Fans of Mexico's football team celebrate during a public event at the Zocalo Square in Mexico City, on June 17 2018, during the start of the Russia 2018 World Cup Group F football match between Germany and Mexico. / AFP PHOTO / RODRIGO ARANGUA (AFP PHOTO / RODRIGO ARANGUA)

¿Provocaron un sismo los saltos de los mexicanos tras el júbilo del gol en el partido contra Alemania durante el Mundial 2018? Es falso

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

La información que se originó tras el tuit de una organización civil fue tomada como cierta y replicada en medios mexicanos e internacionales.

Un tuit, 9 minutos después del gol del mexicano Hirving “Chuky” Lozano, dio la vuelta al mundo. La información aseguraba que se había registrado un “sismo artificial” en la Ciudad de México debido a “los saltos masivos” de la afición, tras el marcador que volvió a México el campeón del encuentro del balompié sobre Alemania. Pero no hay registros oficiales que sustenten la información retomada por la prensa internacional.

Xyoli Ramírez Campos, doctora especialista del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e integrante del Servicio Sismológico Nacional, asegura a la AFP que los saltos de grandes multitudes pueden reflejarse en vibraciones leves en las lecturas de un sismógrafo pero no en picos que indiquen un verdadero movimiento telúrico como lo es un sismo.

“Por ejemplo, cuando hay un partido de futbol de los Pumas –grupo de futbol mexicano que representa a la UNAM– en el Estadio Universitario, con más de 60 000 personas que celebran al mismo tiempo, saltando al ritmo de la porra, se crea una señal que sí es perceptible en kilómetro y medio a lo lejos pero ésta sigue reflejándose como vibraciones en un sismograma (gráfico) y no como un movimiento telúrico como lo es un sismo”, explica Xyoli Ramírez Campos.

Según Carlos del Ángel, director del Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C., la asociación civil que publicó el tuit, un “sismo artificial” puede ser “cualquier movimiento que responda a la actividad humana”.

La especialista del Servicio Sismológico Nacional, sostiene que el término “sismo artificial” no existe para denominar el impacto que tiene el movimiento cotidiano de la gente en las ondas perceptibles solo por un sismógrafo.

De acuerdo con estudios de Colombia y Perú, el concepto “sismo artificial” hace referencia a movimientos telúricos producidos por el ser humano a través de detonaciones de bombas, que, por lo menos, tienen una profundidad de dos kilómetros.

En México el encargado de proveer la información oficial sobre sismos o movimientos telúricos es el Servicio Sismológico Nacional, que trabaja en conjunto con la UNAM. Y este en ninguna de sus cuentas ni su página oficial tiene registro de que se haya presentado un sismo en la Ciudad de México el pasado 17 de junio, día en que se celebró el partido contra Alemania. Tampoco existe anotación alguna por parte de la aplicación especializada Sky Alert.

El tuit publicado por el “Departamento de sismología y vulcanismo” del Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas tiene, hasta el momento, 40 227 “me gusta” y 29 266 retuits. En Facebook la publicación ha tenido 220 reacciones y se ha compartido 549 veces. La cuenta de Facebook de dicho Departamento tiene más de 25 000 seguidores; en Twitter, 24 000.

El impacto de la publicación no se quedó solo en las redes sociales. Distintos medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales retomaron la información falsa como cierta.

La especialista explica a la AFP que la fotografía mostrada en la publicación en redes sociales refleja un pico que no corresponde con una vibración.

“En el caso de que la imagen fuera verdadera, el registro del movimiento tuvo que hacerse cercano a un grupo muy específico de personas saltando; sin embargo, no representaría la reacción de todos los pobladores que festejaron el gol en toda la Ciudad de México”, agregó Xyoli Ramírez Campos.

Al ser cuestionado al respecto, Carlos del Ángel aseguró a la AFP que la fotografía es original y hace referencia al registro que se obtuvo en uno de los “dos sismógrafos a los que el Instituto tiene acceso y que se encuentran en el sur y oriente de la Ciudad de México”.

Al realizar la evaluación de las especificaciones de la fotografía se puede notar que los datos sismológicos, al menos los de la última gráfica, fueron tomados por una de las unidades del Servicio Sismológico Nacional en Tlapa, en el estado de Guerrero, una entidad que se encuentra a más de 340 kilómetros de distancia de la Ciudad de México.

El sitio de internet del Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C. fue creado el 29 de noviembre de 2016 en la Ciudad de México. En él se asegura que pertenece a la “Agencia de Monitoreo Atmosférico Global”. La especialista Xyoli Ramírez Campos consultada por la AFP afirma que ella y sus colegas desconocen de dónde salieron “porque no es un sitio conocido en el ámbito sismológico del país”.

Carlos del Ángel, quien dice ser  licenciado en metalurgia por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), afirma que el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas se encuentra trabajando con la UNAM y el Politécnico en “un módulo suborbital para intentar encontrar algunas variaciones en el campo magnético terrestre antes de un evento sísmico importante”.

Xyoli Ramírez Campos, integrante del Servicio Sismológico Nacional aseguró a la AFP que el Instituto de Geofísica de la UNAM no mantiene ninguna relación o proyecto con Carlos del Ángel y sostiene que uno de los textos publicados en el portal iigea.com es un plagio de un artículo de investigación co-escrito por ella.

Si bien es cierto que el término “sismo artificial” existe, este no es empleado para denominar las vibraciones que pueden causar los saltos de un grupo de personas. Aunque los saltos sí puedan ser perceptibles para un sismógrafo, no pueden provocar un sismo.

*Nota al lector: Este texto se modificó para precisar que solo la última gráfica de la imagen del sismograma (y no toda) corresponde a una de las unidades del Servicio Sismológico Nacional en Tlapa, en el estado de Guerrero.

AFP México