Las fotos de científicos junto a tiburones circulan erróneamente como una historia de amistad

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una historia en redes sociales que cuenta que un pescador australiano se volvió amigo del tiburón que liberó de una red ha sido compartida más de 100.000 veces desde el 8 de junio de 2021. Sin embargo, las tres fotos en las que personas acarician al animal en realidad retratan a científicos trabajando una técnica para conocer los reflejos de los tiburones blancos al ser tocados.

“¡HAY ANIMALES QUE NUNCA TE OLVIDAN SI LOS AYUDAS  O SI LOS DAÑAS ! El pescador australiano Arnold Pointer salvó a un tiburón blanco ( hembra) de la muerte hace dos años, liberándola de la red. Hoy tiene un problema: ella lo sigue a todas partes”, dicen las publicaciones en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2, 3).

La narración continúa: “Es difícil deshacerse de un tibirón de 17 pies de largo, cuando los tiburones blancos son una especie protegida para su conservación, pero un afecto mutuo se ha establecido entre Arnold y ‘Cindy’. Arnold dice: ‘Cuando paro el bote ella viene a mí, da vuelta sobre su costado y me permite acariciarla, ella emite gruñidos, entorna los ojos, y mueve sus aletas de felicidad…’”.

La misma historia con las fotografías ha circulado en inglés (1) y portugués (1).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 14 de junio de 2021

Sin embargo, las imágenes no corresponden a la historia que circuló en redes.

Foto de las branquias

Una búsqueda inversa en Google de la fotografía en la que un hombre de camiseta azul y gorra blanca toca al tiburón en un costado resultó en un artículo publicado el 13 de marzo de 2008 por el periódico británico Mirror. En él se menciona que se trata de un científico probando un “escudo de tiburones”, un aparato electrónico diseñado para alejar a los tiburones de los surfistas.

La publicación añade que la foto fue tomada en la costa australiana, pero no identifica al científico.

Foto del hocico

La búsqueda en Google de la imagen en la que un hombre toca el hocico del tiburón resultó en un blog en francés sobre los escualos del 26 de septiembre de 2006.

La entrada identifica que la fotografía fue tomada por Michael Scholl, un experto en tiburones, en Sudáfrica, cuyo nombre también aparece en la marca de agua.

Foto desde arriba

Para la tercera imagen se encontró la entrada a un blog publicada el 20 de abril de 2008 en la que aparece esa fotografía, las otras dos incluidas en las publicaciones, y varias más.

Una segunda entrada, del 17 de marzo de 2008, identifica que dos de las imágenes corresponden al “escudo de tiburones”.

Reflejo de los tiburones

Scholl dijo a AFP Factual que reconoce las tres fotografías y descartó que mostraran la amistad entre un pescador y un tiburón, versión que “ha circulado por más de una década en redes sociales”.

El especialista contó que él tomó la imagen en la que Michael Rutzen, otro experto en grandes tiburones blancos, aparece tocando el hocico del animal. Las otras dos “no recuerdo quien las tomó (…) creo que una de esas fue tomada por Andy B. Casagrande, dijo al precisar que en ambas imágenes aparece Morne Hardenberg, otro especialista en tiburones.

Casagrande confirmó a AFP Factual que él es el autor de las demás fotografías. “No sé nada sobre un pescador o alguna historia de amor, es solo un tiburón interactuando con nosotros en el bote”, dijo.

Scholl indicó que las imágenes fueron tomadas entre 1999 y 2004 cerca de la isla Dyer, en el cabo occidental de Sudáfrica, y explicó:

Sin embargo, no mencionó ninguna relación al “escudo de tiburones”.

“Mi opinión (pero hay otras teorías y opiniones) es que es un reflejo protector automático para el tiburón, en el que el hocico es una región sensible (se concentra la Ampolla de Lorenzini, el sexto electrorreceptor de sentido en los tiburones) que se encuentra en un punto ciego del tiburón”, dijo. 

“El hocico está cerca de los preciados ojos del tiburón, entonces el reflejo es abrir la boca y arquearse hacia atrás, haciendo que lo que haya tocado el hocico sea puesto directamente frente a su boca y dientes”, continuó.

“Es una especie de reacción de defensa del tiburón para proteger su cabeza y ojos. Otros dicen que al tocarlo se estimulan los electrorreceptores”, añadió.

Esta técnica se usó para “presumir a los medios” a finales de los años noventa y principios de los 2000, dijo. La portada de abril de 2000 de National Geographic se tomó usando esta técnica, añadió.

Finalmente, Scholl dijo que “hay tiburones más curiosos y ‘juguetones’ que otros, algunos parecían disfrutar o no importarles ser tocados en el hocico y volvían por más. Algunos de estos tiburones se arqueaban tanto que caían de espaldas y nadaban lentamente sobre ellas”.

Broma de revista

En 2008, Snopes verificó la historia y dio con que fue publicada por la revista Voyages de Peche el 1 de abril de 2006, día de los inocentes en varios países.

El 14 de julio pasado Julien Lajournade, editor de la revista, confirmó a la AFP que la historia era una vieja broma por el 1 de abril. El nombre que le adjudicaron al pescador de la supuesta historia, “Arnold Pointer”, “proviene de ‘white pointer’, uno de los apodos para el gran tiburón blanco”.

La conclusión de la historia de amistad, que no se menciona en las publicaciones en redes sociales pero sí originalmente en la revista, incluye una declaración asombrosa de Pointer sobre el entusiasmo del tiburón: “Balancea leones marinos de 200 kilos a medio triturar en el bote”.
 

Edit 16/07/21: Se añade información sobre el origen de la historia como una broma del 1 de abril