Las pintas en la piel de los plátanos se deben al estado de maduración, no a la ceniza de La Palma

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones que aseguran que en los próximos meses los plátanos de las Islas Canarias, en España, tendrán más manchas oscuras en sus cáscaras “por efecto de las cenizas”, en referencia al volcán Cumbre Vieja, se han compartido más de 120.000 veces en redes sociales desde el pasado 29 de septiembre. Sin embargo, una responsable de la asociación que agrupa a los productores dijo a la AFP que las pintas en la imagen viralizada se deben al “proceso de maduración y que no tiene nada que ver con el volcán”. Los restos de ceniza en la fruta sí pueden provocar otro tipo de daño durante su manipulación.

El meme sostiene: “En las proximas semanas y meses, veras los platanos con mas pintas de lo normal, por efecto de las cenizas del volcan! No lo dejes de comprar! Solo afecta a la imagen no al sabor! Hay que sacar adelante las cosechas para q los plataneros puedan salir adelante!”.

La imagen ha circulado en Facebook (1, 2, 3) y en Twitter (1, 2) con comentarios de los usuarios alentando a seguir comprando esta fruta del archipiélago canario para que los productores “puedan salir adelante”, pese a los daños ocasionados por el avance de la colada del volcán Cumbre Vieja, ubicado en la isla canaria de La Palma. 

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 6 de octubre de 2021

El volcán entró en erupción el 19 de septiembre de 2021 y desde entonces el avance de la lava ha obligado a evacuar a más de 6.000 habitantes de la isla, además de provocar múltiples daños materiales, entre ellos la destrucción de más de un millar de edificios. La lava se abrió camino y recorrió seis kilómetros hasta llegar al mar 10 días después del inicio del fenómeno.

Las manchas en los plátanos

“El color marrón de la piel [de los plátanos vistos en la foto viralizada] es un proceso totalmente natural y suele indicar el punto de maduración del fruto. Siempre ha existido, antes y después de la erupción del volcán”, aseguró a AFP Factual Adam Martín, periodista experto en alimentación y nutrición, quien precisó que la enzima responsable es la tirosinasa.

Una segunda enzima provocada por el frío también puede explicar esa coloración. “Las membranas de las células de la piel se rompen y sale una enzima llamada polifenol oxidasa, que produce ese color oscuro”, por eso “los plátanos no se deben conservar en la nevera”, detalló.

En la misma línea, Esther Domínguez, responsable del departamento técnico de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (ASPROCAN), explicó a AFP Factual que “las pintas son debidas a unas sustancias oxidativas que tienen los plátanos conforme van madurando y no tiene nada que ver con el volcán, ni con la ceniza”.

Sin embargo, la ceniza del volcán sí puede provocar rasgaduras que dañen las cáscaras de los plátanos. “Las cenizas emitidas por el volcán, que físicamente son como piedrecitas con aristas afiladas, se suelen depositar sobre los plátanos cuando estas ya están frías”, contó Domínguez. Durante la manipulación del fruto o su transporte, estos restos de ceniza pueden provocar rozaduras, como muestra a continuación la imagen facilitada a la AFP por ASPROCAN. 

Imagen cedida por ASPROCAN de un racimo de plátanos con la piel rasgada debido a los restos de ceniza de la erupción del volcán Cumbre Vieja

Sobre la comercialización de los plátanos, la responsable técnica de ASPROCAN afirmó que “las normativas de calidad europeas impiden comercializar los plátanos con rasgadas superiores a los cuatro centímetros cuadrados en cada uno, aunque por dentro estén perfectos y se puedan consumir sin riesgo alguno”.

Domínguez, también resaltó que, “pese a tomar medidas de prevención como limpiar al máximo los plátanos con agua a baja presión, [porque a alta presión se dañarían igual las cáscaras] o usar sopladores y ponerles un protector para evitar que les caiga ceniza, tienen mucha producción que no llegará a los supermercados”.

La responsable técnica aclaró: “La producción sepultada bajo la lava no es tanta como la que se puede llegar a perder por el resto de condiciones, como el difícil acceso a las fincas, los arañazos de la ceniza en la piel a la hora de manipular los racimos o la rotura de canales de riego”.

La Palma es la segunda isla de las ocho de Canarias en términos de producción de plátanos, después de Tenerife. De las 70.000 hectáreas que tiene la isla, el 10% están dedicadas a uso agrícola, principalmente al cultivo del plátano (43%), un fruto que aporta el 50% del Producto Interior Bruto de La Palma. El año 2020 la isla produjo más de 148.600 toneladas de plátanos, el 34,5% de la producción del archipiélago, según los datos de ASPROCAN. 

En los Llanos de Ariadne, una localidad situada en la zona más afectada por la erupción, Enrique Rodríguez contó a la AFP que en Covalle, la cooperativa en la que trabaja y a la que llegan los plátanos para ser empaquetados y enviados a sus destinos, hubo “una merma” de la recepción de plátanos “del 50-60%”, desde que el 19 de septiembre empezó la actividad volcánica. 

El mensaje viralizado sobre las pintas de la piel va acompañado de una foto de cuatro plátanos maduros con marca de agua de Alamy, una agencia británica de fotografía. Una búsqueda en su hemeroteca arrojó como resultado la misma imagen y en su leyenda indica que se tomó el 26 de agosto de 2016 en Estados Unidos. 

Otras desinformaciones relacionadas con la erupción del volcán de La Palma ya han sido verificadas por AFP Factual (1, 2, 3, 4).