Estudio sobre covid-19 publicado en el Washington Post recalca importancia de dosis de refuerzo

Copyright AFP 2017-2023. Todos los derechos reservados.

Un análisis que revisa la mortalidad del covid-19 en personas vacunadas fue publicado en el Washington Post el 23 de noviembre de 2022. Usuarios en redes sociales han compartido parte de esos hallazgos, sin el contexto necesario, para poner en duda la importancia de la vacunación y las instrucciones de las autoridades. Como explicó la autora del artículo a la AFP, las publicaciones no mencionan que el hecho de que los vacunados representen la mayoría de muertes por covid-19 se debe, entre otros factores, al aumento de la proporción de la población que ya está inmunizada, ni la necesidad de seguir los esquemas de refuerzo.

Siguen cayendo dogmas sobre la pandemia. El Washington Post reconoce que la mayoría de los muertos por COVID-19 estaban vacunados”, señalan entradas que se han compartido decenas de veces desde el 25 de noviembre pasado en Facebook (1, 2, 3), Twitter e Instagram.

Captura de pantalla de una publicación de Facebook hecha el 30 de noviembre de 2022

El análisis en el que se basan las publicaciones, algunas de las cuales llevan enlaces a otros artículos, fue hecho para el periódico The Washington Post por Cynthia Cox, vicepresidenta de la Kaiser Family Foundation (KFF), una organización sin ánimo de lucro que se enfoca en temas de salud nacional en Estados Unidos.

Necesidad de vacunas de refuerzo

El 58% de las muertes por coronavirus en agosto fueron personas que estaban vacunadas o tenían dosis de refuerzo”, explica el texto del Washington Post titulado “Ya no es una pandemia de los no vacunados”.

El artículo, que cita el análisis de Cox y enlaza datos de la agencia del gobierno Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), explica que “a medida que aumentaron las tasas de vacunación y aparecieron nuevas variantes, aumentó la proporción de muertes de personas que fueron vacunadas”.

No obstante, el texto señala que algunas de las causas que explican este fenómeno es que “la eficacia de las vacunas disminuía con el tiempo” y destaca la necesidad de tener vacunas de refuerzo.

De hecho, Cox compartió el artículo del Washington Post en Twitter y lo acompañó con varias afirmaciones como que “las vacunas son altamente efectivas pero la protección disminuye” y que la gente debe ponerse dosis de recuerdo y llevar mascarilla.

La experta también comentó a la AFP por correo que sería “una tergiversación del análisis decir que es evidencia en contra de la vacunación”. “Este hallazgo en realidad subraya la importancia de mantenerse actualizado sobre los refuerzos”, sentenció.

Los CDC y otros investigadores han demostrado que la protección de las vacunas puede disminuir con el tiempo”, continuó Cox. Así lo recogió la agencia gubernamental en un estudio publicado el 16 de noviembre de 2022 que, como explicó la experta, recomienda mantenerse al día con vacunas de refuerzo, especialmente para la población de riesgo.

Aumento de la población vacunada

Cox señaló a la AFP que “hay varios factores en juego” que explican los resultados. Entre ellos mencionó que existe “un aumento en la proporción de la población que está vacunada”, lo que crea un fenómeno conocido como “falacia de tasa base”.

En el inicio de las vacunas, los expertos advirtieron que veríamos que las personas vacunadas representarían una proporción creciente de fallecimientos simplemente porque una mayor parte de la población estaba vacunada”, comentó Cox, que puso el ejemplo de que “si el 100% de las personas estuvieran vacunadas, entonces el 100% de las muertes serían entre las personas vacunadas”.

Esto sumado a que, según la experta, en promedio las personas vacunadas y con refuerzos son mayores y “tienen más probabilidades de tener condiciones de salud subyacentes que las ponen en riesgo de resultados graves de covid”.

Cuando los CDC ajustan la edad y el tamaño de la población, todavía vemos que las personas no vacunadas tienen un riesgo mucho mayor de muerte y otros resultados graves que las personas vacunadas y reforzadas”, comentó Cox a AFP Factual.

Sin embargo, la experta admitió que la falacia de la tasa base no parece explicar gran parte del aumento más reciente en la proporción de muertes entre las personas vacunadas. En septiembre de 2021, las personas vacunadas representaron solo el 23% de las muertes por coronavirus, mientras que en enero y febrero de 2022, aumentó hasta el 42%, según los datos de los CDC analizados por el Washington Post.

Cox dijo a la AFP que “eso se debe a que las tasas de vacunación se han estancado durante muchos meses”, lo que se une a la disminución de la eficacia de la vacuna con el tiempo.

Al mismo tiempo también existen cambios en los no vacunados, ya que muchos de ellos han tenido coronavirus al menos una vez. “Cientos de miles de personas no vacunadas han muerto innecesariamente a causa de la covid, pero las que sobrevivieron pueden haber obtenido cierta protección inmunitaria contra el virus que puede ayudar a protegerlas contra resultados graves cuando tengan infecciones posteriores”, analizó la experta.

Los no vacunados tienen más riesgo de morir

Cox insistió en que “los no vacunados tienen un riesgo mucho mayor de morir de covid-19 que las personas vacunadas”. Según los CDC, las personas de 12 años o más que recibieron una vacuna de refuerzo tienen un riesgo de muerte 15 veces menor que una persona no vacunada.

Es difícil decir lo que depara el futuro, pero el número de vacunas de refuerzo de omicron ha sido decepcionantemente lento, lo cual es preocupante”, añadió la experta.

AFP Factual ha abierto un canal de comunicación con sus lectores hispanohablantes en Estados Unidos. Si tienes una consulta sobre contenido sospechoso, puedes escribirnos a esta línea de WhatsApp.

1 de diciembre de 2022 Reformula primer párrafo.
COVID-19