La sede del sindicato UGT en Madrid es propiedad del Estado y debe reformarse por su deterioro

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

La captura de pantalla de un tuit que asegura que el gobierno español “regala” cinco millones de euros a la confederación sindical Unión General de Trabajadores de España (UGT) para que reforme su sede en Madrid ha sido compartida más de 2.500 veces desde el pasado 14 de septiembre. Sin embargo, el edificio no es propiedad del sindicato, sino del Estado, que en junio de 2021 aprobó una licitación de obras para reformarlo a causa de su deterioro.

“#URGENTE El Gobierno regala 5 millones de € públicos a UGT para que reformen su sede de Madrid”, dice el mensaje, retuiteado más de 2.100 veces y compartido centenares de veces en Facebook en formato de captura de pantalla. 

Otras publicaciones (1, 2, 3) reproducen el pantallazo del tuit y le añaden sobreimpresionado en letras blancas: “Ya sabéis porqué los sindicatos no rechistan. Lucha Obrera!!!”

Captura de pantalla de una publicación en Twitter, realizada el 29 de septiembre de 2021

El tuit de El Puntual 24H, fechado el 14 de septiembre a las 15h50, no menciona en qué momento se formularía este supuesto “regalo” de cinco millones de euros por parte del gobierno. Tampoco aporta más contexto sobre el estado del edificio para que se haga esa reforma millonaria, ni ningún enlace de referencia que amplíe esta supuesta información.

En el portal de El Puntual 24H no hay ninguna entrada desde el 5 de mayo pasado, ni ninguna que hable de esta dotación económica.

UGT tiene varias sedes en las distintas regiones españolas. El edificio central del sindicato, en Madrid, se ubica en la Avenida de América, 25, según indica su página web.

En junio de 2021, el Ministerio de Trabajo y Economía Social inició“el expediente de contratación de las obras para la optimización y redistribución de espacios de las oficinas centrales de la UGT en Avenida de América 25 de Madrid por trámite de urgencia” con un presupuesto base de licitación de 5.142.378,66€ (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 10 meses.

El documento detalla que las obras previstas se deben a “la antigüedad de las instalaciones de climatización, accesibilidad y de protección contra incendios, así como el estado deterioro de carpintería”

Edificio de la Unión General de Trabajadores de España el 3 de noviembre de 2012 en Madrid ( AFP / Dani Pozo)

El edificio en el que se encuentra la sede de UGT en Madrid es un tipo de inmueble que integra el Patrimonio Sindical Acumulado (PSA), que está regulado por la Ley 4/1986, del 8 de enero, mediante la cual se cedieron espacios a distintas entidades. No obstante, estos inmuebles son de titularidad pública, pese a albergar a organizaciones sindicales y empresariales.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social es el encargado de la “gestión del régimen de cesiones en uso a los sindicatos y asociaciones empresariales del patrimonio sindical acumulado, así como la gestión del patrimonio sindical histórico”, como refleja el artículo 5 del Real Decreto 499/2020.

Contactados por AFP Factual, portavoces de la cartera de Trabajo aseguraron que “UGT tiene concedida la cesión del uso del inmueble desde la resolución del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de fecha 28 de octubre de 1986”.

Sobre la relación entre el sindicato y su sede, los portavoces gubernamentales dijeron que “UGT es cesionario del edificio por su condición de Organización Sindical desde la fecha anteriormente mencionada”. Por lo tanto, “no hay una relación contractual para el uso del edificio, sino un derecho de cesión de uso”.

Sobre la hipótesis de que el edificio acabe en manos de UGT, los portavoces del Ministerio negaron dicho escenario y explicaron que “la propiedad del inmueble es del Patrimonio del Estado y la posible enajenación del mismo no sería posible sin la autorización previa del pleno de la Comisión Consultiva y cuando concurran las condiciones recogidas en la Ley 4/1986”.

También Luis Pérez, secretario de Recursos y Estudios de UGT, dijo a la AFP que la sede de Madrid “no es propiedad de UGT, sino del gobierno”. Pérez criticó el “pésimo” estado del edificio y aseguró que “lo único que ha hecho el Ministerio es cumplir con su obligación: encargarse de mantener los bienes inmuebles, que son patrimonio del Estado, en condiciones adecuadas”. El inmueble cedido para la actividad sindical alberga a UGT desde la década de 1980, pero el sindicato “no participará en absoluto sobre qué empresa constructora se deberá encargar de la reforma”, afirmó Pérez.

La AFP ya ha verificado otras aseveraciones publicadas en la cuenta de Twitter El Puntual 24H (1, 2, 3, 4).