Esta protesta en una playa no se hizo para reducir el CO2 ni estaba vinculada con Greta Thunberg

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Un video que muestra a un grupo de personas hundiendo sus cabezas en la arena de una playa se ha compartido más de 1.500 veces en redes sociales al menos desde el 30 de junio de 2022 con la afirmación de que es una protesta organizada por la líder ambientalista Greta Thunberg. Según la publicación, la joven sueca habría pedido a los activistas poner sus cabezas bajo tierra y no respirar para dejar de emitir dióxido de carbono. Pero la actividad no fue liderada por Thunberg y la intención no fue evitar exhalar CO2, sino representar a las personas que ignoran los efectos del cambio climático.

"Greta Tunberg organizó una protesta contra las emisiones de CO2, obligando a una multitud de sus seguidores a meter la cabeza en la arena y no respirar, limpiando así el planeta del dióxido de carbono que se exhala", dice una de las entradas en Twitter y Facebook (1, 2).

En el video, de 25 segundos, se observa al grupo de manifestantes rodeado de banderas de colores, mientras otras personas filman y fotografían la escena.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 7 de julio de 2022

Una búsqueda inversa en Google de los fotogramas de la secuencia viralizada llevó a una publicación en YouTube de la emisora estadounidense Voz de América (VOA), cuyo logo se identifica en la esquina superior derecha de las imágenes difundidas en redes sociales.

El video fue publicado el 11 de octubre de 2019, con el título en inglés "Activistas climáticos entierran sus cabezas en arena en Australia". La descripción de la publicación señala que los manifestantes forman parte "del movimiento global Extinction Rebellion".

"Simbolizando a las personas que ignoran los riesgos del cambio climático, los activistas hundieron la cabeza en la arena en la playa Manly de Sydney", añade la entrada de la emisora.

Otra búsqueda en Google con los términos "Extinction Rebellion" permitió encontrar el sitio web de la organización, en donde se describe como un "movimiento internacional y políticamente no partidista, descentralizada, que utiliza la acción directa no violenta y la desobediencia civil para persuadir a los gobiernos de que actúen con justicia en la Emergencia climática y ecológica".

El símbolo del movimiento es el que se observa en las banderas de colores del video compartido en redes.

La organización, creada en octubre de 2018 en Londres, no menciona ninguna conexión con la activista sueca Thunberg. "Sin líderes y realmente global, cada nuevo nodo hace que el movimiento sea más fuerte, aportando nuevas perspectivas, sabiduría, experiencia, energía e inspiración", describe su web.

"Enterrar la cabeza"

Una búsqueda con los términos "Extinction Rebellion" y "Sydney" permitió encontrar la página en Facebook de este movimiento en esa ciudad australiana. Un rastreo en el perfil condujo la convocatoria de la manifestación del 11 de octubre de 2019, en la playa Mainly.

"A medida que nos enfrentamos a la Emergencia Climática, parece que muchos a nuestro alrededor tienen la cabeza en la arena, temerosos de enfrentar la realidad de lo que se avecina. Nos reuniremos con tantas personas como sea posible en la playa de Manly y realizaremos una manifestación para resaltar la inutilidad de esto. Únete a nosotros para esta acción pacífica y familiar", dice la descripción de la actividad, que hizo parte de una serie de acciones enmarcadas en el evento "Sydney Spring Rebellion [Rebelión de primavera en Sydney]".

Contrario a lo que sugieren las publicaciones virales sobre "dejar de respirar para emitir CO2", los organizadores del evento describieron: "En la playa, cavaremos un hoyo en la arena lo suficientemente grande como para poder meter la cabeza y seguir respirando".

Un día después de la actividad se publicó un álbum de fotografías en la misma página de Facebook. Algunos medios locales informaron sobre la manifestación (1, 2).

Clima