No existe relación entre el agua de la presa liberada por el gobierno de AMLO y la refinería de Dos Bocas

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 7.200 veces en redes sociales desde el pasado 16 de noviembre afirman que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, decidió inundar “zonas pobres” del sureño estado de Tabasco, al cerrar la compuerta de una presa para proteger la nueva refinería que su gobierno construye en el norte de ese estado. Sin embargo, especialistas consultados por AFP Factual coincidieron en que esta afirmación es falsa porque el agua que el gobierno mexicano dirigió al operar la compuerta no llega a los terrenos donde se edifica el proyecto petrolero.

Sin embargo, especialistas consultados por AFP Factual coincidieron en que esta afirmación es falsa porque el agua que el gobierno mexicano dirigió no llega ni podría llegar a los terrenos donde se edifica el proyecto petrolero, independientemente de si se abre o se cierra la compuerta de la presa.

“MORENA decidió inundar ‘zonas pobres’ NO para salvar a Villahermosa. Si no, para que no se inundará Dos Bocas”, dice la leyenda de una imagen compartida en Facebook (1, 2, 3). 

Morena, Movimiento de Regeneración Nacional, es el partido del presidente López Obrador; Villahermosa es una ciudad ubicada en el centro del estado de Tabasco y su capital administrativa; Dos Bocas es el nombre de la nueva refinería que el gobierno construye en el municipio de Paraíso, en el norte de Tabasco.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 8 de diciembre de 2020

Las fotos

La imagen superior de la composición viral muestra algunas casas en una calle anegada. Una búsqueda inversa de la fotografía llevó a una nota publicada el 3 de octubre de 2020 con el título “126 mil en Tabasco, en riesgo de inundación; hay afectados en 9 municipios”.

La foto lleva el crédito de Fabiola Xicoténcatl, corresponsal del diario mexicano Excélsior, y acompaña un texto sobre el riesgo de inundación que enfrentaban entonces los municipios de Centro, Nacajuca, Jalpa y Cunduacán, en el centro de Tabasco, debido a un frente frío.

Las dos imágenes en la parte inferior circularon en Twitter el 21 de septiembre de 2020, de acuerdo con una búsqueda inversa en Google.

El usuario que publicó las fotografías añadió el mensaje: “Tras fuertes lluvias ayer por la tarde / noche y hoy por la mañana, así luce el sitio de construcción de la #refinería en Dos Bocas, Tab”. Luego de que estas imágenes se viralizaron, la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, confirmó (1, 2) que hubo encharcamientos en los terrenos donde se construye la refinería de Dos Bocas.

¿Salvar una ciudad o la refinería?

 Las publicaciones virales afirman que Morena, el partido del gobierno, “decidió inundar ‘zonas pobres’ NO para salvar a Villahermosa. Si no para que no se inundará Dos Bocas”.

Las entradas se refieren a la decisión de López Obrador de cerrar una compuerta (1) para evitar que el agua acumulada en la presa Peñitas (2) por las intensas lluvias se dirigiera hacia el río Carrizal (3), que atraviesa la ciudad de Villahermosa, y en su lugar corriera por el río Samaria (4).

Captura de pantalla tomada de Google Maps el 7 de diciembre de 2020

En un video (minuto 3:32) subido a Facebook el 15 de noviembre pasado y grabado durante un sobrevuelo en helicóptero, López Obrador explicó su decisión: “Tuvimos que optar entre inconvenientes. No inundar Villahermosa y que el agua saliera por el (río) Samaria, por las zonas bajas. Desde luego, se perjudicó a la gente de Nacajuca, los chontales [grupo de indígenas mexicanos NDLR], los más pobres, pero teníamos que tomar una decisión”.

El mandatario mexicano justificó su actuación diciendo que “donde vive la mayoría de la gente de Tabasco, se evitó una inundación mayor”.

En este contexto, las publicaciones virales aseguran que el verdadero motivo por el que se dirigió el agua hacia el río Samaria fue evitar afectaciones en los terrenos de la nueva refinería de Dos Bocas.

Dos especialistas y un funcionario de la Comisión Nacional del Agua de México (Conagua) consultados por AFP Factual dijeron que esa afirmación es falsa y que carece de sustento.

El río no llega a la refinería

El agua de la presa Peñitas, que se llenó el 7 de noviembre debido a las lluvias, desemboca en el río que oficialmente se conoce como Mezcalapa y este “no llega a Dos Bocas”, dijo a AFP Factual María Castillo, especialista en ecosistemas acuáticos del Colegio de la Frontera Sur. 

“Aguas abajo de Nueva Zelandia, Tabasco, este río se divide en dos ramales: el río Carrizal que pasa por Villahermosa y el Samaria”, añadió Castillo. 

En esta captura de pantalla de Google Maps se localizan la población de Nueva Zelandia (1), el río Carrizal (2), el río Samaria (3) y la refinería de Dos Bocas (4):

Captura de pantalla tomada de Google Maps el 4 de diciembre de 2020

La académica agregó que “es probable que este río que ahora llamamos Mezcalapa, fuera el río Mazapa o Dos Bocas que desembocaba en el Golfo de México cerca de la zona de Dos Bocas”, citando a la antropóloga Flora Salazar, autora de un artículo titulado “De señor a tributario: Historia breve del gran Mazapa”.

AFP Factual consultó a Salazar, quien también es investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Tabasco, sobre los orígenes del que hoy se conoce como río Mezcalapa, en el que se ubica la compuerta cerrada por el gobierno de México.

En el siglo XVI, el río Mazapa, “al que luego los españoles le pusieron Dos Bocas”, se formaba en Guatemala y “fluía hacia el norte hasta desembocar al Golfo de México en la barra de Dos Bocas”, aseguró Salazar. La barra de Dos Bocas actualmente se ubica a 6,5 km de donde se construye la nueva refinería.

Pero en el siglo XVII, “hacia 1675 el cauce principal del río Dos Bocas se desvió o fue desviado hacia el oriente”. Existe la teoría de que los pobladores locales modificaron el curso del río para evitar que los piratas ingleses entraran por sus aguas hasta las poblaciones, pero “es un estudio pendiente”, precisó.

El hecho es que la cuenca baja del río Dos Bocas, que hasta finales del siglo XVII llegaba al Golfo de México, “se empezó a secar, de ahí que el cauce principal tomara el nombre de Río Seco, añadió la antropóloga.

Felipe Irineo, director de la Conagua en Tabasco, coincidió en que las aguas de la presa Peñitas no llegan a los terrenos de la refinería de Dos Bocas y aclaró que el punto en el que más se acercan es la barra de Chiltepec, a 11 km del nuevo proyecto petrolero, donde desembocan en el Golfo de México.

Antes de llegar ahí, el agua de la presa Peñitas fluye hacia el oriente por el río Samaria, pasando por los municipios de Cunduacán, Jalpa de Méndez y Nacajuca, precisamente los que fueron más afectados por la descarga de la presa según informó López Obrador.

En esta captura de pantalla de Google Maps se observa el recorrido del río Samaria (1) con una línea punteada, hasta su confluencia con el río González (2) y su desembocadura en el Golfo de México, en la barra de Chiltepec (3), así como la refinería de Dos Bocas (4):

Captura de pantalla de Google Maps tomada el 7 de diciembre de 2020

En esta captura de pantalla de Google Maps se observa el agua de la presa Peñitas que primero fluye por el río Samaria y luego por el río González (1), su desembocadura en el Golfo de México, en la barra de Chiltepec (2) y los terrenos donde se construye la refinería de Dos Bocas (3):

Captura de pantalla de Google Maps tomada el 7 de diciembre de 2020

Inundaciones en Tabasco

Las intensas lluvias causadas por el ciclón Eta y la descarga de la presa Peñitas causaron inundaciones en varias localidades de Tabasco. Las autoridades locales reportaron la muerte de al menos 10 personas

El 14 de noviembre, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, informó que más de 99.500 viviendas y 300.000 personas resultaron afectadas.

En conclusión, según varios expertos consultados, el agua de la presa Peñitas no llega ni podría llegar a los terrenos donde se construye la nueva refinería de Dos Bocas, por lo que es falso que el gobierno de México haya intentado protegerla de inundaciones cerrando una de las compuertas de la presa.