Mexican presidential candidate Andres Manuel Lopez Obrador, speaks to supporters during a campaign rally in Uruapana, Michoacan state, Mexico, on June 08, 2018 ahead of the upcoming July 01 election. / AFP PHOTO / ENRIQUE CASTRO (AFP / Enrique Castro)

¿En los últimos 20 años México ha pasado del lugar 60 al 135 en corrupción a nivel mundial como lo dijo Andrés Manuel López Obrador? La información no es exacta

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

El candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró durante el tercer y último debate que uno de los grandes problemas de México es la corrupción y que el país ha empeorado su calificación en los últimos 20 años al pasar del lugar 60 al 135 a nivel mundial. México sí ha deteriorado su calificación en la materia; sin embargo, los datos no se pueden comparar.

Andrés Manuel López Obrador, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, y quien lidera las encuestas de cara a las elecciones del 1 de julio, hizo referencia a los datos de la organización Transparencia Internacional que en su reciente reporte sí coloca a México en la casilla 135 de 180 países analizados.

Datos de la misma organización indican que hace 20 años, en 1997, México se encontraba en la casilla 47 de 52 países evaluados en ese momento; por lo que el dato presentado por Andrés Manuel López Obrador, es incorrecto. Pero, no solo eso, las cifras no se pueden comparar porque el criterio para llegar al resultado no es el mismo, así como tampoco el número de países contabilizados en los diferentes años; por lo tanto, la aseveración del candidato a la presidencia es imprecisa.

Transparencia Internacional especifica que los datos de 2017 solo son comparables con años siguientes al 2012. “Cada país que haya sido evaluado con la escala implementada en 2012 puede compararse con los datos que se registraron a partir de ese año”.

En el documento titulado Índice de Percepción de Corrupción 2012: una nueva metodología se indica que “con la nueva técnica es muy claro que la puntuación de 2011 y años previos no son comparables con los registros de 2012 y siguientes”.

En 2012, México se colocó en el sitio 105 de 174 países evaluados.

Transparencia Internacional es la principal y más grande organización a nivel mundial que se encarga de realizar los índices de percepción de corrupción donde se analizan aspectos como el gobierno abierto, rendición de cuentas, libertad de expresión, transparencia, y nivel de acceso a los servicios públicos.

La corrupción en México

A nivel nacional, en México, es el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el que se encarga de analizar la percepción de la corrupción. Su análisis se divide en dos encuestas, una realizada a ciudadanos y otra a empresas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2017, los costos que se generan a nivel gubernamental por la presencia de actos de  corrupción se estiman en 7 218 millones de pesos; lo que equivale a 2 273 pesos en promedio por cada mexicano.

Los mexicanos encuestados aseguraron que los trámites donde vivieron más “experiencias relacionadas con la corrupción” fueron al intentar abrir una empresa, acceder a servicios municipales y el pago de tenencia o impuesto vehicular. Mientras que, las autoridades de seguridad pública fueron las más señaladas, por parte de los ciudadanos, de realizar dicho tipo de prácticas.

El otro análisis que realiza el Inegi es la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE). En su última versión (2016) se indica que todas aquellas empresas que fueron víctimas de la corrupción aseguraron que las causas por las que se producen dicho tipo de actos fue: 64.6% por agilizar trámites, 39.4% para evitar multas o sanciones y 30.7% para obtener licencias o permisos.

El costo de incurrir en un acto de corrupción por parte de una empresa en México se estima en 1.6 mil millones de pesos.

Si bien es cierto que en 2017 México se colocó como uno de los países más corruptos de Transparencia Internacional, uno de los datos proporcionados por Andrés Manuel López Obrador no es real y la comparación de datos no se puede realizar.

AFP México