Una demanda laboral incluye a la feminista argentina Marta Dillon; la denunciante no fue expareja suya

Marta Dillón [sic], fundadora de #NiUnaMenos fue condenada por maltratar a una expareja”, se lee en publicaciones compartidas más de 6.000 veces desde febrero de 2019. El mensaje volvió a circular en redes sociales en 2020 previo al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, la historia es engañosa: si bien un fallo judicial meciona a Dillon, fue por una demanda laboral contra el periódico en el que trabaja la activista. Además, tanto ella como la denunciante rechazaron haber sido pareja.

Las publicaciones circulan desde 2019 en redes sociales (1, 2, 3 y 4) y en sitios web (1, 2 y 3), y volvieron a circular en Facebook (1, 2, 3, 4 y 5) y en Twitter (1, 2, 3 y 4) a fines de febrero de 2020. “Clarisa Ercolano Flury, ex pareja de Dillon, la denunció y le ganó un juicio. Clarisa tuvo que soportar durante años los maltratos físicos y psicológicos de la periodista y fundadora de #NiUnaMenos”, se lee en las entradas.

Captura de pantalla realizada el 9 de marzo de 2020 de una de las publicaciones virales

La publicación más antigua, del 20 de febrero de 2019, en el Twitter del portal de noticias Data24, enlaza a una nota que ya no está disponible. Otras publicaciones citan como fuente este mismo portal.  

Algunas publicaciones incluyen una captura de pantalla de un tuit de Clarisa Ercolano, a quien señalan como la denunciante. Una búsqueda en Facebook permitió dar con su perfil, donde se puede ver que en 2019 tenía la misma foto que en las publicaciones virales. 

“El 19 de febrero de 2019, una amiga que trabaja en una sección de espectáculos de un medio de la Ciudad de Buenos Aires me envía el link de la nota de Data 24 donde se decía que la fundadora del Ni Una Menos (vale aclarar, el movimiento es colectivo, no tiene una fundadora) tenía denuncias por maltrato por parte de su ex. A mí se me sindicaba como la ex, narró Ercolano, quien dirige la consultora Comunicación On Line Integral, al ser contactada por AFP Factual. Además, detalló que la versión original estaba en otro sitio web, pero que fue retirada rápidamente por requerimiento de su abogado.

Dos días después de que comenzaran a circular las publicaciones sobre la supuesta denuncia de una expareja de Marta Dillon, Ercolano publicó un mensaje en el que se lee: “De repente hay algunos fakes que se empeñan en difundir esta nota (originalmente salió en un site llamado El Patriarca Dice). Me veo obligada a hacer docencia: No soy lesbiana. No fui pareja de Dillon. Le gané a Página 12 como empresa una demanda laboral (cuando aún había ministerio de Trabajo y esas reliquias) por trabajo en negro y maltrato laboral. Un día tuitee que me jorobaba verla como la abanderada de las niunamenos siendo que a mi [sic] me había maltratado”.

Se valían de un post mío donde jamás refiero ni por asomo que Dillon tuvo conmigo una relación de pareja como única prueba”, detalló a AFP Factual. En esa publicación, del 23 de febrero de 2018, Ercolano escribió: “Como [sic] me jode ver a la Dillon hablando de violencia hacia la mujer cuando yo le gané un juicio justamente por haberme maltratado”.

“Nunca fue mi intención mediatizar el asunto. Opiné [en las redes] cuando la vi [a Dillon] leyendo un discurso en una marcha. Misteriosamente el eje se corrió a mis elecciones sexuales. No me ofende que me digan lesbiana solamente que es como si me dijeran que soy rubia y mido 1.80; no es verdad”, explicó a AFP Factual.

Captura de pantalla tomada el 13 de abril de 2020 del portal Noticiero Chaco

En diálogo telefónico con AFP Factual, Dillon dijo: “Clarisa no es mi compañera [pareja], nunca lo fue, ella era una colaboradora externa de La 12. [Las publicaciones] no tienen ni una fuente, hay un tuit de una persona y nada más. No tienen espesura informativa”.

Fallo judicial

En 2016, Ercolano sí obtuvo un fallo favorable de la justicia argentina, al que AFP Factual accedió tras una búsqueda en el sistema de consulta del Poder Judicial argentino. Pero fue tras una demanda laboral que interpuso contra Editorial La Página, responsable del periódico Página 12. Marta Dillon, periodista y activista argentina del colectivo Ni Una Menos, es editora del suplemento Las 12 de Página 12. 

Según consta en la sentencia, en la demanda, presentada en 2014, Ercolano realizó un reclamo laboral contra la editorial La Página. En él, además, hizo referencia a la existencia de maltrato por parte de la editora general Marta Dilon [sic] y de Florencia Monfort”, alegando que “estas personas la sometieron a situaciones violentas y humillantes, delante de otros colegas, y que se dirigieron a ella descalificándola”.

El 27 de diciembre de 2016, el Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N26 de la Ciudad de Buenos Aires falló a favor de Ercolano, ordenó que se le pagaran las indemnizaciones correspondientes. En lo referido a la violencia laboral denunciada, la sentencia, además, hizo lugar al daño moral, al considerar que la editorial fue negligente al menos porque “consintió la consecución de conductas agraviantes a los intereses de la trabajadora, en condiciones que razonablemente no debió permanecer ajena”.

Montaje realizado el 8 de abril de 2020 con capturas de fragmentos del fallo judicial

Según lo que consta en el sistema de consulta del Poder Judicial, no hubo apelaciones a la sentencia.

Una búsqueda en Google de los términos “Marta Dillon denuncia” ,limitando los resultados a aquéllos publicados antes de 2019, no arroja ningún resultado relacionado con algún otra causa judicial contra la periodista. 

Cada 8 de marzo

En marzo de 2020, Ercolano tuiteó detalles del fallo y Dillon respondió con una serie de tuits. “Bien, es un juicio por despido, no por maltrato, contra Pagina12, no contra mí”, expresó.

En diálogo telefónico con AFP Factual, Dillon reiteró estas palabras: Ella nunca me hizo juicio a mí en lo personal. Inclusive, Clarisa en un momento se fue a trabajar a [la provincia argentina de] Mendoza y me pidió una carta de recomendación, yo se la mandé”. 

Respecto de la acusación de maltrato laboral, dijo: “Seguro discutimos en algún momento por alguna cosa, pero no… No hay un juicio por maltrato. No tiene goyete [sentido] eso. Esos maltratos no se enjuiciaron porque a mí nunca me citaron ni me preguntaron ni nada. La demanda es contra Página, y Página elige decirle a todo que sí porque igual lo iban a perder y lo que necesitaban era abreviar y arreglar una indemnización”. 

La periodista calificó de “pesadilla” la viralidad que adquirieron estas publicaciones falsas. “Me hace mal, pero no me quiero victimizar. Yo soy una militante feminista que lucha por el fin de la violencia machista y creo que esto es parte de las herramientas sucias que tienen para denostar al feminismo”, aseguró y señaló que las publicaciones resurgen cada año cerca del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, o en junio, cuando en Argentina se realiza la marcha organizada por el movimiento Ni Una Menos

En suma, la periodista y activista feminista Marta Dillon no fue denunciada por una expareja por maltrato. Su nombre figura en una demanda por despido presentada por la periodista Clarisa Ercolano contra la editorial La Página, donde la demandante la acusa -junto a otra persona- por maltrato laboral en el periódico Página 12.

AFP Argentina
Nadia Nasanovsky