El video es de un ataque a una empresa agrícola en 2017 en Brasil, donde no hay antenas HAARP

Un video que ha sido compartido miles de veces en redes sociales afirma que muestra un ataque contra antenas del proyecto estadounidense HAARP en Brasil. Pero las instalaciones de este programa, que algunos consideran fue creado para “controlar el clima”, no se encuentran en ese país, sino en Alaska, Estados Unidos. Las imágenes en realidad corresponden a un acto de vandalismo de noviembre de 2017 contra postes eléctricos y transformadores de una empresa agrícola en el estado de Bahía.

“¿Querías esperanzas? Aquí las tienes. EN BRASIL LA GENTE DESTRUYE CON SUS PROPIAS MANOS LAS ANTENAS HAARP”, dice una publicación compartida más de 6.200 veces en Facebook desde octubre de 2019, y que volvió a circular en los últimos días. El video con dicha afirmación, publicados por primera vez en diciembre de 2017, también han circulado en Twitter en español y en inglés (1, 2), y en YouTube.

Captura de pantalla de la publicación en Facebook realizada el 11 de mayo de 2020

El Programa HAARP

HAARP corresponde a las iniciales de High-frequency Active Auroral Research Program (Programa de Investigación de Aurora Activa por Alta Frecuencia).

De acuerdo con su sitio web, alojado en la Universidad de Alaska Fairbanks, “el programa [...] es un esfuerzo científico destinado a estudiar las propiedades y el comportamiento de la ionósfera”.

Mediante una instalación transmisora de alta potencia, los investigadores de HAARP causan en esa capa atmosférica perturbaciones pequeñas y controladas, similares a las que ocurren en la naturaleza, para así “comprender mejor los procesos que ocurren continuamente bajo la estimulación natural del sol”.

Las instalaciones se encuentran cerca de la ciudad de Gakona, en Alaska, y constan de 360 transmisores de radio y 180 antenas.

En el sitio se explica también que “entre 1990 y 2014, HAARP fue un programa administrado conjuntamente por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y la Armada de Estados Unidos”. “Su objetivo era investigar las propiedades físicas y eléctricas de la ionósfera de la Tierra, que pueden afectar nuestros sistemas de comunicación y navegación militares y civiles”, añade. En agosto de 2015, la Fuerza Aérea transfirió la propiedad de equipos e instalaciones a la Universidad de Alaska Fairbanks.

Desde sus inicios el proyecto HAARP ha estado en el centro de numerosas teorías conspirativas. Se ha dicho que las antenas han causado desastres naturales como el terremoto en Japón en 2011 o el huracán Sandy en 2012, que podrían “controlar la mente” y también el clima, algo que teorías similares le adjudican a las antenas 5G.

Respecto de esta última denuncia, el sitio web del programa explica que “el sistema HAARP es básicamente un gran transmisor de radio”. Y agrega que “las ondas de radio en los rangos de frecuencia que transmite HAARP no se absorben ni en la troposfera ni en la estratosfera, los dos niveles de la atmósfera que producen el clima de la Tierra. Como no hay interacción, no hay forma de controlar el clima”.

El video

Utilizando la herramienta InVid-WeVerify*, AFP Factual encontró la primera publicación del video viral el 5 de noviembre de 2017, acompañado de la leyenda: "Fazenda em Correntina (BA) invadida e tendo suas instalações destruídas por vândalos" ("Hacienda en Correntina (BA) siendo invadida y sus instalaciones destruidas por vándalos").

Con los datos de esa publicación, AFP Factual realizó una búsqueda por palabras clave en Google, que condujo a un artículo del 7 de noviembre en el portal de noticias de Brasil G1, que incluye el video viral. El artículo explica que los hechos ocurrieron en la empresa agrícola Igarashi en Correntina, estado de Bahía, en el noroeste de Brasil.

Comparación de capturas de pantalla de videos en Facebook. A a izquierda, el video de la publicación viral. A la derecha, antenas HAARP en Alaska, Estados Unidos

El 4 de noviembre de 2017, un día antes de la primera publicación del video, la firma Igarashi divulgó una nota en la que señaló que sus instalaciones en Correntina "fueron ilegal y arbitrariamente invadidas por individuos que, rompiendo cercas, prendiendo fuego a sus instalaciones, destruyendo maquinaria, todo el sistema de energía, tractores, amenazando a sus colaboradores, promovieron un acto de vandalismo".

En resumen, el video no muestra un ataque contra antenas HAARP en Brasil. Si bien las imágenes fueron filmadas en Correntina, estado de Bahía, corresponden a un ataque contra instalaciones eléctricas de una empresa agrícola. El programa HAARP y sus antenas tienen sede en Alaska, Estados Unidos, y no se encuentran en el país latinoamericano.

*Una vez instalada la extensión InVid-WeVerify en el navegador, se hace clic derecho sobre la imagen y el menú que se despliega ofrece lanzar una búsqueda de la misma en varios navegadores.

Ana Prieto
AFP Argentina