Este video no muestra la vacunación obligatoria contra el covid-19 de una niña en Australia

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Un video en que un grupo de enfermeras y policías separan a una niña de los brazos de un hombre se ha compartido más de 5.000 veces en redes sociales al menos desde el pasado 20 de agosto, acompañado de alegaciones de que la menor estaba siendo forzada a vacunarse contra el covid-19. Sin embargo, la Policía del estado en que se produjo la escena aseguró que lo ocurrido no tuvo relación alguna con la enfermedad. Además, la vacunación en ese país no es obligatoria.

“Padre y su hija asechados, victimas del abuso y la fuerza a causa de la estupidez humana. CADA FAMILIA DEBERÍA TENER EL AUTENTICO DERECHO A ELEGIR LIBREMENTE LA FORMA EN QUE ‘INMUNIZA’ A SUS HIJOS”, dice una de las publicaciones que difunden el video en Facebook (1, 2, 3), TikTok, Twitter y portales como éste.

La secuencia también fue difundida con mensajes que aseguraban que la menor había dado positivo en covid-19, como este tuit, con el mensaje: “Australia. Una niña es arrebatada de los brazos de su padre tras dar positivo en una PCR (Numero de ciclos?) Sigan legitimando con su miedo, el día que les toque, no protesten”.

Captura de una publicación en Facebook, tomada el 9 de septiembre de 2021

La misma secuencia se ha difundido con mensajes en inglés, croata, francés, húngaro y checo.

Sacado de contexto

Una búsqueda inversa de fotogramas del video en Google permitió encontrar un tuit del 20 de agosto de 2021 de la Policía del estado de Victoria, en Australia, en el que la institución negaba que el incidente del video estuviera relacionado de manera alguna con el covid-19. La Policía respondía a un usuario que había compartido la secuencia con la afirmación de que "los niños que dan positivo por covid ahora están siendo separados de sus padres".

"La Policía de Victoria puede confirmar que esto es inexacto. Este registro no estuvo relacionado de ninguna manera con el covid, las vacunas o las pruebas. Por la privacidad de los involucrados, no brindaremos más detalles", dijo la corporación por Twitter.

Leonie Johnson, supervisora de la unidad de medios de la policía de Victoria, confirmó esa explicación al equipo de verificación de la AFP el pasado 30 de agosto: "Las imágenes se tomaron en la comisaría de Werribee y no tenían nada que ver con el covid-19, de ninguna manera".

Vacunación de niños en Australia

Sobre las afirmaciones de que los niños con covid-19 están siendo separados de sus padres o vacunados por la fuerza en Australia, un portavoz del Departamento de Salud de ese país respondió a la AFP el 30 de agosto:

La vacunación en Australia no es obligatoria, según el Departamento de Salud del país.

"La vacunación contra el covid-19 es voluntaria - al igual que el resto de vacunas en Australia -, y las personas tienen la opción de elegir. Esto aplica para cualquier vacuna contra el covid-19 que esté disponible", dice el organismo en su sitio web, en su actualización del 12 de agosto de 2021, la última disponible.

"Puede haber circunstancias en el futuro en las que se requiera una prueba de vacunación, como requisitos para la frontera o el reingreso, o empleo continuo en áreas particulares. Un ejemplo de esto son los requisitos de vacunación obligatorios para todos los trabajadores de residencias de ancianos, que entrarán en vigencia el 17 de septiembre de 2021 de acuerdo con las direcciones estatales y territoriales relevantes", agrega.

Un trabajador de la salud habla con ciudadanos en un centro de vacunación de Brisbane, Australia, el 17 de agosto de 2021 ( AFP / Patrick Hamilton)

Además, hasta el 12 de septiembre, los niños menores de 16 años no eran elegibles para la vacunación en Australia, a menos que padecieran ciertas condiciones de salud, y tuvieran más de 12 años. La niña del video parece ser menor de esa edad.

La situación cambió el 13 de septiembre, cuando se abrió la vacunación a toda la población partir de los 12 años.

Los mismos criterios aplican en el estado de Victoria, señala en su sitio web el Departamento de Salud local.

Por otro lado, aunque ha habido reportes de que algunos niños que han padecido covid-19 en Australia han sido hospitalizados sin sus padres, esto ocurre principalmente porque estos estaban demasiado enfermos para cuidarlos. Aun así, la mayoría de los niños son tratados en casa.

La organización gubernamental Healthdirect proporciona información a los padres cuyos hijos dan positivo en covid-19, pero en ninguna parte se menciona la separación de los padres. Por el contrario, los niños deben quedarse en casa y uno de los padres debe estar en contacto con el médico del niño.

Según el sitio australiano Raising Children Network, a los padres se les recomienda mantener en cuarentena en casa a los niños que se enfermen con covid-19.

Hasta el 14 de septiembre de 2021 se habían aplicado un total de 23.362.740 dosis de vacunas contra el covid-19 en Australia, sumando más de 9 millones de personas con esquemas completos de vacunación, lo que equivale al 43,9% de la población mayor de 16 años, según muestran los datos oficiales .

COVID-19 VACUNAS