Ningún árbol de 6.000 años o más ha sido registrado hasta ahora

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones en español compartidas casi 100.000 veces en redes sociales al menos desde 2017 difunden imágenes de árboles, ubicándolos en distintos países africanos y asegurando que se trata de un baobab de “6.000 años”. Sin embargo, hasta la fecha no se ha descubierto ningún árbol con esa edad, según expertos contactados por la AFP. El árbol vivo más viejo del mundo identificado hasta el momento es un pino Bristlecone de casi 4.850 años que se encuentra en Estados Unidos. 

“BAOBAB de 6000 años en Tanzania. Tal vez el árbol más antiguo de la Tierra”, se lee en una de las publicaciones difundidas en Facebook, acompañada de una imagen de un árbol gigante, que contrasta con el tamaño del hombre que se apoya en su tronco. 

Entradas similares circulan al menos desde abril del 2017 en Facebook (1, 2, 3) y en Twitter (1, 2). Algunas publicaciones también comparten esta imagen, afirmando que la instantánea fue tomada en Senegal y no en Tanzania. En internet, la foto se difunde al menos desde enero de 2004, sin especificar el país de origen.

Contenido similar también se ha difundido con otra imagen distinta (1, 2, 3), que figura en internet al menos desde 2007. Además, esta aseveración ha circulado en catalán, francés, inglés y portugués, mencionando también distintas localizaciones en África.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 16 de abril de 2021

No hay registro de un baobab tan longevo

El ecologista Pascal Danthu, miembro del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agrícola para el Desarrollo (Cirad), consultado por la AFP, planteó la hipótesis de que puede ser un baobab de la región de Morombe, en el suroeste de Madagascar. 

El científico, que ha investigado sobre este tipo de árboles durante muchos años, envió dos fotografías que afirma haber tomado “hace cuatro o cinco años” mientras estaba en Madagascar. El baobab visible en estas imágenes tiene muchas similitudes con el de una de las fotos  virales en Facebook: ramas distribuidas de la misma manera (rectángulos azules), formas similares (rectángulos rojos) y marcas idénticas en el tronco (rectángulos amarillos).

Captura de pantalla de una publicación de Facebook, realizada el 16 de abril de 2021, con los rectángulos para la comparativa
Imágenes cedidas por Pascal Danthu a la AFP

A pesar de que el investigador aseguró que hay una cierta “semejanza” entre ambos árboles, no pudo afirmar con certeza que estas fotos muestren el mismo baobab. Por su parte, el equipo de verificación de la AFP no pudo confirmar la ubicación exacta del baobab que circula por redes sociales. 

Sin embargo, a pesar de no haber confirmado su localización exacta, este baobab no puede tener 6.000 años, ya que es una longevidad excesiva para este tipo de árbol.

Según un estudio de la revista científica Nature Plants publicado en 2018, el baobab más antiguo conocido estaba en Zimbabue. Los autores estimaron que su edad rondaría los 2.450 años cuando murió en 2011. Desde entonces, los expertos no han encontrado un ejemplar tan longevo como indican las publicaciones virales. 

El baobab, un árbol místico

El baobab, perteneciente a la familia de los Bombacaceae, “es un árbol de hoja caduca que se encuentra comúnmente en las Comoras, Madagascar y África tropical donde también es el emblema de Senegal”, explica la sección de jardinería del diario francés Le Monde. 

Existen nueve especies de baobabs alrededor del mundo, pero el continente africano solo alberga una, la Adasonia digitata. Las otras variedades están presentes en Madagascar, salvo una de ellas, que se encuentra en Australia. 

Según el ecologista Pascal Danthu, el baobab es “muy utilizado por las poblaciones locales”, especialmente sus frutos, hojas y, antiguamente, sus fibras. Más allá de su uso pragmático, el árbol tiene “un lado sagrado” y en ocasiones se utiliza para “cultos vinculados a mujeres y niños”.

Un baobab a las afueras del bosque de Bandia, en Senegal, el 25 de septiembre de 2019 (John Wessels / AFP)

En los países donde está presente, el baobab es “visto como un árbol mítico, místico”, con el que se asocian muchas “virtudes”, confirmó a la AFP Jean-Marie Amoa, representante en Camerún de la organización ASPROBIO / AGM, que busca sensibilizar sobre la protección de la biodiversidad y el cambio climático, según su sitio web.

Los baobabs pueden restaurar “un aura perdida”, promover “remedios”, “abundancia”, etc. Lavarse con sus hojas es un “augurio de prosperidad”, dijo Amoa. En el centro de Camerún, el árbol recibe el apodo de “Douma, la gloria”, añadió. 

Actualmente, estos “árboles de la vida”, como a veces se les llama, están en peligro por el calentamiento global. “Durante la segunda mitad del siglo XIX, los baobabs del sur de África empezaron a morir, pero desde hace unos 10 o 15 años, su desaparición se ha incrementado rápidamente debido a las altísimas temperaturas y la sequía”, explicó Adrian Patrut, coautor del estudio de Nature Plants en declaraciones a la AFP en 2018. 

“Estas muertes no fueron causadas por una epidemia”, dijeron los autores del estudio en ese momento, lo que indica que el cambio climático podría afectar la capacidad de supervivencia del baobab. Sin embargo, “la región en la que murieron los milenarios baobabs es una en las que el calentamiento se produce más rápidamente en África”, puntualizó Adrian Patrut. 

Un pino Bristlecone, el árbol más viejo del mundo

Aunque los baobabs africanos son los árboles con flores más longevos del mundo, el árbol más anciano identificado en la Tierra es un pino Bristlecone (Pinus longaeva), llamado Matusalén y ubicado en el este del estado de California, en Estados Unidos

Según Rocky Mountain Tree Ring Research, una organización estadounidense especializada en el envejecimiento de los bosques, este ejemplar tiene aproximadamente 4.850 años, lo que lo convierte en el árbol vivo más viejo del mundo. 

Este es un tipo de árbol muy raro, ya que solo se encuentra en Nevada, California y Utah.

Pino Bristlecone muy longevo, fotografiado el 13 de septiembre de 2007 en el Bosque Nacional Inyo, en California, Estados Unidos (Gabriel Bouys / AFP)

Otro pino Bristlecone, talado en 1964 por un estudiante estadounidense y ubicado en la misma región, había sido identificado como el árbol más antiguo del mundo antes de su muerte. También como apunta Rocky Mountain Tree Ring Research, este ejemplar, llamado “Prometeo”, tenía entonces 4.900 años. 

Sin embargo, la dendrocronología, es decir, el estudio de la edad de los árboles según las capas concéntricas visibles de los troncos, “está solo en su infancia, especialmente en las regiones tropicales” aseguró a la AFP Neil Pederson, investigador en ciencias  forestales de la Universidad de Harvard. Según él, fechar con exactitud un árbol es “muy difícil por la forma en que se disponen los anillos de crecimiento en las zonas tropicales”

“Hasta ahora, el pino Bristlecone parece ser el árbol vivo más antiguo de la Tierra, que hemos podido identificar”, afirmó el investigador. Se dice que otro pino Bristlecone aún vivo, y en la misma región, tiene más de 5.000 años, pero esta fecha no ha sido confirmada todavía, concluyó Neil Pederson. 

EDIT 20/04: Añade palabra en el primer párrafo.
 
AFP Sudáfrica
Traducción y adaptación