El video del aborto guiado por ecografía es de una película impulsada por una organización antiaborto

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Un video que lleva sobreimpresa la leyenda “Esto es un aborto. Esta es la verdad”, compartido más de 600.000 veces en redes sociales desde el 4 de mayo de 2019, volvió a circular en noviembre de 2020 en el marco del debate por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina. Pero las imágenes no son de uno de estos procedimientos sino de una película impulsada por activistas antiaborto. Además, varios ginecólogos consultados por la AFP explicaron que, contrario a lo que el material busca demostrar, un feto de 13 semanas no puede sentir dolor.

El video fue compartido cientos de miles de veces en Facebook (1, 2 y 3) y Twitter (1, 2 y 3). “Esto quieren legalizar!!!”, rezan algunas entradas. La secuencia, de poco más de 3 minutos, muestra imágenes de un supuesto aborto quirúrgico guiado por ultrasonido. En ellas se observa a un feto que se contrae reiteradas veces antes de ser aspirado.

Captura de pantalla realizada el 11 de diciembre de 2020 de una publicación en Facebook

Aunque circula desde 2019, el video volvió a viralizarse a fines de noviembre de 2020 después de que el presidente argentino, Alberto Fernández, enviara al Congreso un proyecto de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que obtuvo media sanción el 11 de diciembre pasado. 

Publicaciones similares también circulan en francés y en portugués.

No planeado

Una búsqueda inversa* del video arroja que las escenas son en realidad parte de la película "Unplanned" (No planeado) que fue estrenada el 29 de marzo de 2019 en Estados Unidos, cuando varios estados en ese país buscaban limitar el derecho al aborto.

Pese a que el filme contó con pocos recursos y a una difusión limitada en cines estadounidenses, tuvo éxito en la taquilla. Una semana después de su lanzamiento recaudó 8,6 millones de dólares.

"Unplanned" cuenta la historia real de Abby Johnson, exdirectora de un centro de Planned Parenthood —la mayor organización estadounidense de planificación familiar— en Bryan, estado de Texas, que se convirtió en activista antiaborto luego de intervenir en un procedimiento quirúrgico guiado por ultrasonido. 

Todo cambió el 26 de septiembre de 2009 cuando se le pidió a Abby que ayudara con un aborto guiado por ultrasonido. Ella vio con horror como un bebé de 13 semanas luchaba y finalmente perdía su vida a manos del abortista”, se lee en el sitio web de Johnson.

¿Un video realista?

Las escenas viralizadas supuestamente reflejan ese momento. Sin embargo, una investigación de la revista Texas Monthly reveló una serie de inconsistencias en la historia sobre el aborto que cuenta Johnson.

La más relevante es que la clínica de Texas que dirigió no tiene registro de una intervención que coincida con la descrita por Johnson en su fecha, ni en edad del feto, ni en el perfil de la paciente.

Además, cuatro médicos consultados por la AFP expresaron sus reservas sobre la verosimilitud de las escenas.

Ángeles Capresi, ginecóloga miembro de la comisión directiva de AMAdA (Asociación Médica Argentina de Anticoncepción), dijo a AFP Factual: “Son imágenes falaces que tienen maliciosidad e intencionalidad”, y destacó que en Argentina “más del 80% de las interrupciones de embarazo se hacen con procedimientos medicamentosos que producen contracciones y una expulsión como si fuera de un aborto espontáneo”.

La especialista destacó que cuando se realizan maniobras instrumentales son por aspirado manual endouterino (AMEU), no por aspiración eléctrica como se ve en el video. “Este no es un método usado en nuestro país. Además, el aspirado manual endouterino no se hace con control ecográfico. Se realiza sin anestesia o con una anestesia local por infiltración en el cuello del útero y por supuesto con sedantes y analgésicos para que la mujer no padezca dolor ni tenga sensaciones desagradables”, detalló Capresi.

En el mismo sentido, Bernard Hédon, jefe de ginecología del Hospital Universitario de Montpellier, en el sur de Francia, expresó: “Para mí estas imágenes no son del todo irreales, pero sí creo que fueron seleccionadas intencionalmente para asustar a las mujeres”.

El video da a entender que los movimientos del feto se deben al dolor que siente, sin embargo Hédon explicó: “durante un aborto el feto puede tener movimientos repentinos, como ocurre durante el embarazo, pero no significa en absoluto que sienta dolor”. El ginecólogo destacó que “en circunstancias normales hay fetos que presentan mucho movimiento”.

Para Sophie Gaudu, ginecóloga y jefa de la Unidad de Planificación Familiar y Aborto del Hospital Bicêtre, cerca de París, cuando se introduce una cánula, en realidad se sacude el saco del óvulo y hace que el embrión se mueva, pero sentir dolor, lo que se denomina ‘nocicepción’, no ocurre antes de las 20 semanas”.

De hecho, “es sabido que para la semana 13 un embrión aún no ha desarrollado sus centros de dolor”, explica Israël Nisand, ginecólogo obstetra y presidente del Colegio Nacional de Ginecólogos y Obstetras Franceses (CNGOF), quien agregó que esos centros no “se presentan hasta las 22 semanas de amenorrea [ausencia de menstruación durante más de 3 meses en una mujer con ciclos regulares]”.

“Las tomas que se alternan en la pantalla de una cara llorando son usadas para sugerir que hay dolor, se quiere jugar con lo emocional, es la típica clase de película de las organizaciones que quieren convencer al espectador de que el aborto es malo. Las imágenes están hábilmente diseñadas y montadas para asustar a las mujeres”, agregó Hédon.

Capresi aseveró que los movimientos que se observan son movimientos reflejos en el líquido amniótico” y que “es malicioso darles intencionalidad, interpretarlos como movimientos voluntarios, ponerles la intención de ‘se escapa’ o ‘grita’”. Para la ginecóloga argentina, las imágenes “tergiversan la situación y la realidad del aborto instrumental, que no tiene nada que ver con eso”. 

Miles de mujeres llevan pañuelos verdes exigiendo la legalización del aborto en Argentina, en Buenos Aires el 19 de febrero de 2020 (Ronaldo Schemidt / AFP)

¿Quién está detrás de la película?

"Unplanned" fue realizada por dos cineastas cuyas posturas son contrarias al aborto. Eso es lo que señala el sitio oficial de la película: El aborto no es un ‘pecado imperdonable’. El Señor ofrece misericordia, gracia y perdón que llevan a la cura y restauración de la identidad. Nuestro deseo es que esta devoción sea el catalizador que inicie un viaje de sanación personal para todo aquel que ha sido afectado por el aborto”.

La película se distribuye en Estados Unidos por Pure Flix, una compañía de producción relacionada con el cristianismo evangélico, frecuentemente promocionada como el “Netflix de los cristianos”.

Pure Flix es un estudio de cine que produce, distribuye y adquiere películas centradas en Cristo. Nuestra META es influir en la cultura Global de Cristo, a través de los medios de comunicación. Nuestra MISIÓN es ser líder mundial en producción y distribución de medios religiosos y familiares. Desde el día uno estamos esforzándonos en hacer la diferencia en Su nombre, indica Pure Flix en su página de inicio.

De igual manera, la asociación cristiana en contra del aborto 40 Días por la Vida estuvo vinculada al proceso de creación del filme y fue consultada en cada etapa, según esa institución, que asegura ser “el movimiento provida más grande en las historia a nivel internacional, que ayuda a las personas en comunidades locales a poner fin a la injusticia del aborto”. 

Su nombre figura en la página web de la película, que cita a su director ejecutivo, Shawn Carney, elogiando el libro que se editó como acompañamiento de la cinta.

En conclusión, las imágenes viralizadas no muestran un aborto real guiado por ecografía. Son escenas de una película estadounidense realizada por una productora procristianismo que intenta transmitir un mensaje contrario al aborto.

* Una vez instalada la extensión InVid en el navegador Chrome, se hace clic derecho sobre la imagen y el menú que se despliega ofrece lanzar una búsqueda de la misma en varios navegadores.