No hay evidencia científica sobre la necesidad de cambiar el cepillo dental después de tener covid-19

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas cientos de veces en redes sociales desde abril de 2021 aconsejan que los pacientes que tuvieron covid-19 cambien sus cepillos de dientes para evitar infecciones secundarias. Sin embargo, la recomendación no se basa en evidencia científica. Especialistas explicaron a AFP que las infecciones secundarias se deben al estado de salud general del paciente, no a su cepillo dental.

“Si tuvo Covid-19 debe cambiar el cepillo de dientes que utilizó durante ese período, porque la saliva contiene una alta concentración de virus y bacterias que pueden causar una infección secundaria”, señala el texto de una imagen compartida en Facebook (1, 2, 3, 4), Twitter e Instagram.

Publicaciones similares fueron compartidas en inglés, y miles de veces en portugués

Captura de una publicación en Facebook tomada el 5 de junio de 2021

Infecciones secundarias y salud bucal

De acuerdo con estas publicaciones, el paciente debe cambiar el cepillo de dientes utilizado durante el período que tuvo covid-19 para evitar una “infección secundaria”

AFP Factual consultó a expertos, que se refirieron a la posibilidad de “infecciones secundarias” como consecuencia de una caída en la respuesta inmune. Advirtieron que esto puede suceder después de cualquier condición viral, y no necesariamente tiene que ser por el SARS-CoV-2, el virus causante del covid-19.

“Las infecciones secundarias generalmente surgen después de una infección viral. Por ejemplo, ante un caso de gripe, la inmunidad baja y, después de la gripe, puede evolucionar a una infección secundaria, como una neumonía causada por una bacteria. Esto sucede en varias situaciones, no está vinculado sólo al covid-19”, explicó el neumólogo Tadeu Monteiro, coordinador del Comité Científico de Infecciones de la Sociedad Brasileña de Neumología y Fisiología (SBPT, por su sigla en portugués). 

“El cuidado de la higiene dental debe ser para todos los pacientes, independientemente de la enfermedad. La cavidad bucal es la puerta de entrada a diversas infecciones, por lo que las encías y los dientes siempre deben estar bien cuidados”, destacó Monteiro.

Según los especialistas, la evidencia científica indica que la condición bucal de un paciente interfiere con su estado de salud general.

“La boca es un reflejo de la salud sistémica”, indicó el dentista y médico argentino José Huerta, que trabaja en un consultorio odontológico privado y en el Hospital Cecilia Grierson de Buenos Aires.

Un hombre circula en bicicleta delante de un mural relacionado con la pandemia de coronavirus de los artistas urbanos Mick Martinez y "Were Torres", en Ciudad Juárez, México, el 27 de junio de 2020 (Herika Martínez / AFP)

“Hoy se sabe que esta relación entre salud bucal y prevención de enfermedades es muy fuerte. Durante una internación, en planta o UTI [Unidad de Terapia Intensiva] existen protocolos de higiene, porque una buena salud bucal es imprescindible para prevenir neumonías bacterianas e infecciones oportunistas”, explicó la odontóloga Juliana Bertoldi Franco, miembro de la Cámara Técnica de Odontología Hospitalaria del Consejo Regional de Odontología de São Paulo (CRO-SP).

En lo que respecta al covid-19, Franco señaló que el SARS-CoV-2 tiene una fuerte vinculación con los tejidos de la mucosa oral, con la saliva y con las encías” y que, por lo tanto, cuando una persona está infectada “su cepillo y su pasta dental deben separarse de los del resto de la familia porque, en ese momento, puede haber contaminación cruzada con los demás”.

Huerta estuvo de acuerdo: “Durante el período sintomático, la persona debe ser muy cuidadosa con el cepillado, la higiene y el cuidado del cepillo dental”

Este cuidado debe extenderse a otros artículos de higiene y utensilios personales, como cubiertos y ropa de cama y de baño. Pero después de la fase aguda de la enfermedad, Franco aseguró que el paciente no necesita cambiar el cepillo de dientes. “No hay estudios que prueben esto [que usar el mismo cepillo dental puede provocar infecciones secundarias]. El paciente ya creó los anticuerpos del tipo IgG. Puede evolucionar a una infección bacteriana, pero [lo haría] por su estado de salud, no por su cepillo de dientes”. 

Según la especialista, el cambio de cepillo después de tener covid-19 sí tiene sentido en los casos de internación. “Si el paciente fue hospitalizado, al ser dado de alta, el cepillo y la pasta dental se descartan por el riesgo de contaminación hospitalaria”, observó.

Por otra parte, en general se aconseja que todas las personas cambien sus cepillos de dientes con una frecuencia de entre dos y cuatro meses. “O antes, si las cerdas muestran alguna deformación o cambio de color”, señaló Franco.

“La recomendación general es cambiar el cepillo de dientes cada cuatro meses, y limpiarlo siempre muy bien luego del cepillado”, agregó por su parte Huerta. 

Reinfección por covid-19

Si bien la atención a los artículos de higiene personal está indicada durante la incidencia de cualquier enfermedad, los expertos consultados por AFP afirmaron que no existe evidencia científica de que el coronavirus pueda sobrevivir en el cepillo de dientes hasta el punto de provocar una reinfección.

“Es una buena idea realmente cambiar todo cuando se tiene una enfermedad infecciosa, pero por cuestiones de higiene. Nada demuestra que el virus sobrevive en la superficie del cepillo de dientes. La vida del virus en una superficie es muy efímera, no sería el caso de una reinfección”, indicó la neumóloga de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) Margareth Dalcolmo.

Huerta coincidió:El covid-19 es un virus de las vías aéreas superiores, un virus respiratorio, y su contagio está dado fundamentalmente a partir de las gotitas de saliva”

El neumólogo Monteiro se manifestó en tal sentido: “Lo que hay que dejar en claro es que estos cuidados deben incrementarse en cualquier circunstancia que disminuya la inmunidad del paciente. El cambio de cepillo de dientes y de los elementos de higiene debe realizarse independientemente de que tenga covid-19 o no. Estos datos sobre el cambio de cepillo dental específicamente debido al covid-19 son extremadamente empíricos y no tienen sentido”.

Estudios científicos indican que los riesgos de infección por covid-19 están mucho más relacionados con el contagio entre personas que con el contacto con el virus en una superficie.

Un artículo publicado el 5 de abril de 2021 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) también reveló que la probabilidad de contraer coronavirus por contacto con superficies es muy baja y que la transmisión aérea sigue siendo la principal forma de contagio. Según el texto, la probabilidad de infección por contacto con superficies es de menos de 1 en 10.000 casos.

La Organización Mundial de la Salud aclara en un apartado actualizado al 30 de abril de 2021 que “el virus se propaga principalmente entre personas que están en estrecho contacto, por lo general a menos de un metro” o al “inhalar aerosoles o gotículas que contienen virus o que entran en contacto directo con los ojos, la nariz o la boca”.

“La reinfección ocurre por contagio de otra persona, sobre todo si se trata de una nueva variante”, aclaró la neumóloga Dalcolmo.

De acuerdo a documentos difundidos en el sitio oficial del Ministerio de Salud de Argentina, en los últimos meses se han identificado casos de nuevas infecciones en sujetos que previamente documentaron un primer episodio de infección. 

Un estudio brasileño, en tanto, indica que las personas que contrajeron covid-19 pueden sufrir una reinfección. La infección con la misma variante del virus ocurre porque el paciente no habría creado una memoria inmunológica, mientras que en el caso de otra cepa, “escaparía” de la memoria del sistema inmunológico.

Traducción y adaptación
COVID-19