No hay evidencia de que beber té o café pueda curar el nuevo coronavirus

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas en WhatsApp y Facebook en diferentes idiomas afirman que un médico chino descubrió que beber té o café es efectivo para curar y aliviar los síntomas del COVID-19. Pero no hay evidencia científica que lo demuestre y la OMS ha dicho que aún no existe una cura para la enfermedad.

“Noticias de última hora de CNN: *Dr. Li Wenliang *, el héroe médico de China que fue castigado por decir la verdad sobre el Virus Corona y luego murió debido a la misma enfermedad, había documentado archivos de casos con fines de investigación y había propuesto en los archivos una cura que disminuiría significativamente el impacto del COVID. 19 Virus en el cuerpo humano", señala una publicación en Facebook (1, 2, 3) que circula en español al menos desde el pasado 25 de marzo. 

El texto continúa: "Los químicos * Methylxanthine *, * Theobromine * y * Theophylline * estimulan los compuestos que pueden evitar estos virus en un ser humano con al menos un sistema inmunitario promedio. Lo que es más sorprendente es que estas palabras complejas que eran tan difíciles de entender para las personas en China se llaman en realidad * Té * en India, SÍ, nuestro Té regular ya contiene todos estos químicos”. 

Versiones similares circulan en inglés (1, 2, 3) y en urdu. También la cadena de televisión TNL de Sri Lanka afirmó esto durante su boletín informativo nocturno el pasado 24 de marzo. 

A su vez, exactamente el mismo mensaje fue enviado varias veces al WhatsApp de AFP Factual para ser verificado, aunque en el texto se cambiaba el té por el café. La versión sobre el café también figura en Facebook (1).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 7 de abril de 2020

El doctor Li Wenliang, que se menciona en el mensaje, era un oftalmólogo que trabajaba en la ciudad china de Wuhan y murió en febrero de 2020 después de contraer el COVID-19. Antes de su muerte, formó parte del grupo de médicos en Wuhan que en diciembre compartió publicaciones en redes sociales advirtiendo sobre la propagación de un virus similar al Síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

La metilxantina, la teobromina y la teofilina son estimulantes derivados de la cafeína, que se encuentran comúnmente en el té.

La búsqueda de algunas palabras clave tanto en Google como en el sitio web de CNN, que es citado como fuente de la noticia, no arrojó resultados sobre la supuesta información brindada por la cadena estadounidense.

El doctor Jayaruwan Bandara, director del Instituto de Investigación Médica de Sri Lanka, dijo a la AFP el pasado 26 de marzo que si bien el té puede fortalecer la inmunidad, "no hay investigaciones" sobre los beneficios de beber té para los pacientes con COVID-19.

"Si bien beber té puede ser beneficioso para la salud, no se puede promocionar como una medida preventiva o un tratamiento en el caso del COVID-19. La única forma de minimizar la infección, como lo reconocen otras agencias de salud internacionales, es el distanciamiento social, seguir la higienización adecuada de las manos y abstenerse de tocarse los ojos, la boca y la nariz", explicó.

Una portavoz de la Fundación Nacional de la Ciencia de Sri Lanka también indicó que no había evidencia que sugiriera que el té pueda "aliviar o prevenir las infecciones por COVID-19".

Durante una conversación telefónica con la AFP el pasado 26 de marzo, dijo: “Los tres compuestos químicos mencionados en la publicación se encuentran principalmente en el té verde, debido a la diferencia en la forma en que se procesa. Los antioxidantes en el té verde pueden ser buenas fuentes para proporcionar ciertas condiciones al cuerpo en situaciones específicas. Pero, hasta ahora, no hay ningún estudio realizado, clínica o microbiológicamente, para determinar si el té puede aliviar o prevenir las infecciones por COVID-19".

En su sección de preguntas y respuestas sobre el nuevo coronavirus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que “no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”.

El doctor Ashan Pathirana, especialista en Medicina Comunitaria e integrante del equipo técnico de la Oficina de Promoción de la Salud de Sri Lanka, dijo a la AFP el pasado 25 de marzo que "la circulación de información falsa relacionada con varias curas de COVID-19 sin una base científica puede tener graves repercusiones".

"Si bien no hay ningún daño para la salud al consumir té, este tipo de información que circula entre las masas vulnerables genera una sensación de falsa seguridad que puede ser mortal en sí misma", dijo.

Café

Captura de pantalla de un mensaje enviado a AFP Factual por WhatsApp, realizada el 8 de abril de 2020

La viróloga Adriana Delfraro, doctora en Ciencias Biológicas de la Universidad de la República, de Uruguay (Udelar), profesora adjunta de Virología en la Facultad de Ciencias de ese país e investigadora del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba), dijo a AFP Factual: "No hay ningún respaldo científico a esa aseveración. Para saber si una sustancia tiene efecto antiviral, hay que hacer primero pruebas in vitro, en condiciones controladas de laboratorio, donde se enfrenta al virus al posible antiviral, y se infectan células de cultivo. Además se prueba antes su toxicidad para las células. Eso es el inicio de cómo se busca y cómo se determina la capacidad de un posible antiviral".

Añadió que luego de esa etapa, "son necesarias un montón de pruebas en animales y humanos para ver sus posibles efectos secundarios y si tienen la misma actividad que in vitro".

En conclusión, no hay evidencia de que beber té o café sirva para prevenir o curar el nuevo coronavirus y la OMS dijo que aún no existe una cura para la enfermedad.

Esta verificación fue realizada en base a la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

Edit 8/4: Cambia título y copete, agrega foto y versión de la publicación que menciona el café.

Edit 9/4: Cambia foto de portada
CORONAVIRUS