Demoras en conteo de votos en EEUU se relacionan con leyes de cada estado y no indican fraude

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Los resultados definitivos de las elecciones de medio mandato del 8 de noviembre de 2022 en Estados Unidos pueden no conocerse hasta varios días después de la votación y esto depende de las normativas de cada estado en materia electoral. Sin embargo, usuarios en redes sociales sugieren la posibilidad de fraude electoral debido a que en algunos estados el conteo ha demorado más que en otros. Existen varios factores que explican esta situación, que tiene que ver principalmente con el sistema electoral descentralizado que maneja Estados Unidos, pues cada estado tiene sus propios códigos electorales.

“¿Se ha preguntado usted por qué Florida con 21,000,000 de habitantes en la noche de las elecciones, ya en 5 horas ya tenía el resultado final de las mismas?” se lee en una publicación en Facebook. “Entonces pregúntese usted que ocurre en Arizona y en Nevada? Le diré rápidamente: corrupción, fraude, ineptitud y abandono del deber”, continua.

“Cómo es posible que, California, Georgia, Nevada, New York hay tantos problemas para dar unos resultados de elecciones, seguimos en las mismas del 2020. Fraude electoral”, asegura otra entrada.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 14 de noviembre de 2022

Afirmaciones similares circulan también en Twitter (1, 2).

Las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos se llevaron a cabo el 8 de noviembre de 2022. En esos comicios, los estadounidenses renovaron la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, además de una treintena de gobernadores.

Donald Trump esperaba surfear una "ola" republicana hacia una nueva candidatura presidencial en 2024 tras la votación, pero los resultados del Partido Republicano fueron más bien moderados.

A diferencia de las elecciones presidenciales, que se realizan bajo el parámetro del Colegio Electoral de Estados Unidos, las “midterms” se llevan a cabo mediante voto popular. En otras palabras, gana quien obtiene la mayoría de votos.

Resultados parciales y certificados

“Los resultados de la noche de las elecciones siempre son extraoficiales en los Estados Unidos. Son recuentos parciales de todos los votos emitidos legalmente, ya que lleva tiempo contar las papeletas, que son complejas”, dijo a la AFP David J. Becker, fundador del Centro de Innovación e Investigación Electoral, quien añadió que “los estados no certifican oficialmente sus resultados hasta días o semanas después de la elección”. “Esto es normal y ha sido así a lo largo de nuestra historia”, sostuvo.

Richard Hasen, director del Centro de Elecciones Justas y Libertad de Expresión en la Universidad de California, añadió que el sistema electoral es “altamente descentralizado”, por lo que “por lo general, los resultados se recopilan a nivel de condado o subcondado y tardan un tiempo en llegar”.

En tanto, Matthew Weil, director ejecutivo del Proyecto de Elecciones del Bipartisan Policy Center, recordó a la AFP que “un cambio en la noche de las elecciones después de que se contabilizan todos los votos no es una indicación de fraude ni de un problema con el sistema, solo un reflejo del orden que se utiliza para contar cada votación”.

Uno de los ejemplos es el de la votación provisional, que funciona cuando no hay certeza de que el votante sea elegible porque, por ejemplo, su nombre no está en la lista de electores. En estos casos, comentó Weil, pueden emitir un voto pero no se podrá contar hasta que se verifique su elegibilidad.

Residentes del condado de Nye se registran con voluntarios antes de las elecciones de medio término en Nevada, el 8 de noviembre de 2022 ( AFP / Ronda Churchill)

Voto por correo

La pandemia de covid-19 y el aislamiento social llevaron a un incremento del voto por correo en 2020: un 43% de los votantes utilizaron este método frente a un 21% en las elecciones de 2016. Esto generó que el proceso de conteo de resultados oficiales fuera más lento que de costumbre.

Según Charles Stewart III, director del Laboratorio de Datos y Ciencias de Elecciones en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), el voto por correo puede influir en una diferencia considerable entre los resultados parciales y los certificados porque hay “un pequeño número de estados” que permiten que esas papeletas lleguen después del día de las elecciones “siempre y cuando haya una prueba de que fueron enviadas el día de las elecciones o antes”.

El experto comentó que cuando el recuento de votos se pone en marcha “los votos presenciales suelen contarse más rápidamente que los votos por correo”. Stewart defendió que los únicos resultados que pueden “asegurarse” la noche de elecciones son de los votos emitidos presencialmente en los recintos electorales y, en algunas ocasiones, los presenciales que se emitieron antes del día de elecciones.

Además, añadió que el análisis del recuento de votos debe incluir perspectivas de “dónde, geográficamente, están las papeletas que ya se han contado y dónde quedan por contar”, así como el tipo de modalidad del voto que ha predominado: por ejemplo, si ha habido más votos presenciales que por correo.

“Los condados pequeños y rurales tienden a comunicar sus votos antes que los grandes, urbanos y suburbanos, lo que significa que los factores geográficos hacen que los primeros resultados comunicados sean predominantemente republicanos, pero los resultados empiezan a cambiar en dirección demócrata a partir de entonces”, señaló Stewart.

Por su parte, Hasen reafirmó que “independientemente de la forma de votación, ningún resultado es oficial la noche de las elecciones”. “Ese es el primer conteo, pero siempre hay correcciones a medida que se vuelven a verificar los números y se cuentan las papeletas adicionales, como las de votos ausentes (incluidos los militares) y los provisionales. A menudo pasan semanas después del día de las elecciones antes de que los resultados sean oficiales”, detalló.

Conteo más rápido en Florida

Existen varios factores que incidieron en que los resultados en Florida se hagan públicos más rápidamente. Primero, el gobernador Ron DeSantis fue reelegido con un amplio margen de 19 puntos. Esto hace que las estimaciones estadísticas se hagan con mayor precisión y se pueda anunciar un ganador sin que se revierta la tendencia posteriormente.

Pero también existen otros factores. Richard Hasen aseguró que “cada estado tiene sus propios plazos, utiliza su propia maquinaria y sus propias reglas para procesar las papeletas”.

El caso de Florida es particular, pues “permite a los funcionarios realizar un escrutinio (canvass) previo de las papeletas de voto por correo [es decir, las boletas se contabilizan desde el momento en que eran recibidas] y también impone un plazo para la recepción de las papeletas el día de las elecciones”, mientras que otros estados sí permiten que lleguen papeletas retrasadas. El plazo máximo para su recepción es, según Pamela Smith, presidenta de la organización no gubernamental Verified Voting, hasta las 19h00 del día de la votación, “lo cual acelera el proceso”.

Smith agregó que además este estado “utiliza menos el voto por correo que otros”. Explicó a la AFP que, a diferencia de Florida, hay estados como Washington, Oregon y California, en los cuales todos los votantes reciben una papeleta en su buzón de correo, pero pueden votar presencialmente si así lo consideran.

Además, “Florida no cuenta ninguna parte de una papeleta provisional si fue emitida en un distrito electoral diferente al que muestra el registro del votante”, explicó Smith, quien a su vez señaló que “Florida también tiene un período muy corto (menos de dos días) para ‘curar’ cualquier problema con las papeletas de voto por correo”.

Georgia, Arizona y Nevada

Consultado por AFP Factual, Mike Hassinger, vocero de la Secretaría de Estado de Georgia, dijo que ese estado “celebró una de las elecciones más tranquilas del país”. “Comunicamos la mayoría de nuestros resultados a última hora de la noche del martes (15 de noviembre de 2022). Nos retrasamos hasta la madrugada del miércoles (16 de noviembre de 2022) porque nuestra contienda para el Senado de los Estados Unidos pasó a una segunda vuelta”.

Votantes en un centro de votación en Atlanta, Georgia, el 8 de noviembre de 2022 ( AFP / Seth Herald)

“Cuando ningún candidato obtiene la mayoría de los votos en las elecciones generales, se requiere una segunda vuelta entre los dos más votados”, se lee en la página web de la Secretaría de Estado en Georgia.

Allí, el demócrata Raphael Warnock obtuvo el 49,43% de los votos y el republicano Herschel Walker, un 48,5%, en su carrera por un escaño en el Senado estadounidense. Como ninguno de ellos obtuvo más del 50% de los votos, una segunda vuelta deberá llevarse a cabo.

Sophia Solis, directora adjunta de comunicaciones de la Secretaría de Estado en Arizona, dijo a AFP Factual que la razón por la cual el conteo demora más en ese estado es que la ley de Arizona permite a los votantes depositar su voto anticipado hasta las 19h00 del día de las elecciones. Las boletas tempranas que se entregan el día de las elecciones deben ser verificadas con la firma, lo cual es un proceso que lleva mucho tiempo”. Y agregó: “Los votantes tienen hasta el 16 de noviembre para confirmar su firma en el sobre de declaración jurada de la boleta anticipada”.

Jennifer Russell, oficial de información pública en la Secretaría de Estado de Nevada, refirió a AFP Factual a una publicación en la cuenta de Facebook de la entidad, publicada el 10 de noviembre de 2022, que explica las demoras en el conteo de votos provenientes de ese estado.

“Los funcionarios electorales de Nevada están siguiendo las leyes descritas en NRS 293.269921 y NRS 293.269927. Los funcionarios deben recibir las papeletas de voto por correo -sellados al 8 de noviembre- hasta el 12 de noviembre y realizar la curación de firmas hasta el 14 de noviembre. Los condados deben escrutar los resultados el 18 de noviembre o antes”, publicó la entidad.

La Conferencia Nacional de Legislaturas de Estado (NCSL, por sus siglas en inglés) hace una recopilación, según la legislación de cada jurisdicción, de cuánto debería tomar el proceso de conteo de votos hasta publicar los resultados certificados en cada estado. El plazo en Florida es de ocho a 14 días, al igual que en Geogria y Nevada, mientras que en Arizona es de 15 a 21.

Cómo se garantiza que no haya fraude

La Comisión de Asistencia Electoral (EAC) de Estados Unidos publica en su página web que “cada jurisdicción estatal y local utiliza procedimientos y herramientas de sentido común para salvaguardar el proceso de votación”.

Además del uso de candados en las urnas, cámaras de seguridad, pruebas del sistema antes y después de las elecciones y auditorías, la EAC menciona que incluso el hecho de registrarse como votante ya supone una medida de seguridad en sí misma para controlar el fraude electoral: “El registro garantiza que solo aquellas personas que cumplen con los requisitos estatales de elegibilidad podrán votar y ayuda a realizar un seguimiento de quién ha emitido un voto en una elección”.

A la hora de asegurar el correcto conteo de los votos, Becker explicó:

Por su parte, Weil afirmó que se sabe que “los sistemas de conteo son muy precisos, porque se hacen pruebas antes y después”. Aun así, explicó, los estados tienen distintas formas de auditar para verificar los votos después del día de las elecciones: “Algunas auditorías consisten en elegir al azar uno o dos lugares de votación y recontar todos esos votos a mano. También puede ser una auditoría estadística”.

Sobre esto, Stewart resaltó lo que se conoce como el proceso “canvass”. En este, los resultados no oficiales son verificados junto a la documentación de cada colegio electoral con el fin de asegurar que todas las papeletas hayan sido contabilizadas y que “ningún error administrativo haya ocurrido durante el recuento”, dijo.

El experto agregó que en una elección siempre habrá “errores aritméticos inevitables” que deben ser corregidos y que “normalmente entre el 2% y el 5% [de los votos] se apartan debido a algún problema de registro del votante”.

Para evitar dudas de un supuesto fraude, Becker recordó que en Estados Unidos “nunca” se ha sabido quién ganó oficialmente una carrera en la noche de las elecciones. “Los medios pueden mencionar un resultado porque el margen es grande y los votos restantes no lo cambiarán, pero si hay márgenes estrechos debemos ser pacientes y dejar que los funcionarios electorales hagan su trabajo”.

En tanto, el 9 de noviembre de 2022, Jen Easterly, director de la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructura del gobierno de Estados Unidos (CISA, por sus siglas en inglés), aseguró en un comunicado: “No hemos visto ninguna prueba de que ningún sistema de votación haya borrado o perdido votos, haya cambiado los votos o se haya visto comprometido de alguna manera en ninguna carrera del país”.

AFP Factual ha abierto un canal de comunicación con sus lectores hispanohablantes en Estados Unidos. Si tienes una consulta sobre contenido sospechoso, puedes escribirnos a esta línea de WhatsApp.

Política de EEUU