El presidente, Iván Duque, (centro) y la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, participan en la ceremonia conmemorativa del Día de la Independencia de Colombia, el 22 de julio de 2022 ( AFP/ Raúl Arboleda)

Iván Duque sí podrá recibir una pensión para expresidentes de Colombia

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

El 7 de agosto de 2022, Iván Duque entregará la presidencia de Colombia a Gustavo Petro. Usuarios en redes sociales señalan que, debido a que el saliente mandatario no cumple con los requisitos de edad y tiempo de servicio al Estado, no recibirá la pensión vitalicia a la que tienen derecho los expresidentes en ese país. Pero expertos explicaron a la AFP que, a pesar de eso, Duque tiene derecho a una pensión “especial”, que equivale al mismo monto que la regular. 

“Iván Duque se quedó sin pensión vitalicia porque no cumple con las condiciones de ley”, dice un tuit compartido más de 1.200 veces en esa red social.

Entradas similares también circulan en Facebook, TikTok y sitios web (1, 2). 

Capturas de pantalla de dos tuits realizadas el 4 de agosto de 2022

Algunas de las entradas viralizadas señalan que la ley exige que el mandatario colombiano saliente tenga más de 50 años y haya trabajado para el Estado durante 20 años continuos o discontinuos para acceder a una pensión vitalicia, que equivale al 75% del salario de jefe de Estado. 

En 2022, el presidente de ese país percibe 38.271.113 pesos colombianos mensuales, unos 8.800 dólares a la tasa de cambio de comienzos de agosto. Entonces, el monto mensual de su jubilación con base a ese valor, correspondería a 28.703.334 pesos, unos 6.600 dólares. Sin embargo, por modificaciones legales realizadas en 1978, ese monto se equiparó al salario mensual de los miembros del Congreso. 

Las condiciones que deben cumplir los exjefes de Estado para recibir la “pensión vitalicia o pensión de vejez” aparecen en el artículo 2 de la Ley 48 de 1962 donde efectivamente se dice que tiene derecho a ese beneficio “si ha permanecido al servicio del Estado durante veinte (20) años continuos o discontinuos y si ha cumplido cincuenta (50) años de edad”. 

Duque no cumple el requisito de la edad mínima porque el 1 de agosto pasado cumplió 46 años. Según su currículum, publicado en el sitio web del Departamento Administrativo de la Función Pública, sí cumpliría la condición de trabajo en el servicio público. 

Sin embargo, Iván Jaramillo Jassir, profesor de la Facultad de Jurisprudencia e investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, en Bogotá, aclaró a AFP Factual que “Duque tiene derecho a una pensión especial mientras carece de los requisitos para la pensión [regular] de expresidente”. 

Jaramillo justificó que en el segundo inciso del artículo 2 de la Ley 48 de 1962 se aclara que cuando los mandatarios no cumplen con los requisitos para la pensión vitalicia pueden “gozar de una pensión de expresidente”. 

Posteriormente, la Ley 83 de 1968, en su artículo 2, estableció que el monto de la pensión especial de los expresidentes sería igual a “las asignaciones de los miembros del Congreso” colombiano, que es el mismo valor sean representantes a la Cámara o senadores. 

El servicio de prensa de la Cámara baja del Congreso informó a la AFP que en 2022 los parlamentarios reciben 34.418.133 pesos mensuales, unos 7.900 dólares.

Salario de los congresistas colombianos en 2022, entregado a la AFP por la Cámara de Representantes

Consultado con AFP Factual German Ponce, docente del departamento de Derecho Laboral de la Universidad Externado de Colombia, coincidió con el análisis de Jaramillo y agregó que, de hecho, “el monto de la pensión especial es el mismo que el de la pensión [regular] de expresidentes”

Ponce explicó que la Ley 53 de 1978 igualó el monto de la pensión especial al de la jubilación regular para los expresidentes. “La pensión de los expresidentes de la República equivaldrá a la asignación mensual que por todo concepto corresponda a los Senadores y Representantes”, dice la norma. 

En 1999, la pensión vitalicia para los expresidentes fue cuestionada ante los tribunales por un ciudadano argumentando que “implicaba un privilegio injustificado”  en comparación con las condiciones que deben cumplir los demás trabajadores colombianos para acceder a la jubilación. 

Pero la Corte Constitucional, en la Sentencia C-989 de 1999, señaló que las normas que regulan la jubilación de los exmandatarios se ajustan a la carta constitucional porque haber ocupado el cargo implica una “dignidad” y “responsabilidad” especiales, que no son iguales “a cualquier otro trabajo u oficio”. 

“Dicho trato persigue una finalidad, cual es la de retribuir al expresidente y proveer a su subsistencia digna”, dice la decisión del alto tribunal. 

Ponce explicó que la pensión de los expresidentes no es asumida por el sistema pensional colombiano, sino por el Tesoro Nacional. 

La AFP ya ha verificado otras piezas con desinformación sobre Iván Duque (1, 2, 3).