El director de Pfizer dijo que esperaría su turno para vacunarse y lleva inmunizado desde marzo

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una captura de pantalla compartida más de un centenar de veces en redes sociales desde diciembre de 2020 asegura que Albert Bourla, director ejecutivo de la farmacéutica Pfizer, “no quiso aplicarse su propia vacuna” contra el covid-19. El pantallazo muestra un titular del periódico argentino Clarín publicado ese mismo mes, pero omite que Bourla explicó que aguardaría el turno de su franja etaria para ser inmunizado. El directivo aseguró haber recibido la segunda dosis de su vacuna el 10 de marzo.

“A buen entendedpr pocas palabra !!!”, “Polémico”, escribieron algunos de los usuarios que difundieron la captura de pantalla en Facebook (1, 2), que en muchas ocasiones se difundió sin mostrar la fecha de publicación.  

Artículos en sitios en internet (1, 2) difundieron también en marzo de 2021 que “El CEO de Pfizer aún no se puso su propia VACUNA porque no está ‘trabajando en primera línea’”, una afirmación ya verificada por AFP Factual.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 12 de abril de 2021

La noticia, como indica el logotipo que aparece en la parte superior izquierda, efectivamente la publicó Clarín el 17 de diciembre de 2020.

El artículo expone la motivación de Bourla para no aplicarse en diciembre su propia vacuna: “Tengo 59 años, gozo de buena salud, no estoy en la primera línea por lo que para mi no se recomienda vacunarse ahora”, cita la nota de Clarín, señalando que esas declaraciones las hizo en una entrevista a la cadena estadounidense CNBC.

Una búsqueda en Google de dicha entrevista llevó a la versión completa, publicada el 14 de diciembre de 2020 en YouTube por CNBC.  

En la entrevista completa, en la que fue preguntado por las dudas que podía tener el público sobre el inmunizante, explicó que, según una encuesta realizada por Pfizer, más personas aceptarían la vacuna si vieran que, además de líderes mundiales, el director ejecutivo y el personal de la empresa la recibían. “Con eso en mente, estoy intentando encontrar la forma de ser vacunado, aunque no sea mi momento, solo para demostrar la confianza de la empresa (...) Pero ninguno de los ejecutivos o miembros de la junta se saltarán la fila, lo harán cuando les corresponda”, dijo. 

Las declaraciones de Bourla también se sacaron de contexto en publicaciones en inglés, ya verificadas por la AFP. 

En otra entrevista con el canal de televisión CNN, publicada también el 14 de diciembre, apenas tres días después de que las autoridades estadounidenses autorizaran la vacuna de Pfizer, Bourla insistió en que aún no se había vacunado y en que estaba siguiendo las recomendaciones de vacunación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que priorizan determinados grupos de riesgo.

Según los CDC, el suministro de vacunas contra el SARS-CoV-2 debe asignarse primero al personal médico y a los residentes de centros de atención a largo plazo, seguidos de los trabajadores esenciales de primera línea, como por ejemplo los bomberos y los policías y personas de 75 años o más. 

Las personas de 65 a 74 años serían las siguientes, junto con las personas de 16 a 64 años con afecciones médicas de riesgo y otros trabajadores esenciales. Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York, anunció que a partir del 23 de marzo “los neoyorquinos de 50 años en adelante serán elegibles para la vacuna contra el COVID-19”, localidad donde reside Bourla, según su perfil en Twitter.  

No obstante, ya el 10 de marzo de 2021, Bourla tuiteó una foto suya mientras estaba siendo vacunado. “Emocionado de recibir mi 2ª dosis de la vacuna Pfizer/BioNtECH. No existe nada que desee más que mis seres queridos y las personas de todo el mundo tengan la misma oportunidad. Aunque el viaje está lejos de terminar, trabajamos incansablemente para vencer al virus”, decía el tuit de Bourla en inglés. 

Durante la primera semana de marzo, algunos medios de comunicación se habían hecho eco de que el directivo ya contaba con la primera dosis; AFP Factual no halló ningún registro del momento en que le fue administrada.  

El directivo de Pfizer “no quiso aplicarse su propia vacuna”, porque aún no era su turno para inmunizarse como contó en la entrevista completa. Meses después, en marzo, Bourla publicó que ya había completado ambas dosis.

COVID-19 VACUNAS