El presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, en Antananarivo el 27 de mayo de 2019 (AFP / Rijasolo)

Madagascar desmiente haber pedido a los países africanos que salgan de la OMS y no hay prueba de ello

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas por miles de usuarios en redes sociales desde el 15 de mayo pasado afirman que el presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, exhortó a los países africanos a abandonar la OMS. Sin embargo, aunque el mandatario sí se ha mostrado crítico en ocasiones con este organismo, no hay evidencias de que haya hecho tal petición. Además, la Presidencia malgache lo desmintió a la AFP.

“El presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, ha pedido a todas las naciones africanas que renuncien a la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido a la mala fe de Europa hacia África”, dice una de las publicaciones más compartidas. “ÁFRICA LE DICE "NO" Y EXPULSA A LA OMS”, titula otra, mientras que algunas entradas enlazan una página en inglés con la información. Esta afirmación circuló también en Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de la publicación en Facebook, realizada el 2 de junio de 2020

“El presidente insistió en que el remedio herbal llamado "COVID Organics" hecho de Artemisia puede curar a los pacientes con COVID-19 en diez días”, agregan varias publicaciones, en referencia a la infusión que presentó Rajoelina el pasado abril, asegurando que previene y cura el nuevo coronavirus. La infusión está elaborada con artemisia, una planta muy extendida en África, donde se utiliza para tratar la malaria.

Según la afirmación viral, los europeos “creen que tienen el monopolio de la inteligencia” y rechazan la solución propuesta por Madagascar al coronavirus; por eso, aseguran que el país abandonó la Organización Mundial de la Salud (OMS) y pidió a otras naciones africanas que hicieran lo mismo.

Infusión de Madagascar

La infusión, producida por el Instituto de Madagascar de Investigación Aplicada (IMRA), es un remedio “preventivo y curativo contra el COVID-19”, según Rajoelina. Sus afirmaciones provocaron el interés de varios países africanos por la planta y el propio mandatario ordenó la distribución de la tisana, llamada Covid-Organics, tanto en su país como en otros del continente africano.

Rajoelina anunció el envío de la infusión a sus “hermanos africanos”. Una quincena de países, como Guinea-Bissau, Senegal, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial o Tanzania, la han recibido.

La OMS, sin embargo, advirtió sobre la falta de pruebas clínicas de los efectos de esta infusión, lo que indignó a Rajoelina. La directora de la agencia en África, Matshidiso Rebecca Moeti, dijo el pasado 7 de mayo ante la prensa: “Deberíamos prevenir y advertir a los países para que no usen un producto que no ha sido probado para saber su eficacia”.

Según la OMS, la artemisia, que sí sirve para tratar la malaria, “debería ser probada para saber su eficacia y efectos secundarios adversos”. “Los africanos merecen utilizar medicinas probadas con los mismos estándares que la gente en el resto del mundo”, según el comunicado de la OMS, que no está disponible en español.

Desmentido malgache y de la OMS 

Las publicaciones en Facebook mencionadas critican “la mala fe de Europa hacia África” porque, según algunos de los mensajes, “se niegan a reconocer” la infusión malgache como cura del coronavirus. “Es en este contexto que invito a todas las naciones africanas a renunciar a las organizaciones internacionales”, dijo Rajoelina, según las entradas virales.

La AFP no encontró evidencia de que Rajoelina hubiese anunciado la salida de su país de la OMS o animado a otros países africanos a hacerlo, ni en medios de comunicación ni en las redes sociales, donde el mandatario se expresa con frecuencia.

Además, el gabinete de la Presidencia malgache desmintió el 14 de mayo a la AFP que Rajoelina hubiese exhortado a salir de la OMS. La Presidencia de Madagascar desmiente formalmente todas estas alegaciones. Desde el lanzamiento del remedio Covid-Organics, muchas declaraciones han sido falsamente atribuidas al presidente Andry Rajoelina. Condenamos firmemente todas estas citas falsas”, declaró la directora del gabinete, Lova Ranoramoro.

Desde de la OMS, su jefe de operaciones de emergencia, Michel Yao, dijo el 26 de mayo a la AFP que no había recibido notificación de Madagascar para abandonar la agencia, e incluso las dos partes acordaron colaborar para estudiar los efectos de la infusión de artemisia. “Es falso, totalmente falso. Nunca se ha planteado que Madagascar abandone la OMS (...) La OMS no ha recibido ninguna notificación en este sentido”, declaró Yao.

Además, el presidente malgache y el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, han intercambiado tuits conciliadores. El 20 de mayo, Rajoelina mostró en un tuit un “excelente intercambio” en una videoconferencia con el jerarca del organismo.

El dirigente de la OMS confirmó la conversación también en Twitter y dijo que habían hablado de “cómo trabajar juntos en la investigación y el desarrollo terapéuticos”.

Por su parte, la delegación de la OMS en África añadió que “apoyaba” a Madagascar y a los países africanos “para llevar a cabo pruebas sobre la calidad y la eficacia de los medicamentos tradicionales propuestos para tratar el COVID-19”.

Según Yao, estas conversaciones se dirigen a analizar “lo más rápidamente posible” la infusión Covid-Organics, que debería pasar también por un proceso de observaciones clínicas. “Vamos a acompañar este proceso” con “un protocolo científico que pueda permitir valorar según los estándares internacionales la inocuidad de este medicamento”, además de “una valoración técnica para acompañar la investigación”, añadió.

Todo esto permitirá “obtener resultados científicamente aceptables para el país y la comunidad científica internacional”, consideró Yao. El objetivo es “ayudar al país a hacer pruebas para validar el uso de este remedio si se demuestra eficaz”.

Europa y Madagascar

Otra entrada pone en boca de Rajoelina estas declaraciones: “¿Qué pasaría si este remedio hubiera sido descubierto por un país europeo, en lugar de Madagascar? (...) ¿La gente lo dudaría tanto? No lo creo". Según la publicación, el mandatario se expresó así ante France24 y RFI.

En este caso, sí hay constancia de declaraciones similares de Rajoelina, en una en­tre­vis­ta con los me­dios fran­ce­ses Fran­ce 24 y Ra­dio Fran­ce In­ter­na­tio­nal (RFI). Entre sus palabras, críticas con la OMS, no hubo sin embargo invitación a sus homólogos africanos a abandonar la agencia de la ONU.

Por lo tanto, si bien el presidente de Madagascar ha sido crítico con la OMS, no hay constancia de que haya abandonado el organismo ni de que haya animado a otros países africanos a hacerlo. Además, tanto la OMS como el gabinete del mandatario lo han desmentido.