Vista del Capitolio del Estado de California en Sacramento, California, en octubre de 2003 ( AFP/Robyn Beck / )

Cuidado con las publicaciones que anuncian falsamente que California legalizó el infanticidio

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones que anuncian que se aprobó una ley que legalizó el infanticidio en el estado de California, en Estados Unidos, han sido compartidas más de 1.800 veces en redes sociales al menos desde el 21 de abril de 2022. Pero esto es falso. La portavoz de la autora del proyecto dijo a la AFP que la iniciativa legislativa, que aún no se ha aprobado, busca proteger a las mujeres de enjuiciamiento en caso de aborto espontáneo, nacimiento de un niño muerto o que fallezca menos de siete días después del parto por causas relacionadas con el embarazo. A su vez, expertos legales dicen que es poco probable que el texto sea una defensa efectiva para alguien que intencionalmente mate a un bebé.

“La Asamblea del Estado de California despenaliza el infanticidio hasta los 28 días después del nacimiento” se lee en una de las entradas en Facebook (1, 2).

Según el contenido, que también se divulga en Twitter (1, 2) y sitios web, “el proyecto de ley 2223 de la Asamblea de California, patrocinado por la asambleísta Buffy Wicks”, del partido Demócrata, “podría impedir que se castigue a las personas por matar a los recién nacidos” .

Captura de pantalla de una publicación en Twitter hecha el 29 de abril de 2022

Contenido similar también circula en inglés y francés.

Causa relacionada con el embarazo

En febrero de 2022, se presentó el proyecto de ley AB-2223 sobre “salud reproductiva” en la Asamblea Estatal de California, la cámara baja del poder legislativo de ese estado.

Según el texto disponible en el sitio web de la legislatura, el objetivo de la iniciativa es “evitar que una persona sea sometida a un régimen de responsabilidad civil o penal, o privada de sus derechos” por “acciones o negligencias relacionadas con el embarazo o el real, potencial o presunto resultado del embarazo, incluido el aborto espontáneo, la muerte fetal o el aborto o la muerte perinatal”.

Algunas entradas señalan que el uso de la expresión “muerte perinatal” en el contenido del proyecto implica la legalización del asesinato de bebés en los días posteriores a su nacimiento.

La muerte perinatal se refiere tanto al fallecimiento de bebés entre la vigesimoctava semana de gestación y el momento del parto (también se llama mortinato) como a la muerte neonatal temprana, es decir, hasta siete días después del nacimiento.

Pero las publicaciones viralizadas no tienen en cuenta que el proyecto de ley fue enmendado el 6 de abril para dejar claro que la causa de muerte “debe estar relacionada con el embarazo”.

Así luce el texto con la modificación:

Captura de pantalla del proyecto de ley AB-2223 publicado en el sitio web de la Legislatura de la Asamblea del Estado de California tomada el 28 de abril de 2022

La traducción libre del artículo modificado dice:

“Sin perjuicio de cualquier otra ley, una persona no estará sujeta a responsabilidad o sanción civil o penal, o de otra manera privada de sus derechos en virtud de este artículo, en base a sus acciones u omisiones con respecto a su embarazo o real, potencial o presunto resultado del embarazo, incluido el aborto espontáneo, la muerte fetal o el aborto, o la muerte perinatal por una causa relacionada con el embarazo”.

El 5 de abril, Buffy Wicks, asambleísta y autora del proyecto de ley, denunció en Twitter las interpretaciones que se han hecho de la iniciativa:

“Los activistas contra el aborto están vendiendo un argumento absurdo y falso de que #AB2223 permite a los padres hacer daño a los bebés, cuando la verdad es que la parte del proyecto de ley que señalan es sobre proteger y apoyar a los padres que están experimentando el dolor y el trauma de la pérdida del embarazo”, escribió.

Wicks añadió que el proyecto “no impide que el estado mantenga seguros a los niños” y que esta no es una iniciativa “sobre el infanticidio”, sino que “trata de proteger a las californianas que sufren la pérdida de un embarazo de ser investigadas, procesadas o encarcerladas injustamente”.

Consultada por la AFP, Erin Evie, portavoz de Wicks, dijo que el proyecto de ley fue enmendado “para dejar perfectamente claro que [este texto] trata sobre el embarazo y el resultado del embarazo”. Agregó que la enmienda se introdujo “solo debido a interpretaciones falaces”.

Ivie explicó que la iniciativa tiene como objetivo evitar situaciones en las que las mujeres que dan a luz a bebés muertos sean procesadas por su conducta durante el embarazo.

“Este proyecto de ley protegería y apoyaría a los padres en duelo que experimentan pérdidas perinatales al evitar que sean interrogados y posiblemente criminalizados por investigadores y fiscales durante lo que probablemente sea el peor momento de sus vidas”, dijo.

El 27 de abril, la portavoz además aclaró que, contrario a lo que señalan las publicaciones, el proyecto no ha sido aprobado del todo.

“Ha sido aprobado por los comités de política (por la Asamblea General y la Asamblea de Salud) y ahora se encuentra en el Comité de Asignaciones de la Asamblea. Si sale de allí, se trasladaría a la Asamblea en pleno para una votación. Luego, pasaría al Senado”, explicó.

Ivie precisó que aún no se ha fijado una audiencia para discutir el proyecto en el Comité de Asignaciones y por eso “tampoco se sabe aún cuándo se discutirá en la plenaria de la Asamblea”.

Interpretación errada

Expertos legales dijeron a la AFP que el propósito del proyecto de ley es claro y que es poco probable que se use con éxito en una estrategia de defensa para un caso de infanticidio.

“No hay nada que indique que [el texto] proporcionaría una defensa contra el asesinato posparto de un bebé nacido vivo”, dijo Jonathan Simon, profesor de derecho penal en la Universidad de California, en Berkeley.

Franklin Zimring, director del Centro de Estudios de Justicia Criminal de la misma institución educativa, coincidió con su colega: “Cualquiera que quiera convertir eso en un privilegio para los intentos independientes de acabar con la vida de los recién nacidos tendrá que luchar una batalla difícil”.

Por su parte, Stephen Munkelt, director ejecutivo de California Attorneys for Criminal Justice, la asociación de abogados de defensa criminal de California, señaló: “La última cláusula aclara que una muerte perinatal causada por acciones posteriores al nacimiento no está exenta de enjuiciamiento”.

Finalmente, Lisa Ikemoto, profesora de derecho de la Universidad de California, en Davis, dijo que la enmienda al lenguaje de la iniciativa legislativa deja claro que no se relaciona con el infanticidio.

“Interpretar el proyecto de ley para decir que permitiría a las personas matar a sus bebés después del nacimiento del niño implica tanto una licencia creativa extraordinaria como ignorar los principios de interpretación de la ley”, dijo.

ABORTO