Los autos eléctricos estacionados en un campo en Francia no tienen batería ni éstas podrían gotear

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Varias fotografías de un “cementerio” de autos eléctricos en París han sido compartidas más de 6.000 veces en redes sociales al menos desde el 21 de mayo pasado afirmando que los vehículos aún tienen colocadas sus baterías, defectuosas, y que éstas provocan daños ambientales. Pero autoridades francesas y la empresa propietaria de los coches dijeron a la AFP que las baterías habían sido retiradas de estos vehículos. La firma añade que dichas baterías no podrían gotear.

“Todos estos autos eléctricos que se descomponen, lo que hacen es envenenar a la naturaleza”, añaden algunas de las publicaciones en Facebook (1, 2, 3). Otras, difundidas en esa red social (1, 2) y en Twitter (1), sostienen que los vehículos “tienen el mismo problema, las celdas de almacenamiento de la batería se han agotado y necesitan ser reemplazadas”

Entradas similares han sido compartidas en alemán e inglés.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 9 de junio de 2021

Las fotos

Una búsqueda inversa en Google de la fotografía de los automóviles vistos desde atrás llevó a una nota del pasado 20 de mayo titulada “El desolador cementerio de autos eléctricos que iban a transformar la movilidad en París y fracasaron”.

El texto menciona que los vehículos pertenecen a un servicio de coches eléctricos de alquiler compartido de la empresa francesa Bolloré llamado Autolib, que operó entre 2011 y 2018 en la capital francesa y en las ciudades de Lyon y Bordeaux.

Una búsqueda en Google con las palabras clave “Bolloré estacionado” en inglés llevó a un artículo de L’argus, un medio francés especializado en automóviles, titulado “Autolib. Un cementerio al aire libre de Bolloré Bluecar”.

El artículo incluye una galería de imágenes, entre las cuales las dos fotografías compartidas en redes sociales, acreditadas a Vega Gex. Una página de Facebook con este nombre y que difunde información sobre autos eléctricos compartió las imágenes de los vehículos estacionados el 5 de marzo de 2021, ubicándolos en la comuna de Romorantin-Lanthenay, en el centro de Francia, a unos 200 kilómetros de París. La AFP no localizó ningún registro anterior.

El “cementerio”

Fabricio Protti, director general adjunto de Bolloré, dijo a la AFP que los autos fueron removidos de la capital francesa en el verano de 2018 después de que las negociaciones entre el gobierno de París y Bolloré se estancaron. 

El sistema de autos de alquiler compartidos se volvió improductivo y los 4.000 coches modelo “Bluecar” que componían la flota salieron de circulación. Protti informó que Bolloré actualmente está demandando a la ciudad por su manejo del contrato.

Protti sostuvo que esa es la única razón por la que los vehículos terminaron en el campo. Añadió que muchos de esos autos fueron vendidos a través de un intermediario para uso individual, mientras que los que se ven en las imágenes compartidas en redes sociales fueron vendidos como repuestos.

“Ninguno de estos autos terminó ahí porque hubiera un problema de tecnología generalizado”, declaró Protti a la AFP.

Cientos de esos Bluecar permanecen estacionados desde entonces en tres aparcamientos en un área industrial del departamento de Loir-et-Cher, como lo reportaron medios locales. Los sitios están ubicados en las afueras de la municipalidad de Romorantin-Lanthenay.

1. Estacionamiento en la pradera 

Este es el terreno que se ve en las fotografías compartidas en redes sociales. Durante una visita al sitio, periodistas de la AFP notaron en marzo de 2021 que algunos autos tenían el maletero abierto, otros ventanas o puertas rotas, a veces el interior dañado.

Algunas de las publicaciones virales aseguran que las baterías de los autos en el terreno baldío “drenan las toxinas en el suelo”. Sin embargo, la Dirección Regional de Medio Ambiente, Urbanismo y Vivienda de la región Centro-Valle del Loira (DREAL) dijo en mayo de 2021 a la AFP: “Este sitio es un área de césped donde están almacenados alrededor de 990 vehículos sin sus baterías. Para su información, el sitio mostrado en las fotos compartidas en redes sociales es el área verde donde están estacionados los vehículos sin batería”.

Esto ya había sido informado por la DREAL desde 2019. “Es solo un estacionamiento como muchos otros. El riesgo de contaminación una vez que las baterías son removidas es muy limitado”, explicó entonces la autoridad sobre el sitio de aparcamiento. 

“Las baterías de tracción han sido regresadas a BlueSolutions (Bolloré) cerca de Quimper [a unos 500 kilómetros de París] para su reparación o reciclaje. BlueSolutions es una compañía sujeta a autorización bajo la legislación de instalaciones clasificadas”, agregó un portavoz de la agencia ambiental a la AFP.

Protti, el director general adjunto de Bolloré, añadió: “No hay baterías que estén goteando. Más aún, nuestra tecnología no contiene líquidos, por lo que no pueden gotear. Nuestras baterías están o en los autos y funcionando o las sacamos y las almacenamos en otro lugar que está diseñado para ellas y que es seguro, mientras las reciclamos. Como tenemos otros usos para ellas, decidimos con base en un análisis caso por caso. Tenemos planes para reutilizar las baterías, pero justo ahora están en almacenamiento y si no podemos reutilizarlas, las reciclaremos”.

La Unión Europea está actualmente renovando una norma sobre residuos de pilas y acumuladores, cuyo artículo 12 señala que "todas las pilas y acumuladores identificables recogidos (...) serán sometidos a tratamiento y reciclado mediante sistemas que respeten, como mínimo, la legislación comunitaria, en especial por lo que se refiere a la salud, la seguridad y la gestión de residuos”.

2. Estacionamiento de asfalto

Otro grupo de los autos “Bluecar” de Bolloré se reparte en dos sitios de aparcamiento pavimentados. Uno de ellos es propiedad de la empresa Autopuzz, que compró los vehículos para revenderlos.

Unidades eléctricas de Autolib’ estacionadas en Romorantin-Lanthenay, en Francia, el 10 de noviembre de 2018 (Guillaume Souvant / AFP)

“Nos dimos cuenta de que podíamos ofrecer un vehículo eléctrico a un precio inmejorable, 4.999 euros (...) Empezamos la operación hace dos años y pronto pasaremos la marca simbólica de 2.000 coches vendidos”, dijo a la AFP Guillaume Ramirez, director ejecutivo de la compañía.

Un portavoz de la DREAL dijo a la AFP el 31 de mayo que, al 20 de mayo de 2021, se contaban “333 vehículos almacenados en este sitio (...), 302 de los cuales tienen baterías”.

En este aparcamiento asfaltado hay un pequeño taller de desmantelamiento de la empresa Atis Production, donde los autos son desmontados. En julio de 2020, la prefectura de Loir-et-Cher emitió un aviso formal acerca de este sitio, advirtiendo problemas ambientales con las baterías sobrantes. 

La DREAL dijo a la AFP que en el incidente, por ejemplo, se cargó un vehículo “sin quitar la batería”.

Traducción y adaptación