España prohibió en 2006 usar tierras quemadas por 30 años pero los incendios continuaron

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Un meme compartido más de 17.000 veces en redes sociales desde principios de octubre asegura que España prohibió por 50 años desarrollos inmobiliarios en tierras incendiadas” y que esto terminó con los incendios. En realidad, una norma prohibió por 30 años - no 50 como afirman las publicaciones - en 2006 las actividades no forestales de terrenos que sufrieron incendios. Pero las estadísticas oficiales revelan que a pesar de ello las hectáreas quemadas siguieron. 

El meme circula en Facebook (1 y 2) Instagram y Twitter (1 y 2) desde octubre pasado, en momentos en que, según datos oficiales, 14 provincias argentinas sufren incendios forestales.  “España prohibió por 50 años desarrollos inmobiliarios en tierras incendiadas y por arte de magia se terminaron los incendios. ¿Y si probamos con hacer lo mismo acá?”, reza. Algunas de las publicaciones incluyen etiquetas como “#ElPuebloContraAlberto”, en referencia al presidente argentino, y “#CordobaEnLlamas”, por los incendios que afectan a esa provincia del centro del país.

Unos días antes, en septiembre, el mismo mensaje ya había empezado a circular pero solamente en formato texto (1, 2 y 3).

Captura de pantalla realizada el 13 de octubre de 2020 de una publicación en Facebook

Una búsqueda inversa de la fotografía sobre la que se incluye el texto revela que fue publicada en el diario La Voz, que señala que fue tomada en 2019 en un incendio en la localidad de La Calera, en la provincia argentina de Córdoba.

Una búsqueda en Google de las palabras claves “ley España tierras quemadas” reveló que en 2015 en ese país se aprobó la modificación de una ley de montes de 2003 y que había sido modificada en 2006 para incluir un apartado que prohibía “el cambio de uso forestal” (entendido como toda actuación que haga perder al monte su carácter de tal), de terrenos que hubieran sufrido incendios por “al menos durante 30 años”, no 50, como asegura el meme.

Sin embargo, al contrario de lo que afirman las publicaciones virales, esta prohibición no implicó que por arte de magia se terminaran los incendios”. Éstos continuaron afectando distintas zonas de monte del país, llegando a niveles récord en 2012

Entre 2006 y 2015, según datos oficiales, en España se quemaron más de un millón de hectáreas. 

Según Greenpeace, España es uno de los países de la Unión Europea más afectados por los incendios forestales, que en más de un 96% son provocados por el hombre.

Tras una serie de modificaciones, en 2015 se aprobó un nuevo texto de la norma, que rige actualmente, que habilita a las comunidades autónomas españolas a hacer excepciones a esta prohibición, “cuando concurran razones imperiosas de interés público de primer orden”, entre otras razones.

Organizaciones ecologistas denunciaron que con la modificación de esta normativa “existe el riesgo de que se vuelvan a provocar incendios para permitir la construcción en zonas quemadas”.

Incendios en Argentina

En lo que va de 2020, 14 provincias argentinas fueron afectadas por incendios, según un informe del Sistema Nacional del Manejo del Fuego. Solo en agosto, las llamas afectaron a más de 242.000 hectáreas, de acuerdo con el Informe Nacional de Peligros de Incendios de Vegetación publicado en septiembre por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. 

Ante esta situación, legisladores del oficialista Frente de Todos presentaron un proyecto para limitar el uso privado y comercial de tierras incendiadas. El texto prevé prohibir el uso de superficies afectadas por incendios por plazos de 30 y 60 años.

En conclusión, es falso el meme que asegura que España prohibió por 50 años los desarrollos inmobiliarios en tierras incendiadas y por lo tanto acabó con el problema. En 2006 una norma prohibió en ese país “el cambio de uso forestal” de terrenos que hubieran sufrido incendios por “al menos durante 30 años”, no 50. Sin embargo, los incendios siguieron durante los años posteriores. Además, esta ley fue flexibilizada en 2015 para habilitar excepciones a esa prohibición.

 
Nadia Nasanovsky