Quino dijo en 1988 que Mafalda habría estado entre los desaparecidos de la última dictadura argentina

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Tras el fallecimiento del humorista gráfico argentino Joaquín Salvador Lavado, Quino, el pasado 30 de septiembre, circuló miles de veces en redes sociales la afirmación de que en alguna ocasión había dicho que si Mafalda, su personaje más famoso, hubiese crecido, habría estado entre los desaparecidos de la última dictadura militar en Argentina. En efecto, Quino se lo dijo a la periodista Norma Morandini en Buenos Aires en 1988.

Luego de verificar el texto “La vida debería ser al revés”, atribuido erróneamente a Quino al menos desde 2005, AFP Factual recibió una consulta acerca de la veracidad de las siguientes palabras atribuidas al dibujante: “Mafalda nunca habría llegado a ser adulta. Ella estaría entre los 30 mil desaparecidos de Argentina”.

Tras el fallecimiento de Quino el pasado 30 de septiembre, la afirmación se replicó más de 7.000 veces en Facebook (1, 2) e Instagram.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 13 de octubre de 2020

Además circuló ampliamente en Twitter, cuando el periodista Reynaldo Sietecase recordó que el propio Quino se lo había dicho en la Biblioteca Argentina de Rosario en una entrevista pública, años atrás. 

En busca de la cita

Consultado por AFP Factual, Sietecase contó que el diálogo que mantuvo con Quino en la ciudad de Rosario fue a fines de los 90. AFP se comunicó con la Biblioteca Argentina de Rosario, para consultar si conserva registros de la conversación, pero la institución comunicó no tenerlos.

Una búsqueda por palabras clave en Google ofreció nuevas pistas sobre la cita en el artículo “‘Ese monstruito’: Mafalda, generaciones y género en una construcción mítica”, publicado por la historiadora uruguaya Isabella Cosse en la Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud en julio de 2016. Allí la autora hace referencia a la frase, citando como fuente una pieza escrita por la periodista argentina Norma Morandini en el año 1988, y publicada por la revista española Cambio 16.

Desde Madrid, Morandini confirmó a AFP Factual la cita del ilustrador. “Yo volví del exilio y sentía mucha curiosidad por lo que había pasado en la Argentina de la dictadura. Como Mafalda cumplía los 25 años, empecé a hacer el juego de preguntarle a la gente cómo se la imaginaba. Fue muy interesante; algunos decían que era una viuda de la modernidad, o feminista, ¡hasta que era de la UCeDé [partido político argentino fundado en 1982, NDLR], dijo alguien! Dejé a Quino para el final, que me dijo que no, que Mafalda no hubiera llegado a los 25 años porque estaría entre los desaparecidos”.

La entrevista, contó Morandini, tuvo lugar en la casa del dibujante en Buenos Aires: “Un pequeño estudio blanco, con los personajes de Mafalda en una repisa”, recordó.

Morandini, quien al 14 de octubre de 2020 no había podido regresar a su casa en Argentina a causa de la pandemia de covid-19, no pudo facilitar a la AFP una imagen del ejemplar de Cambio 16 donde fue publicado el artículo. El equipo de verificación hizo a continuación la consulta correspondiente en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, que preserva el archivo de la revista y permitió revisar el contenido solicitado.

El artículo fue publicado en el Nro. 862 de Cambio 16, el 6 de junio de 1988. Se titula “Los 25 años de Mafalda” y ocupa las páginas 203 y 204. En su último párrafo se lee:

Quino en el lanzamiento de "Mafalda inédita", Ciudad de México, el 26 de noviembre de 2008

Quino dejó Argentina por Milán poco antes del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, que llevó al poder a la Junta Militar conformada por Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti. Como relató al periodista Carlos D. Mesa Gisbert para el programa boliviano “De cerca” en el año 2000, se fue durante el gobierno de Isabel Martínez de Perón, cuando ya estaba en actuación en el país la Alianza Anticomunista Argentina, conocida como “Triple A”: “Ya empezaba a haber secuestros y asesinatos. El ambiente estaba muy enrarecido; había periodistas amenazados. Yo me vi venir lo que se iba a venir”, dijo Quino. 

¿La razón por la que dejó de dibujar a Mafalda?

Algunas publicaciones virales (1, 2)  aseguran que Quino dijo que Mafalda habría estado entre los 30.000 desaparecidos de Argentina en un Congreso de la Lengua, y que esa era la razón por la cual dejó de dibujar la tira.

El Congreso Internacional de la Lengua Española es un evento que se organiza cada tres años en distintos países del mundo hispanohablante para “avivar la conciencia de corresponsabilidad de gobiernos, instituciones y personas en la promoción y en la unidad de la lengua, entendida como instrumento vertebrador de la comunidad iberoamericana”.

AFP Factual no pudo dar con registros de una participación de Quino en dicho evento. En cambio, el dibujante contó en numerosas oportunidades por qué había dejado de dibujar a Mafalda, y su explicación no se relaciona con la dictadura militar.

La tira, originalmente pensada para una malograda campaña publicitaria de electrodomésticos, fue publicada por primera vez en la revista argentina Primera Plana el 29 de septiembre de 1964, como puede leerse en la cronología incluida en la edición “Toda Mafalda” de Ediciones La Flor.

Su última fecha de publicación fue el 25 de julio de 1973, tres años antes del golpe militar.

Tanques y soldados frente a la sede del poder ejecutivo argentino, la Casa Rosada de Buenos Aires, el 24 de marzo de 1976

En 1977, entrevistado por el periodista español Joaquín Soler Serrano para el programa “A fondo”, Quino dijo que había dejado de dibujar a Mafalda porque se estaba “empezando a repetir”, lo que le parecía “deshonesto”: “No quería que mi historieta fuera como esas que tienen ya cuarenta años y que uno las lee por costumbre, y sabe cómo van a terminar”, explicó.

En el sitio personal del autor, alojado en Ediciones La Flor, se leen las siguientes palabras de Quino respecto de Mafalda: “Estaba cansado de hacer siempre lo mismo. La decisión pasó hasta por zonas conyugales, porque mi mujer estaba podrida de no saber si podíamos ir al cine, invitar gente a cenar o qué sé yo, porque yo estaba hasta las 10 de la noche con las tiras. Además me costaba mucho no repetir y me daba cuenta de que cuando no se me ocurría nada, enseguida echaba mano a Manolito o a Susanita, que eran los más fáciles”.

Por último, en la entrevista ya citada con el programa boliviano “De cerca”, Quino dijo: “Yo considero que así como García Márquez tiene derecho a no seguir escribiendo qué pasa con la familia Buendía y querer escribir otros libros, también uno tiene la libertad de hacer otro tipo de dibujo en que se siente más libre, no encasillado siempre en la misma tirita con los mismos personajes, que además eso como dibujante limita mucho la plasticidad de la línea”.

Además de Mafalda, Quino (1932-2020) fue autor de más de 15 libros de humor gráfico, como “A mí no me grite” (1972), “Sí, cariño” (1987), y “Potentes, prepotentes e impotentes” (1989). Su obra combina agudas observaciones de la vida cotidiana y críticas tenaces a la injusticia social, y le valió el Premio Príncipe de Asturias en 2014 y también la Legión de Honor de Francia.

En resumen, es verdad que Quino dijo en una entrevista que si Mafalda hubiera crecido, estaría entre los desaparecidos que dejó la última dictadura militar en Argentina. Sin embargo, esa no es la razón por la que dejó de dibujar la tira, sino porque sentía que estaba repitiéndose.

EDIT 15/10: Corrige link de Biblioteca Nacional de España
 
Ana Prieto