El papa Francisco durante el evento Trenes para niños en el Vaticano el 9 de junio de 2018 (AFP / Vincenzo Pinto)

No. El papa no ha aceptado participar en las consultas de paz en México

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

La asesora en Derechos Humanos del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró el 14 de julio pasado que el papa Francisco participaría a través de una videoconferencia en un diálogo sobre una Ley de Amnistía presuntamente a favor de los campesinos que cultivan droga y otros delincuentes menores involucrados con el narcotráfico y destinada, según el próximo mandatario, a acabar con la violencia que azota al país; sin embargo, este lunes 16 de julio el portavoz del Vaticano ha afirmado a la AFP que dicha declaración no está sustentada.

Jorge Mario Bergoglio "sí aceptó participar vía videconferencia, pero aún no están definidos los detalles”, dijo a la prensa Loretta Ortiz, la asesora en Derechos Humanos de Andrés Manuel López Obrador, quien ganó las elecciones presidenciales mexicanas el pasado 1 de julio al ser cuestionada sobre la participación del papa en las consultas para la creación de la Ley de Amnistía que se iniciarán el 7 de agosto y concluirán el 30 de noviembre.

Sin embargo, el Vaticano negó que el pontífice argentino haya aceptado la invitación para participar en dicha consulta. Greg Burke, el portavoz de la Santa Sede, aseguró en una breve declaración enviada a la AFP que "la noticia de que el Santo Padre participará en la conferencia carece de todo fundamento".

Loretta Ortiz afirmó el sábado pasado que el papa enviará además a dos representantes a las consultas; no obstante, el portavoz del papa no precisó este punto. El Vaticano participó hace dos años como observador en las negociaciones por el proceso de paz en Colombia, pero nunca aceptó ser mediador directamente a pesar de los reiterados pedidos de las partes.

Ante el desmentido, la asesora en Derechos Humanos de López Obrador se pronunció la tarde del lunes 16 de julio a través de Twitter donde asegura que la respuesta del papa Francisco, hasta ahora, ha sido de manera informal.

La Ley de Amnistía

México contabiliza, según datos oficiales, más de 200.000 muertos desde que lanzó una polémica ofensiva militar contra el narcotráfico en 2006, en el inicio del sexenio del entonces presidente Felipe Calderón, del partido conservador. El actual mandato de Enrique Peña Nieto es el que más muertes ha registrado, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En diciembre pasado, en el estado de Guerrero López Obrador planteó la necesidad de explorar nuevas rutas para resolver los graves problemas de violencia, entre ellas la posibilidad de otorgar amnistías. La propuesta que forma parte de su actual plan de seguridad no ha sido precisada, aunque el mismo López Obrador presume que esta figura estará a favor de los campesinos que cultivan droga y otros delincuentes menores involucrados con el narcotráfico.

Fue durante su periodo de campaña en un conversatorio con alumnos del Tecnológico de Monterrey en el estado de Nuevo León que López Obrador confirmó que invitaría al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a un representante de Amnistía Internacional y al papa Francisco para analizar temas como la legalización de la droga y la amnistía.

Aunque ha existido una invitación por parte del presidente electo de México para que el papa Francisco forme parte de las consultas para la Ley de Amnistía, es falso que el pontífice haya aceptado.

AFP México