En Uruguay al menos dos mujeres murieron por abortos clandestinos tras la aprobación de la ley

Después de que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, se refiriera al tema del aborto en una conferencia de prensa reciente, en redes sociales circula que tras su despenalización en el país, no hubo más muertes por esa práctica. Sin embargo, al menos dos mujeres murieron por abortos fuera del sistema de salud desde 2012, según la información oficial a la que accedió AFP Factual.

“No vamos a dejar que atropellen nuestros derechos en materia de salud sexual y reproductiva. Desde que se despenalizó parcialmente el aborto en el año 2012, en Uruguay disminuyó a cero el índice de muertes de mujeres a causa de abortos clandestinos”, dice una publicación en Facebook del 4 de mayo de 2020 que ha sido compartida más de 2.700 veces. También circularon afirmaciones similares en Twitter (1, 2, 3).

El texto refiere a la conferencia de prensa brindada ese día por el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, donde se le consultó si mantendrá la despenalización del aborto, que rige en el país desde fines de 2012 para antes de las 12 semanas de embarazo. 

En esa conferencia, el mandatario respondió que había que tener una "política de desestímulo de los abortos” y que si bien “es una ley vigente”, sin “perjuicio de eso, nosotros tenemos una agenda provida”.

Captura de pantalla hecha el 5 de mayo de 2020 de una publicación en Facebook

Los dichos de Lacalle Pou, que asumió la Presidencia el 1 de marzo de 2020, generaron críticas desde el partido opositor Frente Amplio y de colectivos feministas. 

Por ejemplo, el diputado Gerardo Núñez, tuiteó el 4 de mayo: “Decían que iba a ser un gobierno ‘desideologizado’, sin preconceptos. Pero el presidente dice que tienen una agenda provida. Durante 5 años no murió ninguna mujer por aborto mediante ley IVE. ¿Por qué habría que revisar un derecho que protege la vida de las mujeres más pobres?”.

Casos en condición de riesgo

Desde que entró en vigencia la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que despenaliza el aborto, en noviembre de 2012, hubo seis muertes por abortos realizados en Uruguay, cinco de ellas en condición de riesgo, de acuerdo a los datos ofrecidos por el Ministerio de Salud Pública (MSP) tras un pedido de acceso a la información pública de AFP Factual.

En la respuesta al pedido, el MSP explica que la “condición de riesgo” agrupa “no sólo a los fallecimientos por abortos fuera del marco de la ley, sino también a los fallecimientos post-aborto espontáneo y terapéutico; no surgiendo discriminación respecto a los mismos en las bases de datos del Área de Salud Sexual y Salud Reproductiva”.

Según los datos proporcionados, los casos de muertes en condiciones de riesgo ocurrieron: uno en 2013, otro en 2014, uno en 2016 y dos en 2017. Además, en 2018 se produjo un fallecimiento materno en una interrupción del embarazo realizado dentro del marco de la ley

Leonel Briozzo, médico ginecotocólogo docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, Udelar (Uruguay) y exsubsecretario de Salud (2010-2015), señaló a AFP Factual que “la IVE es algo muy seguro, más segura que tener un parto normal, pero el riesgo de morir existe, tanto en el aborto como en el parto”.

Según informó a AFP Factual el Ministerio de Salud Pública, dos de esas muertes riesgosas (en 2013 y en 2016) se produjeron por abortos realizados fuera del sistema de salud. 

La directora de la organización Mujer y Salud Uruguay (MYSU), Lilián Abracinskas, confirmó a AFP Factual que en sus registros contabilizaban dos fallecimientos por abortos clandestinos.

Francisco Coppola, ginecólogo y profesor agregado de la clínica Ginecotocológica A de la Universidad de la República y expresidente de la Sociedad Ginecotocológica del Uruguay, dijo en una anterior verificación de AFP Factual en 2019: “Muertes [NDLR: por abortos clandestinos] hubo. En 2013 hubo una y en 2016, otra. Fueron casos marginales, los dos se dieron fuera del sistema de salud”, aclaró Coppola y explicó: “un nivel muy bajo para la estadística”, se debieron a “complicaciones de abortos realizados fuera de la ley”

El ginecólogo destacó que en Uruguay, después de la aplicación de la ley que despenalizó el aborto dentro del plazo de las 12 semanas, la mortalidad materna bajó un 50%. 

Por otra parte, una portavoz del MSP de Uruguay señaló a AFP Factual que no se lleva un “índice” de muertes por abortos clandestinos, por lo que es imposible obtener ese dato estadístico, como afirma la publicación viral.

Los expertos consultados coinciden en que los abortos ilegales comenzaron a disminuir desde que en 2001 empezó a trabajar el grupo Iniciativas Sanitarias contra el aborto provocado en condiciones de riesgo.

En 2001, la tasa de mortalidad materna en Uruguay era de 36,6 cada 100.000 nacidos vivos. En 2018, el último dato disponible al cierre de esta publicación, fue de 14,9, incluyendo un descenso de 3,7 respecto a 2017, cuando la tasa era de 18,6.

Según los registros del MSP a los que tuvo acceso AFP Factual, entre 2001 y 2012 las muertes maternas por abortos realizados en condición de riesgo fueron 29 frente a 6 registradas desde que se comenzó a implementar la Ley IVE.

Briozzo señaló que “el funcionamiento de la politica pública de IVE es de bueno a muy bueno, habiendo dificultades en la consulta de IVE4, que es la etapa de control posterior al aborto, para orientar sobre la anticoncepcion para evitar otro embarazo no deseado”.

Gráfica proporcionada por el MSP de Uruguay el 3 de junio de 2020

Abracinskas señaló que en la actualidad “hay gente fuera del sistema” de la Ley IVE. Por ejemplo, “toda mujer migrante con menos de un año de residencia queda fuera”, porque el artículo 13 de la ley establece que la interrupción voluntaria del embarazo es aplicable solo a mujeres uruguayas, ciudadanas legales o extranjeras que puedan acreditar residencia en el país durante al menos un año.

A su vez, varios artículos de prensa (1, 2) han señalado las complicaciones a las que se han enfrentado para abortar las mujeres que viven en el interior del país, debido al alto número de médicos que declararon “objeción de conciencia”. Coppola explicó a la AFP que el departamento de Salto (norte) es “el lugar con más obstáculos”, donde los objetores llegaron a ser el 100% de los médicos habilitados cuando se puso en práctica. “Hay gente que obstaculiza la aplicación de la ley de forma lateral, no haciendo ecografías o no yendo a policlínicas”, señaló.

En conclusión, es falso que desde que en Uruguay se despenalizó la IVE desaparecieron las muertes maternas por abortos clandestinos.  Aunque sí disminuyeron de forma considerable, hubo al menos dos mujeres que fallecieron por abortos fuera del sistema de salud.