Usuarios acusan a Zara de manipular sus precios en rebajas

¿Manipuló Zara un precio antes de las rebajas?

Un vídeo compartido miles de veces en redes sociales muestra diferentes precios en una misma etiqueta de una prenda de Zara, insinuando una estafa. Aunque el producto que muestran las imágenes sí es de esa marca, ni se trata de una manipulación de precios, ni de rebajas en España

Las rebajas de Zara son tan sinceras como el amor que te tenía tu ex. Que lo sepas”, dice una de las publicaciones virales. En las imágenes, dos personas que hablan en francés toman la etiqueta de una prenda y van quitando los precios que aparecen sobre ella. El primero, con los números sobre fondo rojo, es de 49,99 euros. Encima de esta etiqueta hay otra, con una línea azul sobre el precio (69,95 euros). El último precio, ya impreso en la etiqueta, es de 39,95 euros, con una línea roja sobre él.

Varios usuarios compartieron el video asegurando o insinuando que éste había sido grabado en España, pero no: España y Portugal tienen una línea roja sobre el precio en las etiquetas, mientras que para el resto de la Unión Europea dicha línea es de color azul.

AFP Factual intentó contactar con quien parece ser el autor del vídeo que se hizo viral, sin éxito. La publicación se titula en francés “Vol à Zara anglet”: Anglet es una localidad en el suroeste de Francia, lo que también contribuye para descartar que las imágenes haya sido grabadas en España. Aunque el vídeo haya sido retirado de Facebook, aún lo podemos encontrar en otras cuentas.

Varios comentarios en estas publicaciones advierten que la diferencia de precio se debe a que en España las prendas tienen un precio y en otros países, otro. ¿Es así? ¿Cambian los precios de Zara de un país a otro? Sí, los precios varían obedeciendo a una serie de factores.

Zara y sus precios en el mundo

Desde Zara, aseguraron a la AFP que los precios están en rangos similares en todos los países, aunque en España y Portugal suelen ser algo más bajos que en el resto del mundo.

En el vídeo vemos que la referencia de la prenda es 5575/361/406. Con estos números (que corresponden a modelo/calidad/color) aparece esta cazadora de tejido vaquero o jean, con un forro interior.

El precio de este producto hoy en España es de 19,99 euros -en rebajas- y era de 59,95 euros inicialmente (la cifra aparece tachada en la web). Al 23 de enero, la mayoría de las cadenas de ropa en España ya han lanzado segundas rebajas, en las que las prendas pueden tener hasta dos y tres descuentos, uno marcado sobre otro.

En Francia, el precio en la tienda en línea para la misma referencia es de 69,95 euros (coincide con el del vídeo) y en las rebajas, también en su segunda etapa en este país, es de 29,99 euros, veinte euros menos que el del vídeo, que lleva circulando varios días y respondería a un precio de primeros descuentos.

Hemos pedido a periodistas de la AFP que entren en la página web o en tiendas de la marca Zara en sus países. Así, hemos obtenido los datos siguientes, a fecha del 21 de enero:

  • Estados Unidos: 99,90 dólares (87, 92 euros) en período normal, 39,99 dólares (35,11 euros) en rebajas.
  • Colombia: 259.000 pesos colombianos (79, 92 euros) en período normal, 169.000 pesos (47,58 euros) en rebajas.
  • Ecuador: 99,99 dólares estadounidenses (moneda utilizada en el país, 87,92 euros) en período normal, 59,99 dólares (52,92 euros) en rebajas.

(El cambio de divisa se ha realizado utilizando xe.com)

El precio en la etiqueta

En el vídeo que analizamos, el precio que aparece originalmente impreso en la etiqueta es de 39,95 euros. ¿Por qué esta diferencia de 20 euros con respecto al precio tachado ahora en la página web de Zara en España?

Contactada por AFP Factual, Inditex, la casa matriz de Zara, explicó que, al tratarse de una empresa con distribución en tantos países, un servicio centralizado pone un precio en las etiquetas para que haya un valor base físico sobre el cual poner un precio en el país de destino del producto.

El artículo de la polémica es de la colección otoño/invierno 2018 de Zara. El precio inicial de esta prenda en Francia (etiqueta azul, al igual que en el resto de la UE) fue de 69,95 euros y en España, de 59,95 euros. El precio de inicio de rebajas en Francia fue de 49,99 euros y en España, de 39,99 euros.

El precio base impreso que aparece al final del vídeo no ha estado expuesto al público en ningún lugar del mundo. La etiqueta que, bajo las diferentes pegatinas, muestra un precio de 39,95 euros, no se corresponde con el precio de la venta de esa prenda, indica a la AFP Inditex.

“La propia etiqueta es un elemento físico que se produce con antelación para que sirva de base de impresión para posteriormente ser reetiquetada de acuerdo al precio final de venta al público en los diferentes mercados”, insiste la compañía española.

¿Una estafa?

Este etiquetado, sin embargo, puede confundir al consumidor, como explica a la AFP desde la asociación de consumidores española Facua su portavoz, Rubén Sánchez. “Es una historia muy enrevesada” la del doble etiquetado. “Si ese precio nunca se ha aplicado, ¿por qué se ha impreso en la etiqueta?”, se pregunta.

Sin embargo, subraya que no hay fraude o irregularidad, ya que no está previsto que el consumidor vea ese precio. “Es como si se pone un precio y se tacha”, explica Sánchez.

Para recordar al consumidor sus derechos y prevenirle ante posibles fraudes en rebajas, Facua ha publicado un artículo con la etiqueta #TimoRebajas.

Una vieja historia

No es la primera vez, sin embargo, que Zara es acusada de alterar sus precios en rebajas con fotos tomadas por clientes. En redes sociales, tanto Twitter como Facebook, se encuentran quejas que se remontan a por lo menos 2013.

Inditex trabaja para implantar en todas sus firmas el sistema RFID, un método de identificación de prendas por radiofrecuencia para controlar mejor sus productos, stocks y volver más difícil la eventual manipulación de precios por parte de los clientes.

¿Manipuló Zara en España sus precios antes de las rebajas? No es cierto, pero además el vídeo muestra la etiqueta de una prenda tal como se vende en toda la Unión Europea, salvo España y Portugal.

Natalia Sanguino