Usuarios en redes confunden el caso de jóvenes arrestados con el de dos fallecidos en Colombia

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Diferentes imágenes y un video de dos cuerpos que yacen sobre una carretera han sido vinculados al arresto de dos manifestantes de Cali, en Colombia, desde el pasado 23 de mayo. Pero los propios detenidos vistos en los videos desmintieron la información de su muerte, compartida más de 2.600 veces en redes sociales. No obstante, en el caso de los fallecidos en la ruta sí hay una denuncia que lo relaciona con la fuerza pública. 

Estos 2 jovenes que pueden observar en el vídeo los habían desaparecido y lamentablemente aparecieron sin vida en la vía Cali - Palmira. Ya les anexo más contenido sobre el hecho”, dice una de las publicaciones compartidas en Facebook y Twitter, que están acompañadas por un video que al inicio muestra a dos jóvenes siendo detenidos por policías. Luego aparece otra secuencia a partir de una foto en la que hay dos personas muertas en una vía con ropa parecida.

La denuncia también fue compartida con imágenes (1).

Captura de pantalla a una publicación en Facebook, hecha el 31 de mayo de 2021

Las publicaciones hacen referencia a la detención el 22 de mayo de dos jóvenes en el sector Mariano Ospina de Cali, y también a la aparición al día siguiente en la vía que conduce al vecino municipio de Palmira de dos cuerpos.

Sin embargo, una búsqueda en Facebook con las palabras “detenidos Cali” llevó a una publicación del diario El País de esa ciudad en la que informaban que la policía desmintió que los dos jóvenes retenidos por sus agentes hubieran aparecido muertos. 

De acuerdo con ese medio, los civiles fueron capturados en Puerto Rellena, un emblemático lugar de Cali que los manifestantes bautizaron como “Puerto Resistencia”.

Otra búsqueda en Facebook con las palabras “Policía Puerto Rellena” llevó a un video más largo del mismo operativo policial, en el que se observa cómo un grupo de uniformados arresta a dos jóvenes y los sube a motocicletas mientras ellos gritan pidiendo auxilio. 

Uno de los muchachos se identifica como Diego Fernando Ángel y brinda su número de documento.

Al día siguiente, la Primera Línea de Cali, el grupo de manifestantes que desde el pasado 28 de abril encabeza las marchas contra el gobierno de Iván Duque y regularmente choca con la fuerza pública en puntos estratégicos como “Puerto Resistencia”, transmitió un video en vivo en Facebook en el que aparecen los jóvenes detenidos. 

Una mujer narra que los dos jóvenes fueron reportados inicialmente como desaparecidos, pero decidieron mostrar sus rostros para esclarecer los hechos. 

Yo Diego Fernando Ángel y (...) Brayan Alexander nos encontramos para dar testimonio que todavía estamos con vida, que estamos bien, eso fue mentira lo que pasó ayer”, afirman los jóvenes a cámara.

Después cuentan que la policía los golpeó y les quitó sus objetos personales, pero desmienten las versiones que aseguran que son los mismos que aparecieron muertos, aunque alegan que eran sus “compañeros”. 

En redes se hizo viral otro video de Juan Rueda, fotoperiodista en Cali del diario El Tiempo, publicado el 24 de mayo en el que entrevista a Ángel y su compañero. En esa secuencia, se ven más claras sus caras. 

Comparación de capturas de pantalla de los rostros de Diego Fernando (Izquierda arriba) y Brayan (Izquierda abajo) tomadas del video de Juan Rueda (I) junto al video de la detención (D)

En la entrevista, Ángel resalta que en la fotografía de las dos personas muertas se da la “coincidencia” de que tienen “prácticamente la misma ropa” que ellos, pero señala diferencias. 

El pantalón (...) del muerto era un pantalón gris y un buzo azul, el mio era un pantalón negro con rayas y un poco de letras blancas y un buzo azul”, dice. Así se ve en la comparación de imágenes:

Comparación entre la imagen viral en redes (I) y una captura de pantalla del video de la detención

El otro joven, por su parte, tenía una chaqueta negra y un jean claro, mientras en la fotografía viral la otra persona tiene una chaqueta gris con un pantalón negro de líneas blancas:

Comparación entre la imagen viral en redes (I) y una captura de pantalla del video de la detención

Por su parte, la Alcaldía de Cali también desvinculó el hecho en la carretera con la detención de estos dos jóvenes y junto al Ministerio Público, la Fiscalía y la Policía, señaló que los jóvenes que fallecieron lo hicieron luego de que su motocicleta colisionara “con la base de una señal de tránsito”.

Sobre los fallecidos

Una fuente cercana a la Primera Línea de Cali dijo a AFP Factual que los jóvenes que murieron en el accidente igualmente pertenecían a ese grupo, sin precisar sus nombres. 

El padre de uno de ellos denunció que al momento de la colisión eran perseguidos por uniformados en un video publicado por la Primera Línea de Palmira, quienes identifican a esa víctima como Carlos Sierra.

AFP Factual consultó a las autoridades sobre una versión del diario El Tiempo según la cual “podría tratarse de un homicidio, como lo dice un registro que la Fiscalía le envió a la Notaría 4 de Palmira para realizar el acta de defunción”.

El notario Ricardo Estupiñán de la Notaría 4 de Palmira envió a la AFP un documento en el que consta un oficio enviado a ese despacho por la Fiscalía donde se solicita el levantamiento de un cuerpo identificado como Carlos Alberto Sierra Bernal y precisa: “Manera de muerte homicidio A/T [Accidente de Tránsito]”. 

Estupiñan agregó que “todo lo concerniente a ese caso deberá dirigirse a la Fiscalía”. Sin embargo un encargado de prensa de esa entidad en Cali manifestó no conocer los detalles y no tener información adicional al respecto.

La policía del departamento del Valle del Cauca, cuya capital es Cali y donde está ubicada Palmira, dijo al equipo de verificación de la AFP que “según el reporte es un accidente normal” y “tocaría esperar a ver la Fiscalía qué mira, qué determina”.

Investigaciones

La Consejería Presidencial para los Derechos Humanos adelanta 180 investigaciones “por presuntas faltas disciplinarias de la policía” durante más de un mes de protestas en Colombia, que han sido fuertemente reprimidas por la fuerza pública.

Al menos 61 personas han muerto (incluidos dos uniformados), según un conteo efectuado a partir de reportes de autoridades civiles.

El exceso de fuerza contra los manifestantes ha sido condenado por la comunidad internacional. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, comunicó el 30 de mayo su "profunda preocupación" por la escalada de la violencia en Cali, la urbe que se convirtió en el epicentro del estallido social.