No, esta foto no fue tomada durante la protesta indígena en Colombia

Una publicación que supuestamente muestra a dos manifestantes cargando artefactos explosivos durante una protesta indígena reciente en Colombia ha sido compartida al menos 12.000 veces en redes sociales. Aunque la imagen es real, fue tomada en 2012 y muestra a dos indígenas retirando material bélico de su territorio.

"¡Los pobres indígenas llevando leña para prender candela! Unos angelitos de Dios", asegura el autor de una de las publicaciones, que se encuentra en línea desde el 22 de marzo pasado. En ese momento, el departamento colombiano de Cauca (suroeste) se encontraba afectado por un bloqueo en una importante vía organizado por varias organizaciones indígenas que protestaban contra el gobierno.

Captura de pantalla hecha el 22 de abril de 2019 de una publicación en Facebook

El bloqueo se levantó el 6 de abril, cuando el gobierno del presidente Iván Duque y los manifestantes llegaron a un acuerdo luego de tres semanas de fuertes choques entre indígenas y la fuerza pública que dejaron al menos un manifestante y un policía muertos y decenas de heridos. Sin embargo, esta imagen no fue tomada durante esos enfrentamientos.

La fotografía fue publicada por primera vez el 13 de julio de 2012 en el sitio web de la ONG colombiana Corporación Arcoíris. Según esta organización, la imagen muestra a "indígenas del Cauca" retirando morteros en la vía que conduce a Toribío, un pueblo ubicado en esta región, y fue tomada por un miembro del equipo de comunicación de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN).

Al ser consultado por el equipo de verificación de la AFP, Eduin Capaz, coordinador del área de derechos humanos de la ACIN, confirmó que la imagen fue tomada por esa organización en 2012 en una zona próxima a Toribío. Según Capaz, la foto corresponde al momento en que "las comunidades de ese sector decidieron expulsar a la guerrilla y también al ejército". Los proyectiles que allí aparecen fueron encontrados por los indígenas durante las "acciones de barrido" adelantadas para expulsar a los guerrilleros de las FARC de su territorio, aseguró.

A comienzos de julio de 2012, las organizaciones indígenas de Cauca, una de las regiones de Colombia donde es más intenso el conflicto armado, exigieron la salida de sus territorios de los actores armados del conflicto, al considerar que las únicas víctimas de la confrontación son los habitantes de los pueblos allí localizados.    

Aunque la imagen que muestra a dos indígenas sosteniendo proyectiles es real, la misma data de 2012 y no corresponde a las protestas de marzo pasado, en las que se produjeron incidentes violentos entre organizaciones indígenas y la fuerza pública en el departamento de Cauca.