El presidente de Haití, Jovenel Moise, no se oponía a la vacunación contra el covid-19

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones según las cuales el presidente de Haití, Jovenel Moise, se oponía a las vacunas contra el covid-19, y que por eso fue asesinado el 7 de julio pasado, han sido compartidas más de 1.000 veces en redes sociales desde entonces. Sin embargo, es falso que estaba en contra de inmunizar a la población. Si bien en abril el Gobierno rechazó un lote de AstraZeneca debido a temores sobre sus efectos secundarios, sí lo aceptó en junio. Moise había asegurado en un discurso que el país recibiría vacunas y su administración autorizó la adquisición de las mismas por parte de empresas privadas. El 14 de julio pasado, Haití recibió una donación de 500.000 dosis de vacunas de Estados Unidos.

“El presidente de Haití, Jovenel Moise Pierre fue asesinado por estar en contra de las v@kün@s”, asegura una publicación en Facebook que incluye un meme con una foto del mandatario haitiano y el texto: “El presidente de Haití, Jovenel Moise, que hasta hoy no permitía v@cün@s en su país, fue asesinado a tiros”.

“Y todo aquel que este en contra de las indicaciones de la OMS satánica términan eliminados”, se lee en otra entrada con la misma imagen.

Publicaciones que plantean la hipótesis del asesinato a causa de la vacuna también circulan en Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Instagram hecha el 13 de julio de 2021

El meme apareció por primera vez el 8 de julio en una cuenta de Instagram que difunde desinformación y teorías conspirativas, como que las vacunas forman parte de la “agenda transhumanista”, o que “la gripe desapareció” durante la pandemia, afirmaciones ya verificadas por AFP Factual (1, 2).

El asesinato de Moise

En la madrugada del 7 de julio de 2021 un escuadrón armado conformado por 28 personas ingresó a la residencia presidencial de Puerto Príncipe y acribilló al mandatario haitiano Jovenel Moise. En el ataque también resultó herida su esposa, Martine, quien fue trasladada a un hospital en Miami.

Para el 9 de julio, las autoridades haitianas habían detenido a 17 sospechosos: 15 de origen colombiano y dos estadounidenses de origen haitiano.

El lunes 12 de julio, tras nuevos arrestos, se identificó a 21 colombianos, la mayoría exmilitares, como parte del presunto complot para matar al presidente de Haití. Las autoridades de Colombia están colaborando con la investigación, que incluye la averiguación de las actividades de Dimitri Hérard, jefe de seguridad de Moise, quien realizó varios viajes a Bogotá en el primer semestre de 2021.

Haití está sumergido en una profunda crisis institucional desde hace décadas. La oposición nunca reconoció la victoria de Moise en las elecciones de noviembre de 2016 y no hay Parlamento desde enero de 2020 debido a que no se celebraron elecciones legislativas.

Vacunas contra el covid-19 en Haití

Varias publicaciones en redes sociales (1, 2, 3) aseguran que Moise dijo: “No veo con buenos ojos esta cuestión de la vacuna. No creo en estos dirigentes que tenemos que puedan verificar la fiabilidad de ellas una vez que lleguen. No creo en ellas”.

Una búsqueda de la frase completa en Google no dio con registro alguno de que el mandatario la hubiera pronunciado. En cambio, reveló que fue dicha por un ciudadano haitiano llamado Moise Pierre, quien fue entrevistado para un artículo de la agencia EFE.

Pierre no tiene ningún cargo político ni sanitario en el país y, de acuerdo con la cobertura, es taxista y estudiante universitario.

Personal médico en el centro Sport for Hope, convertido en un centro de atención para pacientes de covid-19, en Puerto Príncipe, el 23 de junio de 2020 ( AFP / Estaïlove St-val)

La gestión para adquirir vacunas en Haití, el país más pobre de América, tuvo avances y retrocesos. En abril pasado, el gobierno había rechazado un envío inicial de 756.000 dosis de AstraZeneca, alegando preocupaciones por los efectos adversos asociados a dicha vacuna y solicitando inmunizaciones de otros laboratorios. No obstante, después revirtió la decisión.

De acuerdo con un artículo publicado el 6 de julio pasado en el periódico Haitian Times, en esa fecha el país estaba esperando 130.000 dosis de AstraZeneca, que debían haberse entregado el 14 de junio, como parte del programa Covax.

Pero no fue sino hasta el 14 de julio que Haití recibió un primer cargamento de vacunas contra el covid-19, como parte de una donación del gobierno de Estados Unidos a países de bajos ingresos, cuya distribución se realiza mediante Covax.

A diferencia de lo que sugieren las publicaciones en redes sociales, Moise no se oponía a la vacunación en su país. "Dispondremos de vacunas contra el coronavirus", aseguró el 18 de mayo de 2021, durante el discurso de conmemoración de la Bandera de Haití. Y llamó a la población a que, hasta tanto llegaran las dosis, tomase medidas para evitar el contagio. "Pónganse las mascarillas, respeten el distanciamiento social, lávense las manos, dejemos de dar abrazos", recomendó.

El Ministerio de Salud de Haití también ha sido favorable a las vacunas contra el covid-19. En Facebook, donde reporta a diario las cifras de contagios y fallecidos, publicó el 20 de junio pasado un breve video a favor de la inmunización:

Además, a fines de junio ese Ministerio autorizó al sector privado a comprar vacunas.

Al 15 de julio, en el país había más de 19.300 contagios confirmados y 487 fallecimientos por covid-19, si bien se estima que esas cifras podrían estar por debajo de las reales debido a la poca capacidad de testeo en el país. Ya a principios de junio la Organización Panamericana de la Salud había advertido acerca del fuerte deterioro de la situación sanitaria en la isla.

COVID-19 VACUNAS