La isla Martha’s Vineyard en Massachusetts, Estados Unidos, no es una ciudad santuario

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

La exclusiva isla estadounidense de Martha’s Vineyard, en Massachusetts, no se declaró ciudad santuario ni deportó a 50 migrantes -en su mayoría venezolanos- que fueron trasladados al sitio por orden del gobernador de Florida, Ron DeSantis, el 14 de septiembre de 2022. Publicaciones con esas alegaciones han sido compartidas decenas de veces desde ese día, a pesar de que la localidad no es considerada una ciudad y, por tanto, no tiene autonomía para declararse como sitio de protección y los extranjeros, en realidad, fueron reubicados. Si bien tres de las seis ciudades de Martha's Vineyard pasaron políticas de santuario, la isla en su totalidad no se declaró como tal.

“Martha's Vineyard, que es un ‘destino santuario’ ha declarado una crisis humanitaria después de recibir solo 50 inmigrantes ilegales en su isla”, asegura una entrada publicada en Facebook (1). Otra publicación en la misma red social dice: “El viernes, menos de 36 horas después, la isla santuario de Martha's Vineyard DEPORTÓ a los inmigrantes ilegales en autobuses”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 26 de septiembre de 2022

El 14 de septiembre DeSantis envió dos aviones con alrededor de medio centenar de migrantes a Martha 's Vineyard, un exclusivo lugar donde suelen pasar sus vacaciones celebridades y millonarios. El 15 de septiembre, en tanto, el gobernador de Texas, Greg Abott, siguió los pasos de DeSantis al enviar un centenar de migrantes a Washington DC, precisamente a las inmediaciones de la residencia de la vicepresidenta, Kamala Harris.

El grupo de migrantes enviados a la isla fueron recibidos temporalmente en una base militar cercana, anunció el 16 de septiembre el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker.

Algunos migrantes presentaron el 20 de septiembre una demanda contra el gobernador de Florida, argumentando que fueron engañados para que subieran al avión con destino a la isla. Paralelamente, un sheriff del estado de Texas dijo que abrió una investigación criminal por los hechos.

Ciudad santuario

DeSantis justificó sus acciones describiendo la isla, un bastión demócrata y popular lugar de vacaciones para la élite política del país, como un destino "santuario" para los inmigrantes indocumentados.

Tres de los seis pueblos que componen Martha's Vineyard, que no es una ciudad, han pasado políticas de santuario. Sin embargo, ni el estado Massachusetts ni la localidad de Martha's Vineyard en su totalidad han aprobado leyes de santuario.

Aunque no existe una definición universal de jurisdicción santuario, el Consejo Americano de Inmigración, organización sin ánimo de lucro, afirma que muchas ciudades, condados y estados que tienen este tipo de políticas limitan la cooperación de las fuerzas del orden locales con las autoridades federales de inmigración. En Los Ángeles, por ejemplo, se prohíbe a la policía ponerse en contacto con alguien simplemente para preguntarle por su situación migratoria.

Ragini Shah, profesora de la clínica de derecho en la Universidad de Suffolk en Boston, dijo a la AFP que "ninguna de las seis ciudades de Martha's Vineyard son ciudades santuario".

"Hay ocho ciudades santuario en Massachusetts", dijo Shah. Estas son Amherst, Boston, Cambridge, Chelsea, Concord, Newton, Northampton y Somerville. Ninguna de esas ciudades está situada cerca del Cabo Cod, una península en el sur de Massachusetts donde, unos 65 kilómetros al sur, se ubica la isla de Martha's Vineyard.

En 2017, tres de los pueblos de la localidad - Edgartown, Tisbury y Chilmark - votaron a favor de pedirle a los concejales que autorizaran a todos los oficiales de esos pueblos que puedan negarse a utilizar los fondos de esas localidades para hacer cumplir las leyes federales de inmigración.

El Lutheran Immigration and Refugee Service (LIRS) define una ciudad santuario como una "comunidad con una política, escrita o no, que desalienta a los oficiales a reportar o informar el estatus migratorio de los individuos, a no ser que esté involucrada la investigación de un crimen grave".

Bajo esta definición, Edgartown, Tisbury y Chilmark podrían ser considerados pueblos santuario, aún cuando no hayan sido clasificados de esa manera por el Center for Immigration Studies, un grupo que aboga por reducir el flujo migratorio en Estados Unidos.

A nivel estatal, el Tribunal Judicial Supremo de Massachusetts dictaminó en 2017 que los funcionarios de los tribunales estatales no podían colaborar legalmente con las órdenes de detención federales, una herramienta clave que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) utiliza para la deportación. Pero Massachusetts no ha aprobado una ley que establezca el estatus de santuario, como han hecho otros estados de EEUU, como California, Colorado e Illinois.

Deportación

Iván Espinoza-Madrigal, director ejecutivo de Lawyers for Civil Rights (Abogados por los Derechos Civiles) -una firma con sede en Boston que ha presentado una demanda colectiva federal contra DeSantis- confirmó a la AFP que Massachusetts no tiene una ley estatal que otorgue protección a los inmigrantes indocumentados. También dijo que los inmigrantes trasladados a Martha's Vineyard no han sido deportados.

"Los trasladaron a una base en Cabo Cod. Acompañé personalmente a los migrantes hasta la base", dijo.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, anunció el traslado el 16 de septiembre a través de su cuenta en Twitter. “Hoy, nuestra administración ha anunciado nuevos refugios y ayudas humanitarias en la Base Conjunta de Cape Cod para los migrantes que han llegado esta semana a Martha's Vineyard”.

Los migrantes aceptaron ser trasladados a la base militar como solución temporal mientras determinan sus próximos pasos.

“Crisis humanitaria”

Una de las entradas en Facebook sostiene que dos de las imágenes que se incluyen en ella refieren a la declaración de una “crisis humanitaria” por parte de Martha 's Vineyard.

En una de las imágenes se observa un tuit, publicado por una cuenta llamada Visit Martha’s Vineyard (Visita Martha’s Vineyard en español) que pertenece a la Cámara de Comercio de la localidad, e incluye un comunicado de la Asociación de Gestión de Emergencias del Condado de Dukes que menciona las palabras “respuesta humanitaria” y no “crisis humanitaria”.

Es el tuit de la Cámara de Comercio el que habla de “crisis humanitaria”, aunque su directora ejecutiva, Carolina Cooney, aseguró a la AFP que “la Cámara de Comercio no es una organización gubernamental”.

7 de octubre de 2022 Agrega precisión en la última línea del primer párrafo e incluye tres párrafos nuevos: 7, 11 y 12.
30 de septiembre de 2022 Cambia redacción del primer párrafo.
Traducción y adaptación
Política de EEUU