No, los rinocerontes no se extinguieron

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones recientes aseguran que los rinocerontes se extinguieron, luego de que el último rinoceronte negro muriera durante un traslado. Ambas afirmaciones son falsas. Aunque la subespecie conocida como rinoceronte negro occidental fue oficialmente declarada extinta en 2011 y a pesar de que 11 rinocerontes negros del este sí murieron en julio pasado en Kenia, los rinocerontes en general no están extintos.

"Muere el último rinoceronte del mundo. Están oficialmente extintos", anunció un titular sensacionalista en VideoChaskaVuntu en español, a finales de julio. El portal digital publica con frecuencia artículos amarillistas y afirmaciones falsas sobre consejos y tendencias de estilo de vida.

Sin embargo desde el primer párrafo la publicación deja de hablar de la especie en general, para referirse sólo a los rinocerontes negros, supuestas víctimas de la intervención humana.

Según el artículo, la responsabilidad humana en la muerte de rinocerontes negros se dio cuando algunos ejemplares fueron trasladados de un parque nacional a una reserva ecológica en Kenia. Más adelante en el artículo, se explica a los lectores que se trataba de dos rinocerontes: un macho que murió en el traslado y una hembra que aún vive, pero que está herida tras haber sido atacada por leones.

La publicación toma elementos de historias reales sobre rinocerontes, pero llega a conclusiones falsas.

En primer lugar, el rinoceronte negro occidental, una subespecie del rinoceronte negro nativo de África, fue oficialmente declarado extinto por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés) en 2011, cinco años después de su último avistamiento en 2006.

En segundo lugar, un traslado de rinocerontes sí ocurrió en julio de 2018 cuando el Servicio de Vida Silvestre de Kenia quiso reubicar a 11, no dos, rinocerontes negros del este, desde los parques nacionales de Nairobi y Lago Nakuru, al parque nacional de Tsavo Oriental, según el Ministerio de Turismo y Vida Silvestre de Kenia.

A black male rhinoceros is loaded into a transport crate in Nairobi park in June 2018 (Tony Karumba)

El 13 de julio pasado, cuando ya habían muerto ocho ejemplares, el ministerio de Turismo anunció que se debía a una "intoxicación con sal por haber tomado agua de alta salinidad al llegar a ese nuevo entorno".

Los 11 animales murieron -el undécimo rinoceronte fue atacado por una manada de leones y más tarde también murió- y la Federación Turística de Kenia expresó, el 31 de julio de 2018, “profunda preocupación y tristeza con relación a la muerte trágica sin precedentes de once rinocerontes durante su reubicación". 

Finalmente, VideoChaska aseguró que la población de rinocerontes negros se redujo a dos. En realidad, la especie a la que sólo le quedan dos hembras es la conocida como rinoceronte blanco del norte. El último macho, Sudán, murió en el área protegida Ol Pejeta Conservancy en Kenia, en marzo de 2018.

Najin (Left) and Fatu, the world's two remaining northern white rhinos, in the Ol Pejeta Conservancy park in March 2018 (Tony Karumba)

A pesar de que los rinocerontes negros todavía están clasificados como “en peligro crítico de extinción” tanto por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) como por la IUCN, su población ha aumentado ininterrumpidamente durante varias décadas. Desde un mínimo histórico de 2.500 en 1990, los rinocerontes negros se han recuperado hasta alcanzar entre 5.000 y 5.500 animales al día de hoy, según el WWF.