No, ningún migrante africano ha sido diagnosticado con ébola en Tamaulipas, México

Varias publicaciones en redes sociales y sitios informativos han afirmado que en Nuevo Laredo, en el norte de México, “20 migrantes africanos fueron diagnosticados con síntomas de ébola”. Sin embargo, tanto la Secretaría de Salud local mexicana como la estadounidense han desmentido la versión.

Detectan en Nuevo Laredo a 20 africanos con síntomas de ébola”, dice una publicación en Facebook cuya afirmación es el título de una nota, ambas compartidas poco más de 1.000 veces en esa red social. Al hacer una búsqueda en Google se pueden encontrar muchas más notas con la misma aseveración, algunas de ellas retomadas cientos de veces en Twitter.

Captura de pantalla del 23 de abril de 2019 de la publicación viral en Facebook

El artículo más antiguo está fechado el 15 de abril de 2019. En él se cuenta que “la División de Salud de Aduanas y Protección Fronteriza [CBP, por sus siglas en inglés], informó que en los albergues para migrantes se detectó a 20 nacionales del Congo con síntomas del ébola”.

Entrevistado por la AFP, Héctor González, director del Departamento de Salud de Laredo en Texas, Estados Unidos, fronterizo con Nuevo Laredo en México, aseguró que la única autoridad que puede emitir un análisis o alerta sobre alguna enfermedad en migrantes que quieren entrar a Estados Unidos es el departamento que él preside y no la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

De acuerdo con la página oficial de la CBP, entre sus tareas está el “mantener a terroristas y sus armamentos fuera de Estados Unidos y al mismo tiempo facilitar el comercio de viajes internacionales y seguros”. Además, brinda orientación sobre trámites de acceso a migrantes y aduanas. No figuran comunicados referentes a la salud de los migrantes.

En respuesta al hecho de que varios de estos artículos lo citan, González aseguró a la AFP que fueron “malinterpretadas” declaraciones suyas acerca del estado de salud de los migrantes.

“Dado su país de origen (RD Congo) el ébola es una enfermedad que vigilamos, al igual que lo hacemos con la malaria y la fiebre amarilla, tanto en el monitoreo como en la coordinación binacional con México”, añadió González, según quien si hubiera habido un brote, se habrían tomado medidas.

El ébola es un virus con una tasa de mortalidad de hasta 90%, cuyo origen se desconoce, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. La primera vez que apareció fue en 1976 con brotes simultáneos en República Democrática del Congo y Sudán.

La Secretaría de Salud de Nuevo Laredo, México, envió el pasado 23 de abril a la AFP un boletín en el que descarta que a la fecha se hayan presentado casos de ébola entre la población migrante.

El documento señala que en el último mes se ha reportado la llegada de 130 migrantes de origen africano: 90 personas de República Democrática del Congo, 22 de Angola, nueve de Togo y la misma cantidad de Camerún, quienes fueron instalados en cuatro refugios temporales.

En una conferencia el 23 de abril de 2019, la secretaria de gobernación Olga Sánchez señaló que en México se ha registrado un aumento “insólito” de migrantes centroamericanos que intentan llegar de manera irregular a Estados Unidos, así como un incremento en el ingreso de indocumentados cubanos, africanos y asiáticos.

Por lo tanto, no hay registro de casos de migrantes africanos contagiados con ébola en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Y las autoridades de Laredo, Texas en Estados Unidos, tampoco emitieron alguna alerta sobre el tema.

On the same subject