El féretro fue desenterrado en 2017 durante una investigación sobre un fraude de seguros de vida

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Un video en el que puede verse la apertura de un féretro sin un cuerpo supuestamente en el estado brasileño de Amazonas ha sido compartido más de 148.000 veces en redes sociales desde el 3 de mayo pasado para cuestionar el registro de muertes por COVID-19. Sin embargo, las imágenes no tienen que ver con la pandemia del nuevo coronavirus: la grabación es de mayo de 2017 y muestra una investigación sobre una estafa de seguros de vida en un municipio del estado de Sao Paulo.

“POLÍCIA federal de Amazonas desenterró 26 ataúd lleno de piedras, supuestamente muerieron de Coronavirus [sic], dice el texto que acompaña un video compartido más de 139.000 veces en Facebook, en el que puede verse a dos hombres sin barbijo abriendo un ataúd en un cementerio. Una vez retirada la tapa, se distingue que el cajón no contiene un cuerpo. Un grupo de hombres alrededor comenta el hecho y toma fotografías.

En otra versión, enviada al WhatsApp de AFP Factual para su análisis, se filma la pantalla de un computador que reproduce la secuencia mientras una voz en off dice: “En Brasil tomaron 26 féretros que iban ya rumbo a la cremación porque eran del COVID, y miren lo que encontraron para sorpresa de muchos”.

El video acompañado de la misma afirmación fue publicado en YouTube, sumando casi medio millón de visualizaciones, y circuló en Twitter (1, 2). También alcanzó una alta viralidad en portugués (1, 2, 3).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 19 de junio de 2020

Sin embargo, la filmación no tiene relación alguna con la pandemia de coronavirus.

El origen del video

En la esquina inferior derecha de la grabación puede distinguirse la inscripción “G1”, logotipo del portal brasileño de noticias G1, parte del Grupo Globo.

Captura de pantalla del video viralizado en YouTube realizada el 19 de junio de 2020

Una búsqueda en Google de una captura de pantalla del video arrojó como resultado que fue publicado por primera vez el 30 de mayo de 2017 en G1, más de dos años antes de la detección del nuevo coronavirus en China.

Según el informe original, el video muestra un operativo de la Policía Civil del municipio paulista de Sao Carlos, como parte de una investigación sobre un fraude de seguros de vida. La noticia explica que los sospechosos tomaron varias pólizas en nombre de una mujer y luego simularon su muerte enterrando el ataúd que aparece en la secuencia.

Las fotografías que acompañan el artículo en G1 están acreditadas al periodista Fabio Rodrigues.

“Tomé las fotos y el video. Estuve allí en el momento en que el delegado [de la policía] ordenó que se abriera el ataúd”, confirmó Rodrigues al equipo de verificación de AFP.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Sao Paulo confirmó a la AFP que “el video citado pertenece a la investigación llevada a cabo en Sao Carlos por la Policía Civil de la región".

¿26 cajones con piedras?

Las publicaciones virales aseguran que “la Policía Federal desenterró 26 ataúdes con piedras” en el estado de Amazonas, el sexto con el mayor número de casos confirmados de coronavirus en Brasil, según datos del Ministerio de Salud.

Sin embargo, una búsqueda en el sitio de noticias de la Policía Federal no arrojó registros de tal operación. Una búsqueda en Google por palabras clave en portugués condujo, a su vez, a las publicaciones que incluyen el video fuera de contexto.

Contactada por el equipo de verificación de la AFP, la Superintendencia de la Policía Federal en Amazonas confirmó que la información sobre dicho operativo es falsa. "La Policía Federal en Amazonas nunca llevó a cabo investigaciones o incautaciones de tales objetos [féretros] en las condiciones descritas, así como tampoco hay informes de fraude en el número de víctimas de COVID-19 en Amazonas", señalaron en correo electrónico el 7 de mayo pasado.

Las quejas sobre presuntos fraudes en el registro de muertes por el nuevo coronavirus han sido frecuentes en Brasil. El 5 de mayo pasado, la Policía Civil de Minas Gerais abrió una investigación para determinar el origen de otro video en el que una mujer afirma que ataúdes en Belo Horizonte habían sido enterrados con "piedras y palos" en lugar de cuerpos de víctimas de COVID-19. La denuncia fue negada tanto por la Policía Civil como por la municipalidad.

Al 19 de junio había más de 978.000 casos confirmados de COVID-19 en Brasil, y más de 47.700 decesos. Solo en Amazonas, el número de casos supera los 60.700, con más de 2.600 decesos.

En conclusión, es falso que el video viral muestra un ataúd sin cuerpo desenterrado en el estado del Amazonas en medio de la pandemia del nuevo coronavirus. Las imágenes son de mayo de 2017 y muestran una investigación relacionada con una estafa de seguros de vida en un municipio del estado de Sao Paulo.

AFP Brasil
CORONAVIRUS