La mujer que escupe a propósito en un ascensor no tenía síntomas del nuevo coronavirus, según la policía china

Un video en el que se ve a una mujer escupiendo sobre los botones de un elevador fue compartido en redes sociales con mensajes que afirman que estaba esparciendo intencionalmente el nuevo coronavirus. El video es real y la mujer declaró que había escupido a propósito, pero, tras haberla detenido, la policía china señaló que no tenía síntomas de la enfermedad.

“CONTAGIADOS "ESPARCEN" EL VIRUS MORTAL INTENCIONALMENTE”, dice la descripción de un video que circula en Facebook y en el que se ve a una mujer que entra en un elevador y escupe en repetidas ocasiones hacia los botones.

En la descripción se afirma: “Una mujer en un elevador tose y riega con sus manos las partículas en las puertas y botones para que otros se contagien”, seguido de las etiquetas #Wuhancoronavirus, #coronavirus #Wuhan y #CoronarivusOutbreak.

El mismo video, con una afirmación similar, ha sido compartido por otros usuarios. También circuló en YouTube, en portales en inglés y en países como Polonia, Singapur y Macedonia.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 19 de febrero de 2020

Una búsqueda inversa de los fotogramas del video, a través de la herramienta InVID*, permitió encontrar la grabación en varias páginas, entre ellas una de noticias en la que se menciona un comunicado (en chino) del Departamento de Seguridad Pública del distrito chino de Jiangbei, en el municipio de Chongqing.

El texto, publicado también en la red social Weibo, afirma que “la policía abrió una investigación a raíz de las imágenes de la cámara de seguridad que circularon en línea y que presuntamente muestran a una mujer que escupe intencionadamente a los botones del elevador”, y señala que la sospechosa, una mujer de 48 años apellidada Li, fue detenida en el distrito de Jiangbei.

Sin fiebre

Según el comunicado, Li reconoció haber escupido intencionalmente en los botones tras un altercado con otras personas, a modo de desahogo, el 9 de febrero pasado. Pero no indica en ningún momento que la detenida estuviera afectada por el nuevo coronavirus.

“Li no vivió en otras partes en los pasados 14 días y no ha tenido contacto con personas del área de Hubei”, indicó la policía, en referencia a la provincia china en la que se encuentra Wuhan, la ciudad en la que surgió el nuevo coronavirus a finales del 2019. La distancia entre Hubei y Jiangbei es de más de 700 kilómetros, un viaje en automóvil de al menos 9 horas.

La policía también indicó que la temperatura de Li era normal. De acuerdo a lo publicado por el Departamento de Seguridad Pública, la mujer fue detenida el 10 de febrero, aunque la corporación no actualizó en sus redes sociales sobre la situación de Li posterior a esa fecha.

COVID-19 fuera de China

Los síntomas del COVID-19 son tos, congestión nasal, dolor de garganta y fiebre, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con el organismo internacional, el nuevo coronavirus “se propaga ‎principalmente por contacto con una persona infectada a través de las ‎gotículas respiratorias que se generan cuando una persona tose o ‎estornuda, o a través de gotículas de saliva o de secreciones nasales”.

Al 21 de febrero, más de 2.200 personas murieron, la mayoría en China, por el nuevo coronavirus. De momento, la epidemia del COVID-19 ha causado más de una decena de muertes fuera del territorio de esa nación.

Por lo tanto, no hay registros de que la mujer de apellido Li tuviera el nuevo coronavirus , además la policía de Jiangbei descartó que tuviera contacto con personas de la provincia de Hubei y síntomas que pudieran indicar que haya estado contagiada.

La AFP ya verificó otras desinformaciones relacionadas con el coronavirus.

*Una vez instalada la extensión InVid en el navegador Chrome, se hace clic derecho sobre la imagen y el menú que se despliega ofrece lanzar una búsqueda de la misma en varios navegadores.