Estudio sobre inmunidad natural fue distorsionado y las vacunas contra el covid-19 no provocan sida

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Entradas en redes sociales afirman que un “nuevo estudio” demuestra que la inmunidad por infección brinda una mejor protección contra el covid-19 que la vacunación y que las personas inoculadas están desarrollando sida. Pero el citado estudio es un informe preliminar que no ha sido revisado por pares y no debe tomarse como evidencia. La autora principal dijo a la AFP que la investigación fue "distorsionada" y que la vacuna sigue siendo la mejor protección contra la enfermedad. Además, no existe evidencia que relacione los inmunizantes con el sida, cuyo único origen es el virus del VIH.

“En un nuevo estudio importante, el Dr. Laith Abu-Raddad de Weill Cornell Medicine-Qatar y sus colegas revelaron que la inmunidad natural es un 97 % más eficaz contra la COVID-19 grave. Según el estudio reciente, la llamada inmunidad natural continúa ofreciendo una mayor protección contra enfermedades graves que la vacuna COVID-19”, afirma una de las publicaciones en Facebook difundidas decenas de veces desde el 13 de julio de 2022.

Otra entrada señala que un “estudio encuentra que la inmunidad natural al Covid-19 no disminuye ni siquiera en un 1%, pero los vacunados están desarrollando el síndrome de inmunodeficiencia adquirida”.

Afirmaciones similares circulan en Twitter (1, 2), así como en inglés, francés y portugués.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 25 de agosto de 2022

La mayoría de las publicaciones comparten un artículo publicado el 13 de julio de 2022 por el sitio Tierra Pura, un sitio que ha sido verificado por la AFP en otras ocasiones por difundir información falsa sobre vacunación contra el covid-19 (1, 2).

El texto asegura que “según investigaciones previas y datos reales”, la protección que otorga la inmunidad natural “es superior al nivel de protección de la vacuna contra el covid-19”.

“Distorsionado y malinterpretado”

El "nuevo estudio" al que se hace referencia en las publicaciones es una prepublicación o preprint de una investigación realizada en Catar, que analizó la duración de la protección contra el covid-19 que otorga el haber tenido esa enfermedad anteriormente.

El texto está disponible en medRxiv, un sitio especializado que publica preprints de ciencias de la salud y aclara que “son informes preliminares de trabajo que no han sido certificados por revisión por pares. No se debe confiar en ellos para guiar la práctica clínica o comportamiento relacionado con la salud y no debe informarse en los medios de comunicación como información establecida”.

La autora principal del estudio, Hiam Chemaitelly, profesora asistente en Weill Cornell Medical-Catar, dijo al equipo de verificación de la AFP que los hallazgos habían sido "distorsionados y mal interpretados".

La investigadora explicó que una infección natural de covid-19 puede tener graves consecuencias para la salud y que la vacunación es la protección más segura y eficaz contra el virus.

"Es irracional que alguien se exponga a la infección sin vacunarse y sin beneficiarse de la protección de la vacuna", dijo Chemaitelly.

Agregó que "la infección natural puede causar una enfermedad aguda grave e incluso la muerte, y podría seguir durante años con síntomas de covid prolongado".

Chemaitelly también desestimó las publicaciones en redes sociales que afirman que el estudio halló que las vacunas contra el covid-19 debilitan al sistema inmune y provocan sida, síndrome causado por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

“No investigamos esto en ninguno de nuestros estudios, pero no tengo conocimiento de ninguna evidencia publicada que haya concluido eso”, dijo.

Vacunas y sida

La doctora María Victoria Sánchez, investigadora del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas de IMBECU-CCT-CONICET, Argentina, dijo a AFP Factual en mayo de 2022 que “la respuesta inmune generada por la vacuna de covid-19 es específica para el SARS-CoV-2; de ninguna manera puede inducir una respuesta relacionada con el sida. Este solo se produce por el ingreso del VIH” al organismo.

En efecto, el sida es la fase más grave de la infección por el virus del VIH, que se transmite a través de las relaciones sexuales o al compartir agujas o jeringas. No hay otras causas que “generen” sida, dijo a la AFP en abril del mismo año Zandrea Ambrose, experta en VIH y profesora asociada de enfermedades infecciosas de la Universidad de Pittsburgh.

Una búsqueda de las palabras clave en inglés de las palabras “vacuna”, “covid” y “sida” en la base de datos PubMed de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos no arrojó registros de estudios que señalen una relación entre las vacunas contra el covid-19, u otras vacunas, con el sida.

El virólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts, en Estados Unidos, John Coffin, dijo a la AFP que ese tipo de afirmaciones son “una forma atroz de tratar de generar miedo intencionalmente basado en ciencia basura”.

Asimismo, el profesor de salud pública de la Facultad Miller de Medicina de la Universidad de Miami, Olveen Carrasquillo, señaló en que la evidencia científica no respalda la afirmación compartida en redes. "Creo que todo esto es parte de una campaña de desinformación que hemos visto durante la epidemia", apuntó.

AFP Factual ya ha verificado otros contenidos falsos que vinculan las vacunas contra el covid-19 con el sida (1, 2, 3).

Limitaciones del estudio

Aunque se han difundido estudios que indican que la inmunidad adquirida de forma natural brinda una protección más fuerte contra el covid-19 que la inmunidad inducida por vacunas, los investigadores dicen que sus estudios tienen varias limitaciones.

Un estudio israelí publicado en la revista Clinical Infectious Diseases en abril de 2022 concluyó que la inmunidad natural confería una mayor protección contra la variante Delta que dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech.

Sin embargo, los investigadores reconocieron que sus resultados no podían aplicarse a otras variantes ni a otras marcas de vacunas contra el covid.

Los investigadores también dijeron que su estudio puede subestimar las infecciones asintomáticas, ya que es posible que las personas sin síntomas no se hagan la prueba para detectar la enfermedad.

El mismo estudio realizado en Catar, publicado por The New England Journal of Medicine en julio de 2022, también reconoció que sus resultados pueden no ser aplicables a otros países con poblaciones de mayor edad.

Además, Chemaitelly, que también participó en este último estudio, dijo que tres dosis de la vacuna contra el covid-19 "pueden sustituir la protección de la inmunidad natural si la vacunación de refuerzo es reciente".

COVID-19 VACUNAS