La imagen del mono fue tomada antes del estallido de la epidemia del nuevo Coronavirus

Una imagen que supuestamente muestra a un mono siendo infectado con “coronavirus” para un experimento de laboratorio ha sido compartida cientos de veces en Twitter, Instagram y Facebook. Aunque científicos en Estados Unidos sí adelantaron pruebas con estos animales para buscar una cura para la enfermedad, la foto no corresponde a ese experimento. En realidad, es de un video grabado antes del estallido de la epidemia.

Las publicaciones (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8), compartidas al menos 1.200 veces desde el pasado 25 de febrero, muestran una foto de un mono inmovilizado y siendo inyectado por una persona. Según las cuentas que divulgan la imagen, el animal fue infectado con “coronavirus” para probar el efecto de un antiviral llamado “remdesivir” en el tratamiento de la enfermedad. 

El brote epidémico del COVID-19 comenzó en diciembre de 2019 en la provincia china de Wuhan. Desde entonces, se han detectado más de 80.000 casos de contagio y más de 2.700 muertos en la China continental. Fuera de esa zona, se han registrado al menos 3.000 casos del nuevo coronavirus en 40 países, provocando la muerte de casi medio centenar de personas.

Captura de pantalla hecha el 27 de febrero de 2020 de una publicación en Facebook

Algunas de las publicaciones especifican que el mono está siendo contagiado con “el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV)”, otra cepa de coronavirus identificada por primera vez en Arabia Saudita en 2012 y que todavía existe. También señalan que el experimento tiene lugar en los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Montana, Estados Unidos. 

Una búsqueda en Google por los términos remdesivir, coronavirus, NIH y Montana condujo a un boletín publicado el 13 de febrero de 2020 en el portal oficial de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. 

Según el texto, científicos de los laboratorios Rocky Mountains del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas en Hamilton, Montana, llevó adelante un experimento en el que “el antiviral experimental remdesivir consiguió prevenir la enfermedad en un grupo de macacos Rhesus infectados con el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV)”.  

Sin embargo, la imagen que circula en redes no fue tomada durante ese experimento. 

Una de las publicaciones de Facebook conduce a un artículo publicado en el portal donfelixspm.com el 25 de febrero de 2020. La nota incluye un video que muestra a varios monos siendo inmovilizados y sometidos por la fuerza a una serie de pruebas de laboratorio. La imagen que acompaña las publicaciones virales es una captura de este video. 

Captura de pantalla del video insertado en el artículo de donfelixspm.com

En la parte superior izquierda de la secuencia se encuentra una marca de agua que dice: “Soko Tierschutz/ Cruelty Free International”. Una búsqueda en Google por los nombres que están en la marca de agua y los términos monos, experimentos y laboratorio en inglés llevó a una nota publicada en el portal crueltyfreeinternational.org el 11 de octubre de 2019. 

La nota explica que esta organización animalista con sede en Londres se alió con su par alemana Soko Tierschutz para realizar una investigación encubierta sobre maltrato animal en una compañía llamada Laboratorio de Farmacología y Toxicología, por sus siglas en inglés LPT, en Alemania. Según su sitio web, LPT es un laboratorio con oficinas en Hamburgo con “más de 50 años de experiencia (…) que realiza estudios de primera calidad sobre toxicología, farmacocinética y farmacodinamia in vivo e in vitro”.

En un mensaje a la AFP Martin Mallon, vocero de Cruelty Free International, detalló que las imágenes fueron tomadas por “un investigador que trabajó como cuidador de animales” en un laboratorio propiedad de LPT en Mienenbüttel, Alemania, entre 2018 y 2019.    

El comunicado de esta ONG cita a Michelle Thew, ejecutiva en jefe de la organización, quien dice: “Nuestra investigación reveló un atroz sufrimiento animal, cuidados inadecuados, malas prácticas y violaciones a la ley europea y alemana (…) cada año animales en toda Europa son envenenados a propósito en pruebas de toxicidad que son exigidas por regulación (…) nuestra investigación rompe con la reserva que rodea al uso de animales en estas pruebas crueles y anticuadas”. 

Un enlace al final del texto lleva a un video en YouTube de casi nueve minutos que muestra maltratos a varios animales en un laboratorio. La secuencia en la que los monos son inmovilizados y sometidos a pruebas está incluida en este video, que fue subido a esa platafroma el 11 de octubre de 2019, casi dos meses antes de que comenzara el brote del nuevo coronavirus en China.      

Captura de pantalla del video publicado en el canal de Youtube de Cruelty International el 11 de octubre de 2019

Contactado por AFP Factual, Friedrich Mülln, portavoz de Soko Tierschutz, aseguró que el laboratorio donde fueron grabadas estas imágenes fue cerrado por el gobierno alemán en enero de 2020, “así que no está involucrado en la pruebas actuales con monos para buscar una vacuna para el (nuevo) coronavirus”. 

En conclusión, las imágenes que circulan corresponden a una investigación de dos ONG animalistas en un laboratorio alemán previa al estallido de la epidemia del nuevo coronavirus en China.