Es falsa la carta firmada por dos convencionales chilenos dirigida al empresario Luksic

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 600 veces desde el 3 de junio de 2022 difunden una carta que los constituyentes chilenos Fernando Atria y Jaime Bassa habrían enviado al empresario Andrónico Luksic. En la supuesta misiva agradecen el “apoyo logístico y financiero” brindado a la Convención Constituyente. Pero varios elementos indican que el documento no es auténtico y las tres personas aludidas negaron la autenticidad del mensaje.

Sr. Andrónico Luksic Craig (...) sus consejos, recomendaciones, apoyo logístico y financiero se convirtieron en genuinas luces de esperanza”, señala parte de la misiva, difundida en Twitter y Facebook.

Captura de pantalla de una publicación en Twitter realizada el 8 de junio de 2022

La carta dirigida a Andrónico Luksic, empresario perteneciente a una de las familias con mayor patrimonio en Chile, fue supuestamente firmada por los constituyentes Fernando Atria y Jaime Bassa.

Los constituyentes aludidos, ambos abogados especializados en derecho constitucional, lograron cada uno un escaño entre los 155 que componen la Convención Constitucional de Chile, que fue convocada para redactar una nueva carta magna que reemplace la aprobada en 1980, durante la dictadura de Augusto Pinochet. El 16 de mayo, el organismo entregó el borrador de 499 artículos para ser revisado y armonizado.

Tras viralizarse la supuesta misiva, las tres personas aludidas desmintieron su participación:

“Varias cuentas en Twitter están difundiendo esta carta falsa y totalmente inverosímil! Acá se está utilizando mi nombre y el de otras personas para una mentira flagrante y absurda!!”, tuiteó Luksic el 5 de junio junto a una captura de pantalla de la carta, tachada con una cruz roja.

“Consejos para mis falsificadores futuros”, ironizó Fernando Atria, al enumerar ocho detalles que evidenciarían la falsedad de la carta.

Consultado por la AFP, el constituyente Jaime Bassa dijo que, “tal como lo afirmaron las otras personas mencionadas en el escrito, esa carta no es real”.

La carta es compartida como un oficio de la convención constitucional, con el número 471 y publicado el 1 de junio de 2022. Un oficio es un documento firmado por una institución con el fin de informar una acción a terceros. Al momento de publicación de esta nota, la misiva no se encuentra en la sección de oficios despachados del sitio web de la Convención Constitucional, que no se actualiza desde agosto de 2021.

Consultados por la AFP, representantes de la dirección de comunicaciones de la Convención Constitucional aseguraron que las publicaciones que circulan son “totalmente falsas”. “No existen oficios de los convencionales en forma individual”, los emiten “solo el secretario y la presidenta” de la convención, explicaron.

Ni Fernando Atria ni Jaime Bassa podrían haber firmado un oficio el 1 de junio de 2022, porque ninguno de ellos era secretario o presidente (o vicepresidente) en esa fecha. Bassa ejerció como vicepresidente de la Convención durante los primeros seis meses del proceso, desde julio del 2021 hasta inicios de enero de 2022, con Elisa Loncon como presidenta. Fueron sucedidos por Gaspar Domínguez y María Elisa Quinteros como vicepresidente y presidenta, respectivamente, hasta que finalizó el proceso constituyente. Por su parte, el convencional Atria no ejerció como secretario, vicepresidente ni presidente de la Convención Constitucional.

AFP Factual observó además varios detalles gráficos de la carta viralizada que difieren de los oficios publicados en el sitio de la Convención. Por ejemplo, la palabra “oficio” normalmente aparece centrada en la parte superior, mientras que en la carta de las publicaciones está ubicada al costado izquierdo, al lado del logo de la Convención. El ancho de este, a su vez, parece acortado, de forma que luce más comprimido que el logotipo oficial.

Además, bajo la firma de los constituyentes en el formato oficial solo aparece el nombre y cargo de los firmantes, mientras que en la versión viralizada se agrega el número identificador (rut) de quién firma. En los oficios originales de la Convención, el destinatario del mensaje aparece al final de toda la carta, a diferencia del supuesto documento de Bassa y Atria, en donde comienza con un saludo a Luksic.

Comparación entre un oficio original de la Convención Constitucional (I) y el viralizado en redes sociales

Asimismo, a través de la herramienta “lupa” de la extensión de InVid-WeVerify se pudo observar que la firma de Andrés Bassa tiene una sombra gris debajo, como si hubiera sido recortada de otro documento y montada en este.

Captura de pantalla de una publicación aplicada a la herramienta lupa de Invid Weverify
Constituyente Chile