Exceso de muertes en EEUU se relaciona con infecciones por covid-19, no con vacunas

Copyright AFP 2017-2023. Todos los derechos reservados.

Las autoridades sanitarias estadounidenses coinciden en que la vacunación contra el virus covid-19 salva vidas, pero usuarios en redes sociales afirman desde el 4 de diciembre de 2022 que los datos oficiales en Estados Unidos indican en realidad que las vacunas están causando un exceso de muertes. Esto es falso; no se ha demostrado tal relación y los expertos afirman que las elevadas cifras de mortalidad en 2022 se correlacionan estrechamente con el número de personas que fallecieron a raíz de infecciones por coronavirus.

“Informe secreto de los CDC revela que al menos 1,1 millones de estadounidenses han ‘muerto repentinamente’ desde el lanzamiento de la vacuna contra el COVID y otro informe del gobierno demuestra que las vacunas contra el COVID tienen la culpa”, asegura una publicación cuyas afirmaciones han sido reproducidas en Twitter (1, 2, 3) y Facebook (1, 2, 3) en más de 100 ocasiones.

Esta narrativa también se ha difundido en inglés a través de un artículo en una página web que ya ha sido desmentida por el equipo de verificación de la AFP en el pasado.

Captura de pantalla de un tuit hecha el 13 de diciembre de 2022

El artículo dice: "Los informes oficiales publicados en silencio por los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) confirman que más de 6 millones de estadounidenses han muerto desde que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos concedió la autorización de uso de emergencia a una vacuna Covid-19 en diciembre de 2020; siendo 2021 un año récord de muertes".

Lo que muestran los datos

Como supuesta evidencia, el sitio web cita datos publicados por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Pero el análisis es incorrecto, según Miguel Gorman, director de asuntos públicos y medios de comunicación de la OCDE.

"Las cifras muestran el número de muertes adicionales registradas por todas las causas -tanto súbitas como de otro tipo- en cada semana en comparación con la media prevista", declaró Gorman a la AFP el 7 de diciembre y señaló que las cifras proceden de los datos publicados por los CDC.

Agregó que "en 2022 (hasta la semana 38), hubo 352.000 muertes adicionales en Estados Unidos en comparación con el mismo período en 2015-19, y aproximadamente la mitad de ellas ocurrieron en las primeras 10 semanas del año".

Las semanas con mayor exceso de muertes suelen coincidir con las de mayor número de víctimas mortales de Covid-19, según muestran los datos de la OCDE.

Captura de pantalla del sitio web de la OCDE hecha el 13 de diciembre de 2022, que muestra datos sobre las semanas de 2022 con mayor exceso de muertes
Captura de pantalla del sitio web de la OCDE hecha el 13 de diciembre de 2022, que muestra datos sobre las semanas de 2022 con mayor número de muertes por Covid-19

 

 

"Este artículo se centra en el exceso de muertes en EE.UU. y salta a la conclusión de que se debieron a la vacuna sin ninguna discusión de que en realidad son consecuencia de la infección por covid-19", dijo a la AFP el 7 de diciembre Gene Olinger, profesor adjunto de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston y asesor científico jefe de la organización de investigación MRIGlobal.

Monica Gandhi, profesora de medicina de la Universidad de California-San Francisco y jefa asociada de la División de VIH, Enfermedades Infecciosas y Medicina Global del Hospital General de San Francisco, coincidió.

"Desgraciadamente, el exceso de muertes que observamos en Estados Unidos tras la introducción de la vacuna fue probablemente debido a una menor vacunación en Estados Unidos que en otros países", declaró el 6 de diciembre.

Gandhi señaló un artículo que mostraba que "el exceso de mortalidad en Estados Unidos tras la implantación de la vacuna se debió en gran medida a los estados con las tasas de vacunación más bajas (que también suelen tener las infraestructuras sanitarias menos desarrolladas)".

Por ejemplo, se registraron tasas de mortalidad más elevadas durante la oleada de la variante delta en Estados Unidos que en otros países, señaló Gandhi, "y las hospitalizaciones relacionadas con Covid-19 en los distintos estados durante la oleada Delta guardaron una relación inversa con la cobertura de vacunación".

Durante la oleada de la variante ómicron, los estados con mayores tasas de vacunación no registraron un exceso de mortalidad, señaló.

Causalidad no probada

Desde el inicio de la pandemia, se han publicado mensajes en internet que utilizan incorrectamente datos recopilados por organismos sanitarios para afirmar que las vacunas contra el covid-19 son responsables de la propagación de efectos adversos y muertes.

El Sistema de Registro de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés), una base de datos gestionada por los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), se cita a menudo junto a las afirmaciones engañosas.

Los CDC exigen a los prestadores sanitarios que notifiquen al VAERS cualquier muerte tras la vacunación con Covid-19, aunque no esté claro si la vacuna fue la causa. El sitio web de la agencia dice que estos informes "no significan necesariamente que una vacuna haya causado un problema de salud."

Según las autoridades sanitarias mundiales, la pandemia de coronavirus ha provocado hasta ahora 6,6 millones de muertes, más de un millón de ellas en Estados Unidos.

Mientras tanto, los CDC han confirmado que nueve muertes por trombosis con síndrome de trombocitopenia (STT) estaban relacionadas con la vacuna de Johnson & Johnson.

El sitio web de la agencia afirma que el STT se ha producido en aproximadamente cuatro casos por cada millón de dosis administradas, y que todas las muertes se debieron al "efecto adverso raro pero grave" que provoca coágulos sanguíneos y disminución de plaquetas.

AFP Factual ha abierto un canal de comunicación con sus lectores hispanohablantes en Estados Unidos. Si tienes una consulta sobre contenido sospechoso, puedes escribirnos a esta línea de WhatsApp.

COVID-19 VACUNAS