La Vanguardia no publicó una cita del rapero Hasél sobre inocentes muertos en las protestas en España

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una captura de pantalla de una supuesta noticia publicada por el periódico catalán La Vanguardia, con el título “Pablo Hasél: Esto no va a parar hasta que me dejen en libertad. No me responsabilizo de que mis seguidores comiencen a matar a ciudadanos inocentes”, se ha compartido miles de veces en redes sociales desde el pasado 18 de febrero, durante las movilizaciones por el encarcelamiento del rapero. Sin embargo, no hay registro de dicha afirmación por parte de Hasél y La Vanguardia tampoco publicó esta supuesta noticia.  

Según el meme viral, Pablo Hasél habría hecho las declaraciones tras su encarcelamiento el 16 de febrero, por unos tuits en los que criticaba a la monarquía y a la policía. Su detención desencadenó protestas en Cataluña y varias ciudades españolas, que en muchos casos derivaron en enfrentamientos entre policía y manifestantes. La imagen ha sido compartida más de 2.300 veces en Facebook (1, 2, 3), en Twitter (1, 2) y en WhatsApp durante los últimos días.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 22 de febrero de 2021

La noticia, como figura en la parte superior de la imagen, presuntamente la publicó La Vanguardia. No obstante, el equipo de verificación de la AFP no la ha hallado en el portal del rotativo catalán. 

El supuesto artículo está ilustrado con una fotografía de la AFP con la leyenda “Tercera noche de protestas en varias  ciudades  de España, en directo”. Buscando este texto dentro del sitio de La Vanguardia se encontró el directo en el que se iba actualizando el minuto a minuto de los incidentes. El titular en este caso es completamente distinto y el estilo tipográfico tampoco coincide con el usado por el medio, como se observa en la siguiente comparativa.

Captura de pantalla de la página web de La Vanguardia, hecha el 22 de febrero de 2021
Captura de pantalla de la publicación viral, hecha el 22 de febrero de 2021

 

Además, La Vanguardia ha desmentido en Twitter el 21 de febrero haber publicado este titular: “Está corriendo por Whatsapp esta captura de pantalla que es totalmente falsa. Siempre que recibas un pantallazo, asegúrate de que realmente está publicado en nuestra web. Gracias”.

Este tipo de capturas se obtienen mediante montajes, añadiendo texto sobre un fondo real, o a través de una manipulación, alterando por ejemplo el código HTML de una página, como AFP Factual ya ha explicado en otras verificaciones

El equipo de verificación de la AFP no encontró ningún otro registro en la internet de la declaración de Pablo Hasél sobre las posibles consecuencias de las movilizaciones a  su favor.

Hasél, un rapero encarcelado

El rapero Pablo Hasél, cuyo nombre real es Pablo Rivadulla Duró, fue detenido y encarcelado el 16 de febrero en la ciudad catalana de Lérida. Para arrestarlo, los agentes tuvieron que entrar en la universidad pública, ya que el rapero se había atrincherado para evitar cumplir una pena de nueve meses de cárcel por unos tuits atacando la monarquía y las fuerzas de seguridad. Dos días después, la Justicia española informó de una nueva condena por amenazar a un testigo.

Aunque no fuera tan conocido antes de este episodio, Pablo Hasél se ha convertido para parte de la opinión pública española en símbolo de la libertad de expresión

El rapero catalán, de 32 años y con antecedentes penales, recibió el apoyo de celebridades españolas como el director de cine Pedro Almodóvar, el actor Javier Bardem o el cantante Joan Manuel Serrat. 

Su caso empujó al gobierno de coalición encabezado por el socialista Pedro Sánchez, a prometer una reforma del código penal para que los “excesos” de los artistas en el uso de la libertad de expresión no conlleven penas de cárcel. 

En sus tuits, Hasél había llamado a las fuerzas del orden “mercenarios de mierda” y las acusaba de torturadoras y asesinas. También tildaba de mafiosa y criminal a la familia real, sobre la que editó su título “Muerte a los Borbones”, a la que acusa de ser la heredera de la dictadura franquista. 

Las protestas por el encarcelamiento del rapero español no se han apaciguado desde su arresto, dejando más de un centenar de detenidos en Cataluña en casi una semana de movilizaciones, según las autoridades regionales. También se han producido altercados en otras ciudades españolas como Madrid, Valencia o Granada.