El examen promovido por un médico canadiense no prueba que las vacunas provocan coágulos

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Un médico canadiense asegura en videos difundidos en redes sociales desde el 11 de junio pasado que las vacunas de ARN mensajero contra el covid-19 producen, inevitablemente, coágulos de sangre. También plantea que el examen sanguíneo dímero D permite detectar si una persona está generando coágulos tras la vacuna. Sin embargo, expertos consultados explican que las conclusiones de este médico canadiense no van acorde al método científico, tampoco han sido revisadas por pares ni demuestran que las vacunas produzcan coágulos.

El médico Charles Hoffe asegura en dos videos que circulan en Facebook (1, 2, 3), Twitter (1, 2, 3) y en un sitio web (1, 2) que la proteína spike de las vacunas con tecnología de ARN mensajero contra el covid-19, producen inevitablemente coágulos microscópicos de sangre que dañan irreparablemente los tejidos. “Las células que recubren tus vasos sanguíneos ahora tienen estas pequeñas partes puntiagudas [de la proteína spike] que sobresalen. (...) Estas proteínas spike causarán inevitablemente coágulos porque están en tus vasos sanguíneos”, plantea en una de las secuencias compartidas cientos de veces en redes.

De acuerdo con Hoffe, una manera de detectar estas coagulaciones es a través de un examen llamado dímero D, el cual, según él, permite determinar si el mecanismo de coagulación está activado. “He estado reclutando pacientes. Son resultados preliminares, pero tengo 62% de ellos con dímero D elevados”, explica, junto a asegurar que esta prueba la aplica luego de siete días de la vacunación.

Los videos han circulado también en inglés y francés.

Captura de pantalla de un tuit hecha el 9 de septiembre de 2021

Expertos consultados por la AFP explicaron que, al contrario de lo que afirma Hoffe, los niveles elevados de dímero D por sí solos no son prueba suficiente de coágulos de sangre o de una trombosis.

La prueba de dímero D es un examen sanguíneo que detecta la presencia de dímero D, fragmento de proteína que aparece cuando un coágulo se disuelve en la sangre.

"Son productos de la descomposición de la fibrina en los coágulos", dijo a la AFP Marie-Antoinette Sevestre-Pietri, presidenta de la Sociedad Francesa de Medicina Vascular.

“Cuando te vacunas, suele haber una inflamación: tienes fiebre, dolor y molestias, lo que prueba que la vacuna funciona”, precisó Sevestre-Pietri, y destacó que una reacción inflamatoria producirá “un alto nivel de dímeros D, lo cual no significa que habrá una trombosis”.

Nicolas Gendron, médico del servicio de hematología del Hospital Georges-Pompidou, Francia, coincidió con la doctora Sevestre-Pietri: “Si el nivel está bajo, significa que no hay rastro de que haya coagulación, y podemos excluir la trombosis como diagnóstico. Pero si el nivel es alto no significa que haya trombosis. Significa que no levantamos la sospecha y que será necesario realizar más exámenes complementarios, como un escáner, para confirmarlo”.

Por otro lado, la Sociedad Francesa de Hematología (SFH) indicó a la AFP que el aumento de los dímeros D no se da necesariamente con una trombosis: “Aumentan con la edad, en las mujeres embarazadas, y en muchas patologías, como infecciones bacterianas o virales leves”.

Trombosis y vacunas

Al contrario de lo planteado en los videos, un estudio publicado en julio de 2021 determinó que ninguno de los participantes que recibieron la vacuna elaborada por Pfizer-BioNTech contra el covid-19 “desarrolló eventos trombóticos sintomáticos durante el período de estudio”.

Tanto esta vacuna como Moderna, mencionada en los videos, utilizan tecnología de ARN mensajero.

En mayo de 2021, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) informó que no se ha detectado una relación entre la aparición de coágulos de sangre y las vacunas Pfizer y Moderna.

Previamente, en abril pasado, la EMA aclaró que los coágulos de sangre como efecto secundario a las vacunas que utilizan vector viral (AstraZeneca y Jannsen) son “muy raros”, lo cual no es el caso de las vacunas mencionadas en el video.

Para la vacuna AstraZeneca, la agencia estimó en abril el riesgo de generar coágulos en un caso sobre 100.000.

Como ya ha verificado la AFP, los casos de trombosis asociados a las vacunas son casos excepcionales y superados por sus beneficios (1, 2, 3).

Sin publicar ni verificar

En los videos el doctor Hoffe señala que está encargando exámenes de dímero D a sus pacientes, tras siete días de haber sido vacunados. Sin embargo, no detalla cuántas personas ha estudiado. “He estado haciéndolo con algunos pacientes. (…) El 62% ha mostrado coágulos”, señala en uno de los registros.

Desde la SFH señalaron que lo descrito por Hoffe no es un estudio científico “y no se incluye en la ‘medicina basada en evidencia’. Por lo tanto, no se puede dar crédito a estos resultados”.

La presidenta de la Sociedad Francesa de Medicina Vascular coincidió: “No sabemos cómo eligió a sus pacientes. Si tomó a seis pacientes de su consultorio con más de 75 años, necesariamente tendrán un nivel más alto de dímero D”.

11 de septiembre de 2021 Corrige primer párrafo.
Traducción y adaptación
COVID-19 VACUNAS