces en internet desde principios de septiembre afirman que un informe de militares reservistas franceses asegura que el covid-19 es una “guerra contra la población mundial”. El informe es falso, según confirmó a la AFP el presidente de la federación nacional de reservistas de Francia. Además, el documento contiene numerosas informaciones erróneas.

“Militares franceses afirman que el Covid-19 es una guerra total contra la población mundial para esclavizarla, controlarla, esterilizarla y reducirla”, dice el titular de un artículo del 7 de septiembre pasado. Desde el día 3, otros artículos (1, 2, 3) con el mismo título o similares han circulado más de 4.000 veces en Facebook, según la herramienta CrowdTangle.

Captura de pantalla de una publicación en internet, hecha el 8 de septiembre de 2020

Los textos mencionan un artículo en francés del 7 de agosto de la página Profession- Gendarme que dice: “Responsables reservistas en Francia han investigado durante 50 días para clarificar las problemáticas vinculadas a la ‘pandemia’ de 2020. La difusión del artículo ha sido prohibida hasta el momento”.

Para dar veracidad al artículo, este incorporó un logo azul del Anorgend, la principal asociación de reservistas de la gendarmería, el cuerpo de policía militarizada de Francia. Como explica el propio artículo en una versión posterior, el logo fue retirado después de que la AFP verificase que la asociación no tenía ningún vínculo con el texto.

Un enlace en el artículo redirige a un documento PDF de 156 páginas, que dice “proponer un protocolo de prevención e informar sobre las vías terapéuticas impuestas” ante el covid-19, al mismo tiempo que “revela grandes incoherencias con la versión oficial” de las autoridades francesas.

La nota no ha tenido una gran difusión en Francia, pero ha sido compartida en inglés y en los mencionados sitios en español. 

Un documento falso

Renaud Ramillon-Deffarges, presidente de la federación nacional de reservistas de la Gendarmería (Anorgend), aseguró a la AFP que se trata de una “noticia falsa”.

“Nunca nos han pedido participar de este proceso ni aprobarlo y además no entra dentro de nuestra función de reservista hacer este tipo de informes”, explicó.

Cerca de 1.200 reservistas de la gendarmería están comprometidos "todos los días" en el territorio francés para garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias relacionadas con el covid-19, agregó Ramillon-Deffarges. Considera "indecente" que se atribuya a su asociación un informe que no redactó y que difunde "información falsa".

Sobre la presentación del informe, también señaló varias inconsistencias.

Primero, el informe “ha sido supuestamente escrito por un grupo de reservistas pero, en el PDF, no dice de qué rama del ejército”, apunta. Además, “si el ejército ha prohibido la difusión de un documento, se señala con un sello secreto de defensa”, el cual no aparece visualmente en el documento.

El presidente de la federación nacional de reservistas de la Gendarmería desconoce quién está detrás del sitio Profession-Gendarme.

Según la sección “¿Quiénes somos?” del blog, se trata de un exgendarme francés que pretende "ofrecer noticias relevantes y sin censura sobre la vida y la evolución de la Gendarmería".

“No tengo ninguna información adicional relacionada a este informe de un grupo de oficiales de reserva”, dijo a la AFP el 4 de septiembre Ronald Guillaumont, webmaster del sitio.

“Pienso que el reporte está escrito por personas con algún nivel de cultura pero no se trata precisamente de oficiales de reserva”, señaló.

Un informe con informaciones erróneas

El documento de 156 páginas trata de una gran variedad de temas, desde las características del virus hasta los síntomas de la enfermedad, pasando por las medidas a adoptar para protegerse.

Todos los elementos que aborda el texto no son falsos y muchos de ellos no son verificables. Sin embargo, contiene numerosas afirmaciones que ya han sido objeto de investigación por parte de los equipos de verificación de la AFP.

En la segunda página, el informe asegura que covid-19 significa “Certificate of Vaccination IDentity” y que “1=a y 9=i” hace referencia a “AI=Inteligencia Artificial”.

Captura de pantalla del informe, hecha el 4 de septiembre de 2020

Es falso. El 11 de febrero de 2020, el Comité Internacional de Taxonomía del Virus, un órgano encargado de la clasificación de los virus, asignó el nombre “SARS-CoV-2” al virus que provoca la enfermedad.

“Se eligió este nombre porque el virus está genéticamente relacionado con el coronavirus responsable del brote de SARS de 2003, aunque se trata de dos virus diferentes”, explica, por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su web.

El mismo día, la OMS anunció el nombre oficial de la enfermedad causada por el SARS-CoV-2 (denominada de forma provisional “2019-nCoV” para “nuevo coronavirus 2019”).

El Instituto Pasteur de Francia explica que covid-19 refiere a “COronaVIrus Disease”. El número 19 señala el año de aparición de la enfermedad, 2019.

Origen del virus

Más adelante, en la página 9, el informe señala que el SARS-CoV-2 “tendría su origen en el laboratorio P4 de alta seguridad, fruto de la cooperación médica chino-francesa en Wuhan”. “Sería el resultado de una investigación y habría sufrido modificaciones de ARN del virus VIH”, añade el texto.

Es falso. “El coronavirus no ha sido creado en un laboratorio (...) Podemos rastrear el origen de un virus y sabemos, por ejemplo, en el caso de este coronavirus, que proviene de un virus que está presente de forma natural en ciertos animales”, explicó el profesor Olivier Schwartz, del Instituto Pasteur, en declaraciones a la radio France Culture.

“No tiene sentido. Son elementos muy pequeños que se encuentran en otros virus de la misma familia, de otros coronavirus en la naturaleza”, dijo en abril a la AFP el virólogo Etienne Simon-Lorière del Instituto Pasteur de París.

El 19 de febrero, una tribuna publicada en la revista científica The Lancet y suscrita por 28 científicos de diferentes países, condenó “las teorías conspiratorias que sugieren que el covid-19 no tiene un origen natural”, explicando que los numerosos análisis de los genomas del virus concluyen que tiene un “origen natural”.

Causa de la muerte

Sobre los casos graves vinculados al covid-19, el informe afirma: “Parecería que el problema sería cardiovascular y no respiratorio. Es la microtrombosis venosa y no la neumonía la que está en el origen de deceso”.

Esto no tiene fundamento, como ya publicó anteriormente AFP Factual. En la actualidad, lo único que se conoce es que estas dos patologías se han detectado a veces en pacientes con covid-19, pero no hay nada probado formalmente.

El profesor Montagnier y el VIH

El informe menciona “la advertencia del profesor Montagnier, Premio Nobel de Medicina 2008” para afirmar que se han encontrado “secuencias de VIH” en el Sars-CoV-2.

Luc Montagnier, de 88 años, dirigió de 1972 al 2000 la unidad de oncología viral del Instituto Pasteur. “En 2008, sus trabajos sobre el descubrimiento del virus del sida en 1983, le valieron el Premio Nobel de Medicina, que compartió con la profesora Françoise Barré-Sinoussi”, explica el Instituto Pasteur en su web.

Sin embargo, Montagnier también ha sido desacreditado por la comunidad científica por defender teorías como la emisión de ondas electromagnéticas por el ADN, o por defender la papaya como remedio para determinadas enfermedades gracias a sus propiedades antioxidantes.

Como se explica en este artículo de la AFP, la teoría de las secuencias de VIH dentro del SARS-CoV-2 surge de un texto hecho público en la plataforma de pre-publicaciones BioRxiv, donde los científicos pueden archivar sus trabajos previo a una relectura y validación por parte de sus colegas, es decir, antes de que oficialmente se publiquen en una revista.

El artículo, que menciona similitudes entre el virus del sida, el VIH, y el SARS-CoV-2, ha sido objeto de fuertes críticas por parte de la comunidad científica, al punto de que ha sido despublicado por sus autores.

Este otro artículo científico, publicado en febrero de 2020 en la revista Emerging Microbes & Infections, explica que el VIH no está en el origen del genoma del SARS-CoV-2, algo que la ONG Science Feedback, especializada en la lucha contra la desinformación científica, también verificó.

Prevotella

“El virus no mataría directamente, pero sí lo haría a través de una bacteria intestinal infecciosa, la Prevotella”, apunta el informe.

La afirmación es falsa, según numerosos expertos consultados por la AFP.

“Existen virus que infectan bacterias, los bacteriófagos, los cuales inyectan su material genético”, asegura Rémy Burcelin, investigador del Inserm y especialista en microbiota intestinal, es decir, todos los micro-organismos (virus, bacterias, amebas, etc) que habitan allí.

Sin embargo, el SARS-CoV-2 no funciona así: “Es como si usara un abrebotellas para abrir el motor de mi coche, no es la herramienta adecuada”, continúa el investigador, que trabaja precisamente en determinar los vínculos entre la microbiota intestinal y el SARS-CoV-2.

Remedios de todo tipo

El reporte también menciona la arcilla verde y una serie de medicinas alternativas (aromaterapia, homeopatía, aceites esenciales) “que se pueden proponer contra el Covid-19”.

Esto es falso. En su web, la OMS precisa que, a día de hoy, “no existe ningún medicamento específico que se recomiende para la prevención o tratar la infección por nuevo coronavirus”.

Vacuna, microchip y 5G

Finalmente, el informe considera que la pandemia permitirá imponer a escala mundial (…) una vacuna compuesta por nanochips y un chip electrónico subcutáneo”.

Es falso. Esta es una teoría de la conspiración popular que, a menudo, acusa al multimillonario Bill Gates de estar en el origen de este proyecto, algo que ya investigó previamente AFP Factual.

“Las muertes causadas por covid-19 pueden haber sido propiciadas por ensayos de 5G aumentando la patogenicidad del virus”, apuntan al final los autores del informe.

Es falso. La OMS niega que las redes o antenas 5G de telefonía móvil puedan facilitar la propagación del virus.

“Los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil. La Covid-19 se está propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G”, dice la organización.

El doctor Luis A. Pérez Romasanta, jefe de Oncología Radioterápica en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, añadió, en declaraciones a AFP Factual en mayo: “No se ha observado en los seres vivos expuestos a ondas 5G ninguna alteración respiratoria ni del metabolismo energético a nivel celular. Mucho menos las alteraciones respiratorias dramáticas propias de la neumonía por Sars-CoV-2”.

AFP Factual ya ha hecho otras verificaciones sobre por qué el covid-19 y la aplicación de la tecnología 5G no están relacionadas.

En conclusión, el informe sobre el nuevo coronavirus atribuido a reservistas de la Gendarmería francesa es un documento falso de origen desconocido, sin vinculación con expolicías militares retirados en Francia. Además de que muchas de sus afirmaciones no son verificables, se ha demostrado previamente que otras son falsas o carecen de fundamento.

François D'Astier
Traducción y adaptación
Rafael Martí
CORONAVIRUS