Un perro fue puesto en cuarentena en Hong Kong tras dar positivo por el nuevo coronavirus

Medios de todo el mundo, incluida la AFP, informaron el 28 de febrero pasado del primer caso detectado en un perro del nuevo coronavirus. El animal vive en Hong Kong y su dueña había contraído el COVID-19. La información fue puesta en duda por muchos usuarios en Facebook, afirmando que el coronavirus ya existía en estos animales. Sin embargo, estos se referían a otro coronavirus, el canino, para el que existe una vacuna.

En publicaciones en Facebook con enlaces a la información sobre el perro que dio positivo en el nuevo coronavirus, varios expresan dudas en los comentarios. Un usuario afirma: “Los científicos ya han confirmado que el coronavirus no afecta a los animales”, en lo que coinciden otros.

Otros, por su parte, consideran que el coronavirus detectado en el perro es el canino y no el nuevo coronavirus, aunque en las respuestas otros usuarios aclaran: “El coronavirus no es un virus único”, o “el Coronavirus en perros existe hace décadas pero ES UNA VARIANTE DISTINTA al Covid-19”. Este usuario insiste en que hay “miles de casos por coronavirus en perros ,ya que es una enfermedad muy común en ellos (...) sin embargo, es diferente cepa y esta no afecta al humano”.

Combo de imágenes realizado el 2 de marzo de 2020 con varias informaciones publicadas por medios sobre el primer caso detectado del COVID-19 en un perro

El perro con el nuevo coronavirus

Sobre el animal de Hong Kong informaron diferentes medios (1, 2, 3, 4, 5), incluida la Agencia France-Presse (AFP), dado que las autoridades hongkonesas anunciaron una cuarentena de 14 días para los animales cuyos dueños den positivo al nuevo coronavirus.

El departamento de Agricultura, Pesca y Conservación y el propio Gobierno de Hong Kong, territorio semiautónomo chino, informaron desde páginas web de la cuarentena de los animales con dueños que dieron positivo en COVID-19. El comunicado señala que el 26 de febrero pasado “un perro de un paciente infectado con el virus del COVID-19 iba a ser entregado” al departamento de Agricultura, Pesca y Conservación, quien tomó “muestras orales, nasales y rectales para la prueba del virus”. “Las muestras de las cavidades nasal y oral dieron positivo leve al virus COVID-19. El perro no tiene síntomas relevantes”, dice el texto oficial.

El organismo indicó que no dispone “de pruebas de que las mascotas puedan infectarse con el virus del COVID-19 o que puedan ser una fuente de infección para las personas”, y aseguró que controlará al perro para “confirmar si realmente se infectó con el virus o fue efecto de la contaminación medioambiental del hocico y la boca”.

Por su parte, la OMS sigue diciendo en su web que no está demostrado que se transmita de humanos a animales.

Captura de pantalla realizada el 4 de marzo de 2020 de la página de la OMS

Tal como informó la AFP, el perro con el virus “no presenta ningún síntoma” pero dio positivo “en niveles muy bajos”, sin que las autoridades aclarasen las razones para realizar las pruebas en un animal.

Diferencias entre el coronavirus de 2019 y el coronavirus canino

El coronavirus al que hacen referencia algunos de los usuarios es de otro tipo, distinto al del nuevo coronavirus o COVID-19 que surgió en Wuhan (China) a finales de 2019. Así lo explicó a AFP Factual en llamada telefónica el profesor de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, Víctor Briones: el coronavirus canino “es un cuadro intestinal”, no respiratorio como el nuevo coronavirus.

“Ese perro ha entrado en contacto con ese nuevo coronavirus y no sé si es capaz de transmitirlo”, añadió.

“El coronavirus que hasta ahora conocíamos de los perros les causa una diarrea bastante contagiosa” por ciclo fecal-oral, según el profesor Briones, que señaló que este coronavirus canino se da “sobre todo en animales jóvenes”

Dos perros con mascarillas en una calle de Shanghái el 19 de febrero de 2020

Este informe de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) explica, igual que Briones, que el nuevo coronavirus es “neumonía de causa desconocida”, esto es, localizado en el sistema respiratorio. El informe, fechado el 29 de febrero, no incluía a fecha del 4 de marzo de 2020 el caso del perro infectado en Hong Kong: “Aún no sabemos si los animales pueden infectarse”, dice el informe, advirtiendo no obstante que “se trata de una situación que evoluciona rápidamente”.

Respecto a la vacunación de perros para evitar el coronavirus, el informe de la AVEPA aclara: “Las vacunas contra el coronavirus canino (...) NO están autorizadas para la protección contra infecciones respiratorias”, como el nuevo coronavirus. “Los veterinarios NO deberían usar tales vacunas ante el actual brote pensando que puede haber alguna forma de protección cruzada”, continúa el texto, que insiste en que no hay “absolutamente ninguna evidencia de que la vacunación de los perros con las vacunas disponibles en el mercado proporcione una protección cruzada contra la infección” del nuevo coronavirus.

A fecha del 4 de marzo, más de 90.000 personas están infectadas en todo el mundo y han fallecido 3.200. Además de China, donde apareció la enfermedad, los países más afectados son Irán, Italia y Corea del Sur.

Por tanto, la información del primer caso del nuevo coronavirus detectado en un perro es verdadera. Por otro lado, existe un coronavirus canino que es diferente al que empezó a detectarse en Wuhan (China) a finales de 2019: el primero afecta al sistema digestivo y el segundo al respiratorio.

La AFP ya verificó otras desinformaciones relacionadas con el nuevo coronavirus que puede leer aquí.

AFP España
Natalia Sanguino