La foto es de 2016; no muestra el homenaje a un médico argentino fallecido por COVID-19

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Una fotografía compartida más de 8.000 veces en redes sociales supuestamente muestra al personal del hospital Julio C. Perrando en la provincia de Chaco, Argentina, rindiendo homenaje al jefe de Terapia Intensiva Miguel Ángel Duré, fallecido el pasado 19 de junio por COVID-19. Si bien sus compañeros sí lo despidieron en un acto público y espontáneo, la imagen viral fue tomada en un hospital de Hefei, China, en 2016.

“Así se va un grande, con todos sus pares rindiéndole tributo en silencio”, dice una publicación en Facebook que lamenta el fallecimiento del médico chaqueño Miguel Ángel Duré. “Así lo despidieron sus compañeros de trabajo”, afirma otra publicación. “Homenaje de sus pares”, dice una tercera entrada. En todos los casos se muestra una foto en la que puede verse a más de una docena de médicos haciendo una reverencia ante una camilla sobre la que yace un cuerpo cubierto.

La misma afirmación acompañada de la fotografía también circuló en Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 22 de junio de 2020

La noticia del fallecimiento de Duré, quien contrajo COVID-19 tratando a pacientes en una de las provincias más castigadas por el nuevo coronavirus en Argentina, fue ampliamente cubierta en los medios de comunicación del país. Sin embargo, la fotografía que se usó para rendirle tributo en las redes sociales no corresponde al hecho.

El origen de la fotografía

Una búsqueda inversa de imágenes en Google reveló el origen de la foto viral. Fue publicada por primera vez en el servicio chino de noticias CGTN (ex CCTV-News) el 30 de septiembre de 2016 como parte del artículo “Médico chino muere mientras trabajaba como voluntario en el Tíbet; dona sus órganos.”

La cobertura cuenta que Zhao Ju, un médico de 41 años de la provincia de Anhui, en el este de China, sufrió un aneurisma y falleció en Tibet, donde trabajaba como voluntario. Tras su muerte fue trasladado a su provincia de origen y en un hospital de la ciudad de Hefei se le extrajeron algunos órganos para su donación.

“Los médicos fueron fotografiados presentando sus respetos a Zhao con profundas reverencias en un hospital de la ciudad de Hefei, capital de la provincia de Anhui”, explica el artículo. La noticia también fue publicada en la cuenta de Facebook de CGTN.

Captura de pantalla de noticia publicada en CGTN, China, el 30 de septiembre de 2016

El fallecimiento de Miguel Ángel Duré 

El 19 de junio pasado se anunció el deceso de Duré, de 53 años, jefe de Terapia Intensiva del hospital Julio C. Perrando. El médico había contraído COVID-19 ejerciendo su trabajo, y se encontraba internado desde hacía 20 días.

Canal 9 de Resistencia, Chaco, cubrió el homenaje del personal sanitario a Duré el 19 de junio, cuando su cuerpo era trasladado desde la morgue a un crematorio. Médicos y enfermeros aplaudieron mientras el coche avanzaba y acompañaron su recorrida.

Personal sanitario del Chaco ha denunciado la falta de insumos para tratar a los pacientes infectados por el nuevo coronavirus en la provincia. El médico Julio Picón, colega de Duré, escribió el día de la muerte de éste un hilo en Twitter haciéndose eco de las mismas denuncias.

Al 22 de junio, Argentina contaba con más de 42.000 casos de COVID-19 y 1.016 decesos. Con 1.582 positivos a esa fecha, Chaco era el tercer distrito del país con mayor cantidad de casos confirmados después de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Además, con sus 85 fallecimientos, acumulaba casi el 10% de decesos por COVID-19 en el país, teniendo menos del 3% del total de habitantes.

En resumen, es falso que la fotografía compartida en redes sociales corresponda al tributo que los médicos del hospital Julio C. Perrando rindieron al jefe de Terapia Intensiva Miguel Ángel Duré tras su fallecimiento el 19 de junio en la provincia de Chaco, Argentina. Si bien sus colegas sí lo despidieron en un acto público y espontáneo, la imagen viral fue tomada en un hospital de China en 2016.

 
Ana Prieto