Estos tomates no fueron recientemente arrojados en Antioquia, Colombia, sino en Brasil en 2015

Una imagen que muestra cientos de tomates al costado de una carretera ha sido compartida al menos 18.500 veces en redes sociales desde el 19 de abril pasado. Los usuarios denunciaron que los tomates fueron desperdiciados ante la falta de compradores en el departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia. La foto es real, pero fue tomada en enero de 2015 en el estado de Espíritu Santo, suroeste de Brasil.

“En municipios de Antioquia toca botar el tomate porque no hay quien lo compre. #elcamponopara, dice la publicación en Facebook.

#El27EsperoQue esto no se vea, toneladas de tómate desperdiciadas en las vías de Antioquia porq nadie le está comprando a los campesinos...ahí le dejo @MinAgricultura, ahhh pero verdad q ustedes prefieren importar comida q fortalecer el agro colombiano (sic)”, dice otro mensaje en la red social (1) con la misma foto, también compartida en Twitter con mensajes similares.

La imagen también circula con la afirmación de que la escena fue registrada en Venezuela ante la escasez de gasolina. Las publicaciones detallan que ante la imposibilidad de transportar la fruta, ésta se dejó tirada en las calles para que la gente la tomara. 

Captura de pantalla tomada el 30 de abril de 2020 de una de las publicaciones de Facebook

Tirados en Brasil 

Una búsqueda inversa de la imagen en Google lleva a distintos portales de Brasil según los cuales productores rurales en Espíritu Santo dispersaron alrededor de 20.000 cajas de tomate de buena calidad ante la caída de su precio, lo que no compensaba el flete a la capital.

El artículo más antiguo, de enero de 2015, señala que los tomates fueron arrojados “en una carretera del municipio Afonso Cláudio, localizado en el estado del Espíritu Santo, sureste de Brasil.

La nota indicaba que la foto había sido tomada por el pastor de ese municipio, Siegmund Berger, “como una forma de llamar la atención de la población y los líderes políticos sobre el bajo precio de la mercancía, lo que hace inviable la comercialización por parte de los productores”.

AFP Factual se comunicó vía telefónica con Berger, quien confirmó que tomó la foto en enero de 2015 cerca de su casa en el municipio Afonso Cláudio, junto a otras dos fotos similares.

“Esa foto la hice sobre una carretera cerca de mi casa. En ese momento, debido a la caída del precio del tomate, varios productores habían tomado la decisión de tirarlos a la calle. Mi crítica iba a que muchas personas necesitan alimentarse y la decisión de ellos fue tirar el producto sin contemplar la donación de esta mercancía a quienes lo necesitaban”, afirma el pastor.

Otros registros de prensa de esas fechas informaban que productores rurales del municipio de Venda Nova do Imigrante habían descartado alrededor de 20.000 cajas de tomates cerca de la carretera debido a la gran caída en el precio de la fruta. El municipio de Venda Nova do Imigrante está a 55 kilómetros de Afonso Cláudio.

Según dichos reportes, la caída en el precio del tomate era tan significativa que no compensaba el transporte hasta Vitoria, la capital del estado.  

Para ese momento, Dilma Rousseff (2011-2016) iniciaba su segundo periodo presidencial en Brasil en el que anunció nuevas medidas económicas para hacerle frente al bajo crecimiento económico, que registraba su primer déficit comercial en 14 años. En 2014, Brasil cerró el año con una inflación del 6,41 % y diciembre fue el mes que “de mayor incremento de precios para los brasileños en 2014. Según el IBGE, rubros como transportes, alimentos y bebidas y alquiler de vivienda influyeron en el alza”, reportó entonces la AFP.

En conclusión, la imagen no es reciente ni fue tomada en Venezuela. La foto es de 2015 y fue tomada en Espíritu Santo, Brasil, por un pastor. Productores tuvieron que tirar la fruta debido a la gran caída en el precio de ese producto, lo que no justificaba su transporte hacia la capital del estado.