Los termómetros “pistola” funcionan con un sensor infrarrojo que no emite energía ni daña la retina

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

“Si están  visitando algún centro comercial  y les toman  la temperatura corporal con una pistola al entrar, por prudencia tápense los ojos”, advierte un mensaje difundido al menos desde el pasado 7 de junio en redes sociales. El texto continúa diciendo que estos termómetros funcionan con un “rayo láser” que podría dañar la retina si no están “debidamente calibrados”. Pero según los expertos consultados estos aparatos emplean un sensor infrarrojo que no daña la vista.

En medio de la actual pandemia de COVID-19, centros comerciales, aeropuertos, hospitales y otros recintos públicos controlan la temperatura corporal de las personas con termómetros con forma de pistola (como en esta imagen), sin que sea necesario el contacto directo con la persona.

Al respecto, un mensaje difundido en WhatsApp, Facebook (1, 2), Twitter e Instagram (1, 2) asegura lo siguiente: “El termómetro de estos equipos funciona sobre la base de un Rayo láser que va y viene recabando la información para entonces generar la lectura, pero, se ha detectado que no todas esas pistolas están debidamente calibradas para evitar que si por error apuntan a la retina no la lastimen [sic]. Algunos de estos mensajes, indican que la información proviene de la “Asociación de Optómetras de Puerto Rico”.

Captura de pantalla de una cadena de WhatsApp tomada el 10 de junio de 2020

Los termómetros infrarrojos

De acuerdo a los expertos consultados y este manual de usuario de un fabricante, los termómetros digitales con forma de pistola no requieren contacto directo ya que funcionan con un sensor infrarrojo que mide la temperatura corporal y no emiten energía. Esta medición se transforma en una señal eléctrica que finalmente se refleja en la pantalla digital, indicando la temperatura de la persona. Este procedimiento suele durar unos pocos segundos.

Algunos de ellos tienen una pequeña luz, que funciona de forma indicativa para saber en qué sector de la frente del usuario apuntar.

La FDA, agencia federal que regula los medicamentos en Estados Unidos, indica en su sitio web que el uso de este tipo de termómetros permite “reducir el riesgo de contaminación cruzada y minimizar la propagación de enfermedades”, añadiendo que son fáciles de utilizar, limpiar y desinfectar. Sin embargo, entre las instrucciones generales de uso, no mencionan el riesgo de daño ocular.

¿Son dañinos para la vista?

AFP Factual conversó vía telefónica con Antonio Estay, académico de la Universidad de Chile en el Departamento de Tecnología Médica, especializado en oftalmología. Tras leer el mensaje difundido en redes sociales, insistió en que estos  termómetros “se usan para medir la temperatura corporal con un sensor infrarrojo” y no con un emisor láser. 

Al ser consultado sobre si una larga exposición a una emisión infrarroja podría causar daño ocular, aseguró: “La radiación infrarroja puede producir daño a muchos tejidos, pero no es el caso de los termómetros”, ya que éstos últimos no emiten energía. “El sensor [del termómetro] lo que hace es solamente medir radiación electromagnética [emitida por el usuario], no produce”, agregó.

Estay precisó que “la mayoría de los termómetros no traen esta luz roja”, que puede funcionar como un indicador.

Por otro lado, Marcelo Gallarreta, director de la Cátedra de Oftalmología de la Universidad de la República en Uruguay, reiteró que estos termómetros no miden la temperatura corporal con una emisión láser:

Sin embargo, Gallarreta añadió que sí existen termómetros de no contacto que usan  láser “para apuntar en la piel, pero son seguras ante la exposición inintencionada de la vista porque tienen muy baja potencia. La luz láser se usa para apuntar el termómetro, no para tomar la temperatura, lo cual es realizado por un sensor pasivo”.

Antonio Estay apuntó también que sí existen punteros láser, no usados en termómetros, que pueden dañar la vista: hay “muchas quemaduras de retinas por punteros láser, es relativamente común. Ese daño tiene que ver con el tiempo de exposición, tiene que ser algo prolongado para provocar daño”. 

Algunos de los usuarios que han replicado este texto en redes sociales lo asocian a una supuesta “Asociación de optómetras de Puerto Rico”. Dicha institución no existe, aunque sí el Colegio de Optómetras de Puerto Rico, quienes el pasado 8 de junio se refirieron a este texto en su cuenta en Facebook:

Por otro lado, la Sociedad Puertorriqueña de Oftalmología también se pronunció sobre este mensaje, citando a la oftalmóloga Vanessa López: “¿Son los termómetros infrarrojos que estamos usando para medir la temperatura peligrosos para la visión? La contestación es NO. Los termómetros a los que estamos expuestos en las diferentes localidades funcionan como un sensor que lee las ondas infrarrojas que naturalmente emitimos todos los humanos. El termómetro utiliza una luz, no un láser, el cual apunta la dirección del sensor donde se estará tomando la medida de la temperatura”.

Antonio Estay aseguró que estos termómetros corporales infrarrojos se pueden confundir con otros de uso industrial -por ejemplo, en el área de la construcción- y agropecuario: “Usan un sensor infrarrojo más un láser, que emite una señal marcando el área para medirla. Eso no se ocupa en personas”. 

Así, de acuerdo a los expertos consultados, es falso que estos termómetros sin contacto o modelo “pistola” puedan provocar quemaduras de retina por una emisión láser, ya que funcionan con un sensor infrarrojo que detecta la temperatura corporal y no emite energía.

 
Valentina De Marval
CORONAVIRUS