La tabla de “productos covid-19” no prueba que desde 2017 se compraran suministros contra la enfermedad

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones en redes sociales aseguran que desde 2017 varios países adquirieron suministros para tratar el covid-19, basándose en una tabla de importaciones publicada en una plataforma del Banco Mundial. Sin embargo, las imágenes compartidas cientos de veces desde principios de septiembre muestran las importaciones de dispositivos médicos que recién en abril de 2020 fueron clasificados como "producto covid-19", por su relevancia para el combate a la pandemia.

“¿Cómo es posible que desde 2017, ya se COMERCIARA en 223 países la distribución de instrumentos, reactivos y aparatos de prueba de diagnóstico de COVID-19?”, se pregunta uno de los usuarios en Facebook (1, 2, 3, 4, 5) que comparte la imagen de las tablas.

El contenido, que también circuló en Twitter (1, 2, 3) y fue enviado al WhatsApp de AFP Factual, comparte enlaces y capturas de pantalla de la página web de la Solución Comercial Integrada Mundial (WITS, por sus siglas en inglés), un programa informático desarrollado, entre otros, por el Banco Mundial, que permite acceder a información relacionada con el comercio internacional y los aranceles.

Las imágenes muestran una tabla de importaciones por país de productos con la etiqueta “COVID-19”, un código de producto y el año de venta, iniciando en 2017 en algunas capturas y en 2018 en otras. Publicaciones similares circulan en francés, inglés, italiano y árabe.

Captura de pantalla hecha el 9 de septiembre de 2020 de una publicación en Facebook

La tabla es real. Aquí se puede consultar la versión actual y aquí la que está archivada en la plataforma Wayback Machine. De todos modos, no prueba que los países adquirieron tests de prueba para el covid-19 antes de que se detectara el virus del SARS-CoV-2 en China, en diciembre de 2019.

El equipo de verificación de la AFP consultó al Banco Mundial sobre los productos con la mención al covid-19 en la base de datos. El organismo explicó que la clasificación corresponde a "equipos médicos utilizados desde hace tiempo para otros fines, pero que han sido de especial importancia con el covid-19 y fueron clasificados como productos covid-19 por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para facilitar su seguimiento".

“En abril [2020], la OMA elaboró una lista de códigos de clasificación arancelaria (códigos HS) para permitir a los países rastrear y agilizar el intercambio de productos esenciales relacionados con el covid-19", explicó el Banco Mundial.

En la lista se incluyen "docenas de instrumentos médicos utilizados para diagnosticar o tratar el covid-19, como los respiradores que, como todos sabemos, existían mucho antes de la pandemia".

Uno de los productos que aparece en las publicaciones en redes sociales tiene el código 902780. La clasificación de la OMA indica que el código corresponde a un "detector colorimétrico de CO2". Según el Banco Mundial, este instrumento sirve para “ayudar a los profesionales de la salud a comprobar rápidamente si los pacientes están conectados correctamente a un dispositivo respirador” y existe “desde hace mucho tiempo".

El detector colorimétrico "se fija directamente al tubo endotraqueal" que se utiliza en las intubaciones orales, indica la empresa estadounidense Medtronic en su sitio.

Según la lista de la OMA, el producto con el código 300215, que también aparece en las publicaciones en Facebook, es un test de diagnóstico basado en reacciones inmunológicas; mientras que el 382200 corresponde al test PCR (reacción en cadena de la polimerasa), una técnica que existe desde 1986.

“Malas interpretaciones”

La tabla que enumera las importaciones de detectores colorimétricos de CO2 todavía se encuentra disponible en la base de datos de la WITS. La mención al covid-19 fue quitada de la columna sobre descripción del producto entre el 6 y el 7 de septiembre, según pudo constatar la AFP tras consultar en las versiones archivadas de la página en la plataforma Wayback Machine.

Ahora, en lugar de "Dispositivos e instrumentos de prueba de diagnóstico de covid-19" se lee "Dispositivos e instrumentos de prueba de diagnóstico médico" y en vez de “pruebas de covid-19” se encuentra “pruebas médicas”.

"En vista de las malas interpretaciones que surgieron en los últimos días, el equipo actualizó las descripciones para dejar claro que se trataba de productos que existían antes del covid-19", dijo el Banco Mundial.

También se incorporó a la tabla una advertencia en la cuarta línea: "Los datos a continuación identifican suministros médicos que existían previamente y ahora son clasificados como esenciales por la Organización Mundial de Aduanas en la lucha contra el covid-19".

En conclusión, es falsa la afirmación de que los tests para combatir el covid-19 se empezaron a vender previo a la aparición de la enfermedad, porque si bien en la tabla de la WITS algunos productos aparecían vinculados al covid-19 y eran comercializados desde 2017, la clasificación de “producto covid-19” se utilizó por primera vez en abril de 2020.

Rémi Banet
Traducción y adaptación
 
Bruno Scelza
CORONAVIRUS